Ir al contenido principal

La acreditación de su sede en Miami muestra la firmeza con que avanza la refundación de la Universidad Autónoma del Caribe

Sede Miami, Florida
Por John Acosta

El dicho es muy popular, pero viene como anillo al dedo para los hechos vertiginosos que ha vivido la Universidad Autónoma del Caribe en su proceso histórico reciente: nunca es más oscura la noche cuando está a punto de amanecer. Y es que la claridad meridiana que hoy irradia a este ícono de la educación superior del Caribe colombiano fue antecedida por la más tenebrosa oscuridad: tanto estudiantes como funcionarios, pasamos de esconder el carné que nos denunciaba nuestra procedencia sombría a portar orgullosos en nuestro pecho, ahora henchido de honor, la identificación que nos catapulta como ilustres representantes de lo que nunca debió dejar de ser: Autónoma del Caribe, la Universidad. Es decir, lo que estamos disfrutando ahora es la miel que unos cuantos osos perversos fallaron en tratar de arrebatarle a la fecunda colmena de este recinto universitario.


Incluso, de noche, también ilumina la nueva universidad
Mientras unos cuantos directivos perversos insistían en no dejarnos salir de las tinieblas, a donde nos condujeron sus desmedidas ansias, los encargados de la academia pura resistimos a la feroz borrasca hasta que apareció el faro que nos llevaría hacia las aguas cristalinas del saber profundo. Nadie en Colombia, a excepción de los acólitos de esos directivos de apetitos voraces, quienes todavía acechan esperando  la más mínima oportunidad para intentar dar otro zarpazo que les devuelva su mundo de impunidad, nadie en nuestro país, repito, es capaz de negar la tranquilidad y seguridad que le dio a nuestra querida Alma Máter el espíritu joven, limpio y emprendedor de un ser humano que venía con una vasta experiencia de capotear diferentes e intensos conflictos en la disímil geografía mundial.

Ramsés Jonás Vargas Lamadrid, rector de la nueva Uniautónoma
Se llama Ramsés Jonás Vargas Lamadrid. Cuando lo vimos dispuesto a no soltar el timonel, a pesar de las tenaces embestidas del oleaje siniestro, decidimos apoyarlo sin reserva. Y la aurora añorada no tardó en aparecer en el horizonte: venía lúcida, transparente, iluminándolo todo con su hálito de esperanza. Hasta los grandes personajes de la vida pública nacional e internacional, que, con razón, evitaron asomarse en el lodazal pestilente que acabábamos de dejar, hacían fila para ser testigos de la transformación y el redireccionamiento de nuestra insigne institución educativa y acompañarnos en el noble propósito de reencausar con precisión el rumbo adecuado.

La refundación es por todos los frentes: desde la urgencia de saldar el enorme déficit de infraestructura, propósito que se ha logrado en un altísimo porcentaje, hasta la alta calidad educativa, en la que el desarrollo profesoral en un pilar fundamental, lo que se ha ido consiguiendo con el robustecimiento del cuerpo docente. En este sentido, es indudable que la Universidad Autónoma del Caribe se ha vuelto mucho más atractiva a nivel nacional e internacional para atraer un equipo de profesores idóneos, como lo afirma la vicerrectora de Docencia de esta institución, Natalia Ruiz Rodgers.

El edificio de postgrado también resplandece a cualquier hora
Otro dicho popular que, claramente, se puede aplicar al caso de la Universidad Autónoma del Caribe es después de la tempestad, viene la calma. Esa calma, por supuesto, es solo en relación con el ignominioso pasado reciente, pues, del resto, todos estamos dándole duro y parejo para conservar la energía reluciente que nos está conduciendo hacia la meta de estar entre las diez mejores universidades de Colombia, lo que nos tiene en un proceso de mejoramiento continuo.

Una muestra del tesón y seriedad con que se ha trabajado en estos dos años es habernos convertido en la en la primera universidad colombiana en recibir la acreditación internacional de calidad en Estados Unidos, por parte de ACICS (Accrediting Council for Independent Colleges and Schools), para nuestra sede en Miami, Florida, Campus que se abrió en agosto de 2012. La Universidad Autónoma del Caribe, Miami Campus, es una institución universitaria americana, que cumple con todos los requisitos legales de los Estados Unidos y cuenta con licencia desde noviembre 18 del 2011, otorgada por la organización del gobierno americano que rige y controla las instituciones y sistema educativo del Estado de la Florida. Ya la Universidad Autónoma del Caribe inició actividades académicas en su sede Miami, convirtiéndose así en la primera institución de educación superior colombiana en impartir clases de modalidad presencial en el extranjero.

La nueva cafetería ofrece variedad de productos
“Esta acreditación garantiza la calidad de los tres programas académicos en el campo de la Administración de Negocios que ofrece la Universidad Autónoma del Caribe en su campus del Sur de la Florida, UAC Schoool of Global Management, en los niveles Associate, Bachelor y Master en Management”, expresó el rector, Ramsés Vargas Lamadrid. “Esto impactará no solo a la población estudiantil en Estados Unidos sino a la barranquillera porque tendrán la oportunidad de hacer su último semestre en Miami y hacer sus prácticas en las empresas norteamericanas”, destacó el rector.

Uniautónoma también promoverá los cambios curriculares que se requieran en nuestros programas de pregrado, especializaciones y maestrías en Colombia para que los estudiantes puedan acceder a las titulaciones en Estados Unidos, a través de la UAC School of Global Management, lo cual amplía el abanico de oportunidades de formación de calidad e internacionalización para la comunidad estudiantil.


Definitivamente, despuntó la mañana en la Universidad Autónoma del Caribe. Este amanecer jubiloso está acompañado por el más radiante de los soles, cuyos rayos iluminan el amplio sendero por donde avanza impetuosa la nueva universidad que el Caribe necesita.

Artículos relacionados:
1. Uniautónoma incentiva la creación de una cultura de paz y posconflicto
2. Casa editorial El Tiempo hace alianza con la Universidad Autónoma del Caribe
3. Editorial Uniautónoma publica nuevos libros
4. Uniautónoma conmemora sus 47 años de fundada
5. En pie de lucha, para defender a la Universidad Autónoma del Caribe
6.Carta póstuma del nuevo rector de Uniautónoma al fundador de esta universidad

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bertha Mejía y “Lucía Arjona” sí son primas, pero en la vida real no fueron tan amigas como las muestra la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta

Por John Acosta
Hay que decirlo de una: sí es cierto que Bertha Mejía y “Lucía Arjona” (como la llaman en la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta) son primas también en la vida real, sí es cierto que ambas fueron mujeres de Diomedes Díaz y tuvieron hijos con él, pero lo que no es cierto es que ellas hayan sido tan amigas en su niñez y juventud, como lo muestra la citada novela. Reconozco una vez más que un dramatizado no tiene por qué ceñirse estrictamente a la realidad, pero me veo en la necesidad de aclarar públicamente unos puntos, como ya lo hice un texto anterior sobre El Mono Arjona en la novela (El Negro Acosta en la vida real) para ver si disminuye la romería de llamadas que recibo a diario para preguntarme sobre estos asuntos faranduleros. Hay otros datos en la obra televisiva, alrededor de estas dos mujeres, que tampoco concuerdan.

¿Por qué Arias fue a la cárcel y Santos a la Presidencia, si los "falsos positivos" fueron peores que Agro Ingreso Seguro?

Por John Acosta
Cualquiera sabe que es peor el escándalo de los “falsos positivos” que el de Agro Ingreso Seguro: ambos son una vergüenza, pero en el primero se atentó contra vidas y en el segundo no, aunque sí se robaron dinero de campesinos necesitados. Sin embargo, al momento de hacer justicia, el ministro responsable del primer caso fue premiado con la  Presidencia de la República y el ministro responsable del segundo, pagó dos años de cárcel ¿Qué hay de diferencia entre los dos titulares de esas carteras? Uno contaba (cuenta todavía) con el favorecimiento del diario El Tiempo y el otro no.

Diomedes Díaz nunca se robó a “Lucía Arjona” de una supuesta boda que jamás existió en la realidad

Por John Acosta
La enorme imaginación del libretista de la novela de Diomedes Díaz, me hizo romperme la promesa de no volver a escribir sobre las inconsistencias de este culebrón con la realidad. Supongo que la razón principal de sacrificar el enorme atractivo de la verdad, que en el caso del difunto artista de la música vallenata supera cualquier fantasía de dramaturgo televisivo, es que la programadora RCN quiere curarse en salud y salirle al paso a futuras demandas de los protagonistas reales con los que no llegó a ningún acuerdo económico para la realización de este remedo de biografía. O posibles demandas de los tantos escritores repentinos que corrieron a  publicar la historia de este cantante fallecido.