Entradas

Mostrando las entradas de septiembre 20, 2015

Dios le devolvió a mi pueblo el agua que los políticos le han negado: ojalá dure

Imagen
Por John Acosta Fotos: Fabián Acosta
Cada vez que se desgajaba un aguacero en La Junta, mi abuelo me pedía que me fijara si también estaba lloviendo para Fundación, su parcela del alma. Entonces, yo, para evitar que el agua se metiera al cuarto, medio abría la puerta del aposento y me asomaba, pero no podía ver más de tres metros por la fuerte lluvia. “Sí, y bien duro”, le mentía. Me agradaba ver cómo se ponía de alegre el viejo Tone, como lo llamaban en el pueblo. “Gracias a mi Dios”, me respondía desde su hamaca, en medio de la dicha que lo embriagaba. La vieja Aba, mi abuela, curucuteaba algo en la cocina. Álex, otro de los tres nietos que ellos criaron, y yo esperábamos en la sala a que escampara, sentados en dos asientos de cuero. Apenas dejaba de llover, salíamos a la calle a encontrarnos con los demás niños y empezábamos a hacer figuritas en el suelo mojado, con las ramas secas que encontrábamos. Cuando llegábamos al río, casi siempre la creciente había bajado ya de la Sierra Nev…