Ir al contenido principal

Libertad de opinión: caso de Claudia López en Colombia y Emilio Palacio en Ecuador

En Colombia:
El entonces presidente de Colombia Álvaro Uribe decide nombrar al ex presidente Ernesto Samper como embajador en Francia. Eso desató un tremenda crisis diplomática, pues el ex presidente Andrés Pastrana Arango, en protesta por esa decisión, renuncia a la embajada de Colombia en Estados Unidos: Haga click aquí para leer información sobre el revuelo de ese nombramiento

La columnista e investigadora colombiana Claudia López escribió una columna contra ese nombramiento: Haga click aquí para leer esa columna de opinión

El ex presidente Samper demanda a la columnista por injuria y calumnia: http://www.eltiempo.com/justicia/ARTICULO-WEB-NEW_NOTA_INTERIOR-8796422.html

En todo caso, el juicio contra Claudia López por la denuncia de Ernesto Samper se llevó a cabo: http://www.lasillavacia.com/historia/ernesto-samper-vs-claudia-lopez-lograra-el-expresidente-imponer-su-version-de-la-historia-2

¿En qué termina el proceso judicial contra la columnista?: http://www.flip.org.co/alert_display/0/1927.html

En Ecuador:
En Ecuador, los policías hacen una revuelta en protesta por una ley que le quita unos derechos adquiridos. El presidente Rafael Correa decide ir a dialogar directamente con los sublevados. Lea la cronología de los hechos en este especial del diario ecuatoriano El Universo: (por favor, dele click en Cronología y en cada uno de los ítems de horario que aparecen en esta sección. Luego, dele click a Lo que pasó después, El informe oficial y vítimas) http://www.eluniverso.com/30-s-revuelta-policial/index.php

El periodista Emilio Palacio escribe una columna de opinión sobre esos hechos y la publica en el diario El Unuiverso: http://www.eluniverso.com/2011/02/06/1/1363/mentiras.html

El presidente Rafael Correa demanda a Emilio Palacio y a el diario El Universo. Lea aquí la cronología del proceso: http://www.abc.es/agencias/noticia.asp?noticia=1104916

Ante la condena al periodista y al periódico, los diarios colombianos y la prensa internacional reproducen en simultánea la columna que generó la querella judicial: http://www.eluniverso.com/2012/02/23/1/1355/diarios-colombianos-reproducen-columna-emilio-palacio.html

Puede leer aquí el proceso; publiocado por el propio diario El Universo: http://rafaelcorreacontraeluniverso.eluniverso.com/


Comentarios

  1. 1 caso.
    El comentario en el cual puedo concluir la magnitud tan extensa, difícil y complicada de manejar que abarca el nombramiento de Samper como candidato postulo a la embajada de Francia por parte del presidente de la república Álvaro Uribe Vélez y la renuncia inesperada de Andrés pastrana por la anterior razón es que, deduzco que fue un caso de completo inconforme por parte del ex presidente Andrés Pastrana.
    Debido a esta decisión, se pronunció la renuncia de Pastrana.
    Esta problemática gira en torno a los antecedentes que tiene Samper por el caso 8.000 en los posibles nexos con el narcotráfico, que consta de posibles entradas de dineros ilícitos por los hermanos orejuela (jefes del cartel de Cali).
    Por otro lado, la columnista Claudia López, en una columna publicada en el periódico El Tiempo, se presenta la denuncia a Samper por el caso 8.000 y el asesinato de la “monita retrechera” y el chofer de Serpa.
    Entrando en materia y basándome en los datos planteados anteriormente en un resumen de lo leído en clases, mi comentario es que se hizo valer la libertad de expresión, por parte de los periodistas que defienden el derecho de informar su pensamiento y opiniones, sin necesidad de caer en la injuria y la calumnia.

    ResponderEliminar
  2. Marcia Yanes: caso 1
    Afortunadamente Claudia López fue absuelta de los cargo, pero hay ciertos sucesos que sin duda deberían servirle de reflexión, como por ejemplo “no morder la mano que le da de comer”. Aunque López hizo bien en defender a como dé lugar su opinión debió medir sus palabras al criticar al periódico EL TIEMPO que era donde laboraba, y hasta ese momento no había censurado ninguna de sus publicaciones. Es un poco triste que los periodistas colombianos sean sometidos a la autocensura por miedo a enfrentar este tipo de escándalos con personajes públicos, criminales y políticos de la calaña de Samper.

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. Ana Carolina Vargas12:11 p. m., agosto 18, 2012

    Caso 1, Colombia.
    Desafortunadamente, la información del país siempre se ha venido manejando según la preponderancia de los intereses de los más poderosos, es por este motivo, que al existir una persona capaz de, como vulgarmente se dice, ‘sacar los trapitos al sol’, la revolución y el conflicto se hacen presentes. Particularmente, pienso que las afirmaciones realizadas por la columnista Claudia López, son verídicas, y que lo único que hacen es evocar una época que muchos han querido olvidar, pero que por la magnitud del caso, ha sido imposible hacerlo. Sin embargo, pienso que la manera de expresar sus declaraciones u opiniones no estuvo bien fundamentada, o tal vez no hubo una buena utilización de fuentes que respaldaran sus opiniones en dicha opinión. Por otro lado, las opiniones expresadas con respecto al accionar de EL TIEMPO en el proceso de Agro Ingreso Seguro, a pesar de estar expresando netamente sus opiniones, me parecieron un acto negativo de su parte, debido a que, a pesar de los intereses que pudieron haber manejado este proceso, el sólo hecho de hacer parte de esta casa editora, le obliga a ser más respetuosa al momento de referirse a estas acciones, y al mismo nombre del periódico en cuestión. Apoyo fielmente la importancia que se le da a libertad de opinión, pero esta importancia no puede ser utilizada sin precaución y con el objetivo de dañar a otros.

    ResponderEliminar
  5. Paola Murillo García12:12 p. m., agosto 18, 2012

    En Colombia nunca ha sido de importancia respetar las opiniones de los demás, por eso no es extraño para mí la decisión tomada por el diario EL TIEMPO, quienes obviamente no saben aceptar críticas y que aun teniendo un espacio en sus páginas para publicar la opinión de algunos, no tuvieron lugar para las reflexiones de su columnista. Claudia es absuelta de la demanda del ex presidente Samper lo cual da un poco de esperanza a la libre opinión en Colombia, sin embargo es solo un caso eximido de lo cual nos queda Esperar y confiar en que el periodismo y la libre expresión sean cada día más respetados y que sean menos los silenciados en este país.

    ResponderEliminar
  6. Stefany Rincon:
    1 caso:

    Como es posible que el presidente Álvaro Uribe Vélez, nombra a un personaje como fue el Ex presidente Ernesto Samper sabiendo las pocas cosas que hizo por Colombia ¿ahora ustedes se lo pueden imaginar en Francia?, como llegara hacer la crisis y como quedara representado nuestro país. Ahora resulta que Uribe tiene un corazón tan grande que se quiere solidarizar con el pobre de Samper. Libertad de opinión fue lo que hizo la periodista Claudia López en su columna, frente a lo que ha hecho el pobre del ex presidente Samper, pero ahora resulta que con este artículo le hizo daños personales y familiares. A pesar de que su columna fue tan leída al periódico EL TIEMPO no le importa nada y despidieron a Claudia López, por el gran escándalo con Samper. Para muchos la despedida de López no es justa y que en ningún momento quiso a tentar con EL TIEMPO, como lo hicieron saber las directivas de esta Editorial. Con esto nos queda claro que en Colombia para todos los periodistas la libertad de expresión no existe. Gracias a Dios el juicio fue a su favor y quedo claro que López nunca quiso hablar sobre la privacidad del pobre de Samper.

    ResponderEliminar
  7. La libertad de opinión y expresión en distintos casos.
    Caso Nº 1
    Según la constitución nacional de Colombia las personas tenemos derecho a la libertad de expresión y disfunción su pensamiento y opinión; derecho que para muchos es violado. Como en el caso de Claudia López su libertad de expresión fue censurada; primero por la demanda de Samper y segundo por el despido del periódico El Tiempo, en cierta parte porque al final de cuentas su última publicación para la columna. Al final con el apoyo de (Flip) pudo salir adelante y salir absuelta de culpabilidad. Puedo decir que comparto con la columnista su resistencia y su perseverancia pues nunca se retractó de su publicación, una prueba contundente de su veracidad y cumplimiento de su derecho. Como periodistas e informadores de la sociedad tenemos el deber de mostrar la realidad de lo que se vive en día a día.

    Caso Nº 2
    Según la constitución de la republica ecuatoriana, todas las personas, en forma individual o colectiva, tienen derecho a: Una comunicación libre, por cualquier medio y forma, en su propia lengua y con sus propios símbolos, sin censura previa acerca de los hechos, acontecimientos y procesos de interés general, y con responsabilidad ulterior. Derecho que es vulnerado por la misma ley del estado en este caso el presidente Correa, que lleva el caso de Emilio Palacio a tal extremo que el necesitó pedir asilo político en los Estados Unidos, cuando la columna se publica en Colombia el presidente renovó la acusación y consiguió llevar a la cárcel por tres años a Palacio, para luego en el 2012 retractarse y “perdonar” por el hecho ocurrido años atrás.


    ResponderEliminar
  8. Comentario caso 1

    Considero que el problemático caso generado por la periodista Claudia López y el ex presidente Ernesto Samper es tema de importancia pública que debía ser conocido por la sociedad, teniendo en cuenta que la columna de opinión involucra una figura pública y por lo tanto parte de su privacidad queda expuesta antes la sociedad. De esta manera, la libertad de opinión sobre el tema en cuestión debe prevalecer tanto para los ciudadanos como para las personas que ejercen la profesión periodística. La periodista se enfocó en temas pasados, pero que implicaban directamente el proceder del ex presidente, sin embargo también era fundamental las pruebas de los hechos emitidos para así tener una aseveración irreprochable de lo que había sucedió.
    Por otro lado, la columna escrita en el periódico EL TIEMPO, por la misma periodista nombrada en el suceso anterior, fue un mal acto a mi parecer que cometió, porque está poniendo en tela de juicio el ejercicio periodístico de la casa editorial donde trabajó y no manejó prudencia para exponer los temas que le ocasionaron el despido, debido que a pesar de ser una opinión, no expuso pruebas que asegurar lo que decía.

    ResponderEliminar
  9. Stefany Rincon
    caso 2:
    El periodista Emilio Palacio fue demandado por el presidente Correa porque supuestamente y su columna a firma que en el país todos se cubren los crímenes, la verdad es que eso no es muy difícil de ocultar cuando las pruebas lo comentan todo, pues según lo que dicen las leyes es que toda persona es libre de expresar lo que desee y como lo desee, la cual en este caso y muy seguramente en muchas más el presidente Correa pasa por encima de ellas, así será el miedo del presidente a que se destapen muchas cosas de este país que pidió auxilio a los Estados Unidos por la columna que publico el Periodista Palacio, haciéndolo pagar 3 años de cárcel por lo dicho, para que después se destapara todo lo dicho y el periodista quede sin cargos y siga como si no fuera pasado nada. La pregunta es ¿A dónde quedaron las leyes que se supone que se tienen que respetar?

    ResponderEliminar
  10. Caso 1. En Colombia:
    En el primer caso, la columnista Claudia López, solo cumple con su trabajo de informar a un país entero. Personalmente no creo que al momento de dar su opinión acerca de un tema sea un pecado o algo tan grave como para ser despedida del periódico donde se empleaba, El TIEMPO. Además en esta columna de opinión se ve reflejado que lo dicho esta previamente investiga y organizado por unas series de ideas investigativas. Es evidente que en Colombia tiene más privilegio el “poder político” que el poder y el derecho de informar.

    ResponderEliminar
  11. Derisbel Villanueva P.12:46 p. m., agosto 18, 2012

    Caso 1.
    Desafortunadamente estamos en un país donde importa más la opinión de las personas que tienen poder “político” y no el de las personas como la periodista y columnista Claudia López, quien no hizo más que informar y dar su opinión libremente acerca de un caso de interés público sin limitarse a nada. Todo periodista tiene el derecho de expresarse libremente y no autocensurar la información, es de admirar a la columnista porque no se retractó en nada de lo que dijo y me parece que el despedirla del periódico El Tiempo demuestra que no saben reconocer las críticas y que aun habiendo un espacio en sus páginas para publicar la opinión de algunos no tienen en cuenta la reflexión de sus columnistas.

    ResponderEliminar
  12. Andrea Campo Carriazo12:46 p. m., agosto 18, 2012

    Caso N° 1
    Hoy día, la libertad de opinión es un derecho fundamental de todo ser humano que permite a través de su pensamiento trasmitirla al público en un tema determinado. En el caso de la Claudia López, se ve reflejado la ausencia de tolerancia a la crítica por la publicación en el periódico ‘El Tiempo’ la columna, La reinserción Uribista: del 8.000 al 64.000, en la cual sus afirmaciones sobre el eventual nombramiento del el ex presidente Samper como embajador de Francia, la conllevó a una demanda por el mandatario, donde calificó las afirmaciones como calumnia, injuria y a la vez deshonra, tanto personal como familiar.
    Es claro, que todo periodista como lo indica el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia de 1991, dice que toda persona tiene la libertad de expresar y difundir su pensamiento u opiniones por un medio masivo de comunicación. Por consiguiente, lo anterior nos permite afirmar que Claudia López no tenía elementos suficientes para que aceptar los cargos y la hace una mujer perseverante por hacer valer su libertad de opinión.

    ResponderEliminar
  13. El caso de Claudia López es de cierta manera indignante. Lo que sucede con la coerción de la libertad de opinión, es un hecho que cada vez más se ve por falta de tolerancia y respeto a los pensamientos de los demás o por poco conocimiento para diferenciar entre una noticia o columna de opinión. Una persona pública debe tener claro que su vida siempre va a girar en torno de una sociedad regida por la verdad y la ética. Aplicar un derecho fundamental de la constitución política de tu país, en este caso Colombia (art. 20), no es un delito es una asistencia a la justicia, una justicia hacía la libertad de expresión y a la verdad que todos como ciudadanos merecemos.


    Quizás no puedo hablar con mucha propiedad acerca del caso de Emilio Palacio por ser de un país diferente, pero lo que si tengo claro y puedo anunciar con pertenencia es que la información, el periodismo y la libertad de expresión u opinión no tienen fronteras, no tienen límites. Existen muchas morales, y hasta justicias injustas para otros, pero algo si es seguro y es que la ética es una sola por lo tanto es universal. Tratar de callar, es cohibir, y cohibir es manipular, por lo tanto ninguna información será veraz y objetiva. El columnista Emilio Palacio, quizás utilizó un “lenguaje” brusco en su columna de opinión. Tanto Palacio como Correa cometieron errores, para ambos tuvo que haber justicia, sin embargo ésta se aplicó a un solo lado. Independientemente de estarme formando como periodista, puedo decir que “tirar” la prensa contra la pared, y omitir la importancia de la libertad de expresión, es cerrar poco a poco la justicia para la definición que le dan unos cuantos. Una opinión no es más que un pensamiento sensitivo plasmado en lo “físico”, no es atentar, es ser directos, claros y relativamente "sinceros".

    ResponderEliminar
  14. En el primer caso es notable como el poder trata de obstaculizar la opinión de Claudia López, una periodista que plasmó en el contexto de una columna sus pensamientos. Me doy cuenta que no importa que tan difícil sea enfrentar esos obstáculos debemos seguir, porque sus pensamientos, su opinión valió la pena, y hoy los que entramos al nuevo campo periodístico creemos en que nuestros derechos también se cumplirán. López reconoció todo lo que había escrito, pero por poco, casi le ganan. Aquí es implementado artículos de la constitución política colombiana que hace referencia, en que una cosa es dar a conocer sus pensamientos, y otra es tratar de dañarle la reputación a alguien. Por esto yo estoy con la valiente López.
    En el segundo caso el presidente Rafael Correa somete a juicio al columnista Emilio palacio por su columna. Aunque pienso que las críticas que hizo fueron fuertes, no midió las palabras al momento de redactar, y debía abstenerse a las consecuencias. Lo bueno en este caso es ver la manera como los medios de comunicación hacen red, para hacer publicó que a todos nos compete en cuanto a la libertad de prensa, expresión y opinión se trate. Pero hay que tener en cuenta que el poder no puede manipular un sistema de comunicación (El Universo).

    ResponderEliminar
  15. Anayancy Vidal

    Primer comentario:
    Caso No 1
    El caso de la libertad de expresión, se encuentra evidenciado en su gran mayoría en el campo del periodismo. Con lo que acabamos de leer, para nadie es un secreto que el término libertar es parcialmente protegido por la ley de nuestra nación. Las fuertes acusaciones en contra de Claudia López de injuria y calumnia por parte del ex presidente Samper, fueron material suficiente para ver que detrás de todo hubo intereses ambiciosos por parte del demandante.
    Hay que resaltar la valentía de la periodista por tocar temas tan comprometedores y complejos, y la justa decisión de la juez en absolverla de toda acusación. Por otra parte en el caso del periódico El Tiempo hay un empate si hablamos de irregularidades, tanto de Claudia López como el mismo periódico. Ella no debió hacer una crítica tan fuerte hacia el mismo medio en donde trabajaba o por lo menos se debió manejar internamente y El Tiempo por la forma en que reaccionó haciendo público el despido de la periodista.

    ResponderEliminar
  16. Anayancy Vidal

    Primer comentario:
    Caso No 1
    El caso de la libertad de expresión, se encuentra evidenciado en su gran mayoría en el campo del periodismo. Con lo que acabamos de leer, para nadie es un secreto que el término libertar es parcialmente protegido por la ley de nuestra nación. Las fuertes acusaciones en contra de Claudia López de injuria y calumnia por parte del ex presidente Samper, fueron material suficiente para ver que detrás de todo hubo intereses ambiciosos por parte del demandante.
    Hay que resaltar la valentía de la periodista por tocar temas tan comprometedores y complejos, y la justa decisión de la juez en absolverla de toda acusación. Por otra parte en el caso del periódico El Tiempo hay un empate si hablamos de irregularidades, tanto de Claudia López como el mismo periódico. Ella no debió hacer una crítica tan fuerte hacia el mismo medio en donde trabajaba o por lo menos se debió manejar internamente y El Tiempo por la forma en que reaccionó haciendo público el despido de la periodista.

    ResponderEliminar
  17. Paola Alvarez Campo: Caso 11:03 p. m., agosto 18, 2012

    Tal como lo establece la declaración de los derechos humanos en su artículo 19, donde cada persona por el simple hecho de pensar tiene derecho a expresar de manera crítica algún hecho noticioso, que afecte quizás la integridad y la opinión de un país entero. La periodista cumple adecuadamente esta labor, esta libertad de opinión, respaldada por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia, garantiza este derecho. En este orden de ideas, la columnista Claudia López, tanto como persona y periodista en ejercicio, tiene el derecho de expresar su opinión y su criterio. Ella lo demuestra con hechos reales comprobados tanto por la justicia colombiana, como por el periodismo. De manera inequívoca Ernesto Samper, la denuncia por injuria y calumnia, acusaciones que para mí van en contra de la realidad o la verdad de la que ya está enterado casi todo el país. Por otra parte, articuló que en la columna del caso de Agro Ingreso Seguro, la periodista tuvo la libertad de opinión y la sinceridad que la caracteriza, fue censurada por esto. Pero creo que no supo manejar su opinión y puso en la cuerda floja la credibilidad de este prestigioso medio de comunicación.

    ResponderEliminar
  18. Paola Murillo García1:05 p. m., agosto 18, 2012

    En el caso de la protesta realizada por los policías en Ecuador, se cometieron varios errores, para mí, dos de ellos son: primero, es de suma importancia pedir respeto por nuestros derechos pero, hay que saber exigir con inteligencia y no con guerra, tal vez los policías hubieran obtenido más por parte del gobierno y menos victimas si las cosas hubieran tomado otro color, y segundo, el presidente Correa envés de guardar su posición de presidente, decidió adoptar un comportamiento bastante tonto y desafiante teniendo en cuenta que se enfrentaba a fuerzas armadas. Sin embargo lo aún más grave es conocer la represaría de Correa contra el periodista Emilio Palacio, quien plasmó en la web su opinión argumentada sobre la situación de ese momento en su país, y no satisfecho con esto, adopta el pseudónimo de El dictador y cierra a todos los medios que emprendieran una batalla contra él, entre los desafortunados estuvo Radio Cosmopolita, no obstante es interesante entender esto y saber que tal vez Colombia se aleja de ser el país peor administrado.

    ResponderEliminar
  19. Caso número 1: Bueno, para nosotros como periodistas este ejemplo de Claudia López con respecto al incidente judicial que tuvo con el ex presidente Ernesto Samper, es la clara muestra que cuando las cosas se hacen bien y se explica con argumentos, las leyes logran hacer bien su trabajo. En este caso, se manejó específicamente el tema de la libre expresión y de opinión.

    Gracias a estos argumentos, la columnista del periódico “El Tiempo”, estuvo avalada por la FLIP (Fundación para la libertad de prensa) que le brindo los motivos para poder opinar sobre su libre desarrollo de expresión en cuanto algún tema y reflejar que en nuestro país la justicia se deja manipular muchas veces por el poder y el dinero, y lastimosamente ni siquiera gracias a esto, que no está bien hecho, terminan perdiendo cuando las evidencias demuestran todo lo contrario.

    Caso número 2: Antes de adentrarse en este caso, hay que mirarlo desde una perspectiva lejana, puesto que es un tema que concierne más que todo a los ciudadanos del Ecuador. En este caso, de acuerdo a lo que sucedió con el presidente Rafael Correa, para mi él se aprovechó de su poder e intentó callar todo lo que el periódico “El Universo” quiso contarle a todas las personas, debido a que todo el mundo tuvo los ojos puestos en ese momento y se quería saber este conflicto con la policía y mostrar en cuanto a su opinión lo que había sucedido.

    En cuanto a Emilio Palacio cabe resaltar que intento mostrar y analizar desde su punto de vista todo lo que sucedió, pero no fue muy ético al momento de escribir y atentar con las palabras que utilizó al presidente en su momento. Entonces cabe recalcar que a veces las cosas siempre se pueden contar, siempre y cuando se sepan decir. Hay que utilizar las palabras adecuadas y tener claro la forma de hacerlo, no de decirlas porque sí y expresarlas como se sienten.

    ResponderEliminar
  20. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  21. La columnista Claudia López es una mujer valiente por atreverse a publicar este tipo de columnas, a pesar, de las consecuencias que estas pueden traerles. Día tras día, vemos más casos de periodistas acusados por injuria y calumnia, esto lleva a que muchos se reserven sus pensamientos u opiniones. Aunque a muchos no les guste lo que algunos columnistas escriben, deberían respetar sus puntos de vista, porque gracias a Dios existe la libertad de opinión. Las columnas nos muestran lo que cada autor piensa de “x” tema, de nosotros depende hacer las conclusiones.
    En el caso de Emilio Palacio su error fue asegurar que el presidente ecuatoriano lanzo fuego al hospital. Nosotros como periodistas tenemos que ser prudentes a la hora de escribir, está bien de que todos tenemos el derecho a la libertad de expresión, pero como lo ejercemos. Me pareció buen gesto la solidaridad que algunos medio colombianos expresaron, pues todos defendemos el derecho a la libertad de opinión para ejercer un periodismo libre y veraz. Las opiniones no tienen fronteras, estas construyen y destruyen, y ese, es un poder que tenemos los periodistas, pero debemos saber ante todo como lo utilizamos.

    ResponderEliminar
  22. Caso 2:
    Sin duda alguna el presidente Correa superó los límites de atropello en contra de la libertad de expresión y los derechos humanos al tratar de ocultar los crímenes que afectaron a inocentes y “golpistas”, es imperdonable que casos como estos pasen desapercibidos por la prensa ecuatoriana por miedo a las represalias del mandatario, pero es más inaceptable aún que estos cuatro valientes tengan que pagar por decir la verdad y sean presionados a disculparse por algo que no hicieron, ellos recibieron el apoyo que necesitaban por parte de otros países, entre esos Colombia, mientras la mayoría de sus colegas paisanos le dieron la espalda.

    ResponderEliminar
  23. 2 caso.

    En términos personales, mi comentario respecto a este segundo caso, puedo decir que se nota a simple vista la violación a los derechos que por parte de la ley competen a los policías de quito, donde los destituyen de sus de los juguetes para los hijos, bonos policiales y condecoraciones que les son negadas por la nueva ley al orden público; en el cual el primer mandatario ha sido “victima” de dichas peticiones, por lo que él se defiende diciendo que “esa nueva ley había salido en un periodo en donde aún no era mandatario. Sin embargo se dirigió y explico a los policías la situación por la cual lo tildan de “mentiroso”.
    De igual forma, en una manifestación pública se pidió respeto por el mandatario. Resaltando que los policías también son pueblo, son personas como nosotros que también vive de esto, y que ellos exponen su vida para la seguridad de todos.
    Siguiendo con mi comentario, puedo plantear que hubo series de demanda por parte de Correa hacia el jefe de opinión del diario El Universo, donde se condena al presidente por ser el autor principal de “haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente".
    Para concluir con mi opinión, la libre expresión tiene como función comunicar sin precedentes y tapujos a cerca de una problemática presente, ya que como su nombre lo dice “libre expresión” es el derecho a plantear desde un punto de vista personal, inquietudes, hacer peticiones como lo fue en este caso y denunciar aquellas anomalías o falencias que afectan una comunidad, en este caso los habitantes de Quito en especial a los policías, que luchan por sus derechos y deberes.

    ResponderEliminar
  24. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  25. Natalia Manigua Rizzo1:17 p. m., agosto 18, 2012


    1.Clara López: considero que el confuso caso generado por la periodista Claudia López y el ex presidente Samper, es un tema de importancia que tiene que ser conocido por la sociedad, teniendo en cuenta que el ex presidente se ha visto envuelto en muchos escándalos públicos que de una u otra manera nos afecta. la libertad de opinión sobre el tema debe sobresalir tanto para los ciudadanos como para los periodistas. La columna escrita en el periódico EL TIEMPO, por López, fue un mal episodio porque está poniendo en tela de juicio el ejercicio periodístico de la casa editorial donde trabajó y no fue cautelosa al momento de exponer los temas que le ocasionaron el despido, aunque la periodista estaba expresando su opinión y ejerciendo la libre expresión, no presento pruebas que aseguran lo que decía.


    2.Emilio Palacio: Todas las personas tenemos derecho a una comunicación libre, por cualquier medio y forma, sin censura acerca de cualquier hecho, de interés general. Derecho que es quebrantado por el presidente Correa, que lleva el caso de Emilio Palacio a tal punto que necesitó pedir asilo político en los Estados Unidos, cuando la columna fue publicada en Colombia el presidente consiguió llevar a la cárcel por tres años a Emilio Palacio, para sorpresa de todos en el 2012 decidió retractarse y “perdonar” por el hecho ocurrido años atrás. solo me resta decir que el presidente correa cometió un atentado contra la libre expresión y los derechos humanos de las personas que se vieron afectada en este lamentable caso.

    ResponderEliminar
  26. ROSA FERNANDEZ DE CASTRO

    - Uno: Todas las personas tenemos derecho a la libertad de expresión, de pensamiento y opinión; cualquier persona está en libertad de ejercen este derecho sin importar sus creencias, condición social, o raza, lastimosamente como en todo hay oposición este derecho es impedido a ciertas personas. Un claro ejemplo es Claudia López que su libertad de expresarse fue
    anulada, es importante tener el coraje para afrontar las opiniones y acciones que se vienen en contra de nuestras opiniones, tener el suficiente valor para corregir lo dicho sin en algún momento hubo un error o se ofendió pero también esta libertad debe ser manejada correctamente con precaución, sin ánimos de desvalorizar o humillar la imagen de otras personas. Y el respeto no debe faltar para tolerar las opiniones de las demás personas.
    - Dos: La comunicación no tiene límites, y la labor de informar libremente va más allá del miedo o la intimidación al poder político, callar una injusticia no solucionara nada, pero darla a la luz pública de una manera correcta y respetuosa mostrara una comunicación libre de opinión que debe traspasar la manipulación de cualquier persona que quiere callar la verdad.

    ResponderEliminar
  27. En Ecuador:
    En este nuevo caso, el periodista y columnista Emilio Palacio fue demandado por publicar una columna de opinión donde afirmo que Ecuador es un país donde se resguardan los crímenes. Por otra parte es lamentable ver que a pesar de las pruebas, los personajes de alto rango, quieran ocultar y privar a todos los ciudadanos de ese país a conocer la realidad que se esta viviendo. Entonces dónde queda el derecho de opinar, de informar y escribir libremente que posee un periodista. Sencillamente en este país y en muchos más quedo en nada. Como en caso de Palacio que tuvo que pagar 3 años de cárcel por cumplir con su labor profesional y sacar la luz pública dicha información que al presidente no le convenía. Pero después de una larga investigación se dieron cuenta que todo lo publicado por el periodista y columnista era una información real, veraz. Una vez más vemos como el poder político pasa por encima de las normas leyes y derechos de las personas por su bienestar individual.

    ResponderEliminar
  28. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  29. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  30. En el caso de Ecuador es evidentemente que el presidente Correa vulnera el derecho de la libre comunicación, tras irse a la ley del Estado para juzgar al columnista Emilio Palacio por difundir su opinión acerca de los acontecimientos ocurridos. Por consiguiente, Palacio tuvo que dirigirse a pedir asilo político en los Estados Unidos, la cual nos hace pensar, que no solo nuestro país sufre con la intolerancia en la difusión de expresión.
    Considero como estudiante de comunicación que la prensa debe ser reconocida por su valor de difusión de pensamientos, información, entre otros, y no omitir la importancia de la libertad de expresión, sería crear para muchos un mundo sin una realidad concreta, lleno de engaños, donde los intereses son usados por los que obtiene en el poder, para ocultar sus actos como ha sido la corrupción. Por lo tanto, puedo decir que una opinión se ha convertido hoy día, para unos el temor de ser descubiertos, para algunos información, para otros la ironía de la vida, entre otros; es ahí donde radica la importancia de poder analizar e interpretar con criterio, un tema de interés en general.

    ResponderEliminar
  31. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  32. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  33. Derisbel Villanueva P.1:42 p. m., agosto 18, 2012

    Caso 2.
    Para la constitución de la republica ecuatoriana, todas las personas tienen el derecho a una comunicación libre y sin límites por cualquier medio, que sea de su originalidad, no hay censura acerca de acontecimientos e información de interés general. Pero este derecho fue violado por la propia ley del estado en este caso por el presidente Rafael Correa, quien demanda al periodista y columnista Emilio Palacio por publicar una columna de opinión acerca de Ecuador. Cuando esta columna se publicó en Colombia, el presidente Correa logra mandar por tres años a la cárcel a Palacio, pero luego de una larga investigación el presidente se retracta de lo que dijo y pide disculpas. Nos podemos dar cuenta que el poder político quiere pasar por encima de las leyes y los derechos humanos de las personas, sin tener en cuenta el daño que esto provoca.

    ResponderEliminar
  34. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar

  35. Caso 2
    Según mi punto de vista, Emilio Palacio se equivocó en lanzar juicios que no eran altamente certeros. Sabemos que como periodistas tenemos derecho a expresar libremente nuestro pensamiento, opiniones y tener posturas críticas ante hechos de intereses comunes, pero también tenemos la obligación de ser prudentes por decirlo de esta manera a la hora de estigmatizar o escribir sin comprobar la realidad. Debemos saber utilizar el poder que nos concede el simple hecho de ser periodistas.

    ResponderEliminar

  36. 1. Hay una gran red muy bien confeccionada que encubre las acciones de quienes nos gobiernan. En ella están entrelazados los medios de comunicación, tanto políticos activos como ex funcionarios gubernamentales y para cerrar la terna o mejor dicho para “apoyarla” está el narcotráfico y su dinero negro.
    Todas las opiniones públicas que estén relacionadas con estos 3 ítems o indiquen un asunto que los relacione entre sí, va a tener como repercusión objeciones, censuras, amenazas, descalificaciones e infinidades de consecuencias negativas hacia quien las produjo.
    La libertad de opinión en América Latina ha estado por muchos años afectada directamente por estas situaciones. El caso de Claudia Mejía, es un claro ejemplo de opresión para silenciar opiniones drásticas, pero valederas que ayudan a desaflojar un poco la venda que tienen sobre los ojos la gran mayoría de colombianos.
    Al final Mejía fue absuelta de los cargos que se le imputaron por injuria y calumnia, pero, ¿eran necesarios 4 años de intermitente proceso?

    2. Mientras el poder quiere dominar la libertad de expresión y extermina a toda costa cualquier destello de libre pensamiento. Es gratificante en un grado mínimo, la unión que existe a nivel mundial con base en la protección y cuidado de la libertad de prensa. Considero que aún hace falta un largo camino para que construyamos juntos otra realidad, una en la que nuestros pensamientos no tengan otra consecuencia más que la de hacer reflexionar a la sociedad como individuo y así mismo al hombre como colectivo. Suena utópico, y más cuando son los intereses particulares los que priman sobre cualquier cosa.
    Tal es el caso del Presidente Correa, y su reacción ante los hechos ocurridos el 30 de septiembre de 2010. Son pocos los que se atreven a decir la verdad, a revelar los pensamientos colectivos reprimidos, a criticar públicamente las acciones “obvias” que hay detrás de las declaraciones o afirmaciones oficiales.
    Que prime la verdad sobre la autoridad. Que no haya más silencios obligatorios. Entonces ahí si podríamos hablar confiadamente que sí existe y sí se cumple la libertad de expresión.

    ResponderEliminar

  37. Caso 1
    Tal como lo establece la declaración de los derechos humanos en su artículo 19, donde cada persona por el simple hecho de pensar tiene derecho a expresar de manera crítica algún hecho noticioso, que afecte quizás la integridad y la opinión de un país entero. La periodista cumple adecuadamente esta labor, esta libertad de opinión, respaldada por el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia, garantiza este derecho. En este orden de ideas, la columnista Claudia López, tanto como persona y periodista en ejercicio, tiene el derecho de expresar su opinión y su criterio. Ella lo demuestra con hechos reales comprobados tanto por la justicia colombiana, como por el periodismo. De manera inequívoca Ernesto Samper, la denuncia por injuria y calumnia, acusaciones que para mí van en contra de la realidad o la verdad de la que ya está enterado casi todo el país. Por otra parte, articuló que en la columna del caso de Agro Ingreso Seguro, la periodista tuvo la libertad de opinión y la sinceridad que la caracteriza, fue censurada por esto. Pero creo que no supo manejar su opinión y puso en la cuerda floja la credibilidad de este prestigioso medio de comunicació

    ResponderEliminar
  38. Anayancy Vidal
    Caso No 2
    En el contenido se puede ver claramente el abuso de autoridad por parte del presidente Correa, atetando contra los derechos humanos y así poner en desprestigio el nombre de su país. Al estar en esta situación, para un periodista es un buen material para trabajar y hacer de este un texto productivo y revelador, caso que le dio oportunidad a Emilio Palacio para demostrarle al resto del mundo lo que realmente estaba ocurriendo. Pero todo tiene una medida que difícilmente se puede llegar a un punto medio. El columnista se fue a los extremos con sus fuertes comentarios en la columna y que a su vez hizo que el mandatario lo llevara a tomar represalias en contra de éste.

    ResponderEliminar
  39. Ana Carolina Vargas2:03 p. m., agosto 18, 2012

    Es muy triste ver como a través de los tiempos, el poder es designado por unos pocos y la mayoría sigue caracterizándose por la opresión. En primer lugar, considero un acto de poco sentido de pertenencia, con su propio país, el hecho de que Rafael Correa, Presidente Ecuador, sea capaz de afirmar leyes que vayan en contra de los beneficios de las personas que luchan por la seguridad de la nación arriesgando aspectos tan esenciales como su vida o la de sus familias. Según mi opinión, cada política que es impuesta por un gobierno debe realizarse en miras de mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos y del país en general, por lo tanto, si estas atentan contra el bienestar humano es totalmente comprensible que existan acciones que se apunten a hacer valer los derechos. Tal vez, en ocasiones, la manera de hacerlos cumplir no sean las mejores, pero cuando el poder se impone e impide que las opiniones y los pensamientos de la población sean escuchados, tácitamente, los incitan a este tipo de actos violentos, que lo único que conllevan, de manera general, es a la degradación del propio país. Por otro lado, la libertad de opinión se ve afectada en la misma profesión del periodismo, en la media de que los periodistas quieran hacer ver la realidad, y el gobierno los silencie a punta de medidas extremas. A pesar de todo, es confortable ver como entre periódicos y naciones se siente el apoyo ante una verdad que no ha podido ser esclarecida.

    ResponderEliminar

  40. CASO 2
    La libertad de opinión y de expresión es una de los derechos más atacados en el ejercicio del periodismo, el caso ocurrido en Ecuador es un claro ejemplo donde se evidencia cómo el poder del gobierno domina la opinión.
    La columna publicada por el periodista Emilio Palacio acerca del proceder de presidente Correa frente a sublevación policial generada en Ecuador, trajo inconvenientes jurídicos no sólo al periodista y las personas implicadas, sino también al periódico (EL UNIVERSAL). Un acto de expresión llevó a desencadenar una problemática que la presión política dominó y venció. No estoy de acuerdo en callar cuando la sociedad tiene derecho a saber la realidad de los sucesos ocurridos y que competen a esta misma. La influencia del ámbito político sobre los medios, hace que se pierda el fin último de estos, el cual se enfoca en informar con veracidad, flagelo que se nota en la opresión generada por parte del presidente Correa al periódico y periodistas del Universal.

    ResponderEliminar
  41. Caso 1:
    Luego de leer la extensa demanda que puso el ex presidente Ernesto Samper en contra de la columnista Claudia López por injuria y calumnia, “plasmada” en la columna titulada “la Reinserción uribista del 8.000 al 64.000”, me ha impulsado a tocar un tópico que despierta en mí cierta indignación, pero aun así, me alivia que la justicia “exista” en Colombia y Claudia López haya resultado absuelta de toda pena.

    Personalmente, como estudiante de periodismo en vía a profesionalizarme, no concibo el hecho que priven al periodista de la libre expresión y el acceso a la información, más aún, que alguien involucrado en cierto tiempo en el gobierno del país, quiera pasar por encima del derecho que como profesionales en el oficio del periodismo se tiene. Aunque bueno, en esta ocasión tiende a ser aceptable, puesto que a nadie le gusta que le digan las falencias o fallas que tiene como persona y profesional, o como coloquialmente se dice, a nadie le gusta que “le saquen los trapitos al agua”, es por ello que en cierto sentido entiendo su reacción.

    Por otra parte, soy fiel creyente que nadie nos puede juzgar por lo que pensamos o creemos, nadie nos puede imponer los pensamientos u opiniones, ya que cada quien es libre de deliberar lo que le parezca según su juicio.
    Otra situación que me llama la atención es el despido que le hace el diario El Tiempo a la columnista López, me parece que tal actitud no es coherente con el oficio que ejerce tal medio, sin embargo, es justificable los argumentos expuesto por el periódico; en casos como este, yo, Loraine Obregón entro en una gran ambivalencia que por más que quiera, no logro mantenerme en una sola posición.

    Grupo: AD

    ResponderEliminar
  42. Caso 1
    ¿Qué definen los grandes medios por libertad de expresión? ¿Es regida por los intereses personales o por derechos inherentes a nuestra naturaleza?

    En el caso de Claudia López y su columna respecto a Samper, su opinión frente a un hecho de público conocimiento no puede ser considerada como Injuria o Calumnia, como el ex presidente señaló. Su columna no es un trabajo periodístico, pero tampoco hay falsedad ni acusaciones en él; pues son conclusiones a partir de una serie de hechos relatados detalladamente en los medios, incluyendo El Tiempo. Como periodista, Gómez conoce la frontera entre la opinión y la especulación.

    Sí, dentro del párrafo en por el cual fue demandada la periodista hay puntos controversiales, pero no desinformación. Lo que causa daños a la honra y moral de Samper es recordar el episodio del Proceso 8000. López solo trajo a acotación el hecho a causa de su nombramiento como embajador de Colombia en Francia bajo su derecho como columnista.

    “Para el ordenamiento jurídico el derecho a la libertad de expresión y opinión prevalece frente el derecho al buen nombre y a la honra. (extraído de https://sites.google.com/site/orgaleger/in-the-news/juezabsolvioalaperiodistaclaudialopezdelosdelitosdecalumniaeinjuria).

    Respecto a su salida de El Tiempo, el hecho fue injustificado. Un periodista tiene derecho a expresar su opinión, razón por la que existe la columna en los diarios. En un periódico, y en general cualquier medio de comunicación, debe haber un espacio libre de censura. En su columna, López no proclamó hechos falsos, solo los enunció. Cada una de sus declaraciones mostraban las incongruencias dentro del diario El Tiempo y sus verdaderos intereses. Cualquiera de estos puntos pueden ser verificados.

    La justificación del diario para despedir a López no es lo suficientemente fuerte para retirar a una columnista sin previo aviso.

    ______________

    Caso 2

    Los policías ecuatorianos protestaban por sus derechos y los de sus familias, y se encuentran en derecho a mostrar inconformidad frente a las leyes o modificación de estas, como cualquier ciudadano. El manejo de esta situación por parte del presidente Rafael Correa no fue el mejor, o no el más adecuado.

    Partiendo de allí, y el hecho que se involucraran civiles, que otros funcionarios diferentes al presidente buscaran la reconciliación hace ver la manera en que Correa maneja Ecuador. Muy alejada de la diplomacia. Emitir solo la versión oficial, indirectamente silenciar a los medios e intentar detener el libre derecho a expresión crea solo caos y desorden.

    Si Correa no pudo manejar esto, mucho menos una opinión negativa contra su gobierno y acciones. Es por esto que Emilio Palacio junto a tres directivos del diario El Universo pagan una condena, por no simpatizar con el presidente.
    En la columna que el periodista publicó en el diario no hay falsedades ni especulaciones, simplemente una opinión. Opinión que parece no agradar a algunos. Al privar a Palacio del derecho propio a expresarse y no permitir intervención de organismos muestra que la democracia está solo escrita en el papel.

    ResponderEliminar
  43. Maria Fernanda Gallardo9:46 p. m., agosto 21, 2012

    Comentario caso No 1

    En mi opinión, el Estado es el responsable de aceptar que gobiernen personalidades que no son idóneas para tomar las riendas de un país como el nuestro, en el que reina la pobreza, desigualdad social, tráfico de influencia, enriquecimiento ilícito, etc. Por eso, debemos decir no a la compra de votos, porque si, aceptamos dinero y comemos bien un día, pero, y el resto mientras estén esos personajes al poder ¿Qué vamos a comer?.

    Celebro y comparto firmemente que en Colombia existan compatriotas que no callen frente a temas de interés general donde se vulneran la integridad física, económica, social, entre otras, de la población civil minoritaria y obrera.
    El periodismo es un oficio importante, pues por medio de este podemos tomar postura y dar nuestra opinión sobre X ò Y acción realizada por cualquier ciudadano, eso sí, sin caer en delitos como la calumnia, siempre debemos argumentar lo que hacemos y decimos. Si bien es cierto, la constitución nos protege en varios artículos, algunos de ellos el 20, 73 y 74. Paralelamente a esto existen organizaciones y sujetos que atentan contra la libertad de expresión, como ejemplo están los periodistas asesinados simplemente por cumplir con su trabajo.

    ¡Informar con argumentos a la sociedad, sobre héroes noticiosos de consideración nacional e internacional!

    Comentario No 2

    Mientras organizaciones, fundaciones y los mismos periodistas a nivel mundial trabajan arduamente en hacer respetar las normas y/o leyes que buscan preservar la libertad de prensa, el excelentísimo Presidente de Ecuador Rafael Correa, de manera directa arremete con los postulados de un medio masivo de comunicación sobre un hecho noticioso de transcendencia política, económica, social en el que se ve afectada la Policía Nacional del vecino país. No cabe duda que logró su objetivo, mando a la cárcel a él es exeditor y a los directivos del medio y como si fuese poco recibió una jugosa suma de dinero.

    Ahora bien, ¿para que existe la constitución de una republica si no la hacen cumplir?.

    Grupo AD

    ResponderEliminar
  44. Soranglly Acacio Q.12:38 a. m., agosto 22, 2012

    Los periodistas tienen derecho a expresar sus opiniones, es más, tienen un deber moral con la sociedad de denunciar lo que afecta directamente a los ciudadanos, tarea que cumple a cabalidad la periodista Claudia López. En el hecho que se presentó con el expresidente Samper, que terminó en juicio, pienso que la periodista no hizo más que expresar lo que en el país era un secreto a voces:la inconformidad ante el nombramiento de Samper como embajador en Francia. Pienso que la periodista fue el blanco para descargar la inconformidad del exmandatario, y una forma de ponerse en el mapa político sosteniendo su inocencia en el proceso 8000 como siempre lo viene haciendo. Afortunadamente para la periodista y para la sociedad en general el resultado fue positivo.
    En cuanto al despido de El Tiempo pienso que aunque siempre se debe hablar con la verdad y aunque como columnista puede estar en desacuerdo con el medio en el que escribe, la forma en la que escribió el artículo no me pareció la adecuada, por otro lado los directivos de El Tiempo debieron expresarle su decisión personalmente y no esperar que se enterara como lo hizo.

    En el caso ecuatoriano, se ve claramente una obstrucción a la libertad de prensa y una manipulación de un gobernante que no admite opiniones contrarias a su forma de pensar. El señor Correa censura abiertamente los periodistas de oposición, hasta llegar a condenas tan absurdas como las del señor Emilio Palacio.

    Soranglly Acacio Quintero.

    ResponderEliminar
  45. María Victoria Mejía - 8 AD7:20 a. m., agosto 22, 2012

    En el primer caso sorprende -porque en nuestro país siempre nos quejamos a causa del mal obrar de la justicia- que se haya defendido el derecho a la libertad de opinión consagrado en la Constitución, en la Declaración Universal de los Derechos Humanos y otros pactos internacionales. Me llena de optimismo el saber que ese derecho no fue vulnerado, que muy a pesar de la respuesta del señor Ex Presidente y su eterna intención de seguir diciendo que él no sabía nada de los dineros en su campaña, Clara López no se retractó. Tras leer el caso me queda más clara la responsabilidad que tenemos como periodistas buscamos dar a conocer la verdad a través de nuestras publicaciones, la repercusión que esto puede tener en la vida de otro y hasta cómo puede evidenciar la situación de nuestro país. La columna de Clara López fue orientadora, guió al lector por una serie de acontecimientos con los que soportaba su pensamiento los cuales de forma directa expresó.

    ResponderEliminar
  46. Caso 2:
    En el caso del columnista Emilio Palacio, queda en evidencia el mismo problema que embarga el caso que vivió Claudia López en nuestro país, sin embargo, en Ecuador, aunque también es un derecho la libre expresión, los periodistas al parecer no están cobijados por derechos que se cumplan, dando a conocer la fuerte influencia y la manipulación que tienen los altos mandos sobre las decisiones judiciales.

    Me exaspera el hecho que por opinar acerca de una verdad, personas que ofician como periodistas sean condenados, estigmatizados y hasta señalados por aquellos individuos involucrados en el gobierno de un país, y más aún que se irriten por estar en contraposición.

    Todos somos diferentes y una de esas diferencias radica en que cada quien tiene su propia forma de pensar y su propio juicio, por ello, debe ser una acción respetable y no vulnerada.

    Grupo: AD

    ResponderEliminar
  47. Alvaro Berdejo Mora UAC 83:18 p. m., agosto 22, 2012

    caso de Claudia López:
    Aunque la manera como la periodista del tiempo hace referencia al mal gobierno del ex-presidente Samper fue muy directa, y hasta se puede pensar que va en contra los derechos de la otra persona, la libertad de opinión es un derecho fundamental de todo colombiano, y mas aun este derecho se ratifica a nosotros los periodistas, debido a que ese es el fundamento de nuestro trabajo y de nuestro diario vivir. En el caso de el periódico el Tiempo me parece muy injusta la decisión de sacar a Claudia solo porque dio su punto de vista de cómo, este diario, había enfocado la información del escándalo de AIS. Por otro lado caso del ex-presidente Samper, la manera de como el jués da el fallo a favor de López lo deja muy claro; la libertad de opinión es mas relevante en este caso que la calumnia y por el solo hecho de ser un ente público esta a la merced de muchas criticas.

    ResponderEliminar
  48. Sindy De La Cruz, grupo AD.3:43 p. m., agosto 22, 2012

    CASO 1
    La libertad de opinión es un derecho para todas las personas que viven en una sociedad, y que admirable es saber que hay personas que tienen la tenacidad y el carácter de no callar sus pensamientos y de expresarlos; y más aún si repercute en una decisión o en un hecho donde también está de por medio todo un país, por eso podemos compartir la decisión de la jueza para el caso de la columnista, como la más idónea, dándole esta, prevalencia a la libertad de opinión, no fue fácil, fue un proceso, pero es evidente las indiferencias y la preocupación de Samper al saber que todo un país a través de una columna recuerde lo q hace 15 años fue. Y en la crítica al tiempo, es su labor como periodista hacer ver la realidad de lo que muchos manipulan y le muestran a un país, y más aun partiendo de soportes o notas sencillamente evidentes a lo largo de un periodo, como lo fue el caso de agro ingreso seguro, ella no contaba con la determinación que ejecutaría el diario, de hecho menciona la noticia que se acostó tranquila. Pero prefiere no callar lo que ve.
    CASO 2
    Por el otro caso también es evidente que debemos profetizar que en todas las naciones, en todos los países, en cada rincón del planeta, todos tenemos derecho a opinar, y al señor presidente ecuatoriano no está de más decirle que NO HAY QUE TENER UNA CONCEPCION SANA SOBRE LO QUE ES LA PALABRA PODER, los policías sencillamente exigían sus derechos, y el columnista no debía ser demandado por expresar sus pensamientos, y más aún la realidad q no se debe tratar de ocultar. El poder político no puede pretender, y mucho menos intentar pasar por encima de los derechos humanos.

    ResponderEliminar
  49. alvarop berdejo UAC 83:53 p. m., agosto 22, 2012

    Caso Emilio Palacio:
    a mi parecer los casos de Claudia Lopez y Emilio Palacio son similares. La única diferencia que hallo es el final incomodo para el ecuatoriano. En este caso no se le da prioridad a la libre expresión del periodista, de lo contrario se le juzga por acusaciones que él le hace al dictador sobre un hecho que ocurrió por parte de los policías de ese pais. Cabe resaltar que en todo caso se le debe de dar importancia al derecho de opinión y libre expresion.

    ResponderEliminar
  50. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  51. Eudys Johanna Gaona Mantilla5:54 p. m., agosto 22, 2012

    sobre el caso en Colombia:
    Es muy interesante los casos que se presentan, refiriéndome a los de Claudia López, pues, da pie para llegar a conclusiones muy extensas.
    Pienso que, esta columnista no sólo es muy analítica, sino que se mantiene muy firme ante las expresiones que da en su columna. Me llamó mucho la atención, el caso de Samper; ante la situación se me presentaron muchas inquietudes. Teniendo en cuenta que López está protegida por la ley, que ampara la libre expresión que tenemos nosotros los periodistas para hablar sobre un tema determinado (siempre y cuando se tenga conocimiento sobre el tema), hay algo que me hace no dejar de creer en la posicion que da Samper, puesto que, Claudia escribió "... y sabrá Dios si habrá intercedido también en los planes para eliminar a quienes pudieron ser piezas clave para develar sus andanzas, como la monita retrechera y el ex conductor de Serpa, quienes no murieron de gripa sino acribillados cuando iban a contarle a la Fiscalía lo que sabían (algo que solo podrían corroborar los sicarios, si es que no los mataron también)", pudo ser una expresión lanzada en su forma de pensar y analizar, pero que si no tiene certeza de ello, puede generar daño personal, pues aunque está en su libre expresión, hay que tener también cautela al decirlo, pues puede poner en riesgo, la "honra" de las personas. entonces, mi pregunta es: si bien es cierto, que uno tiene derecho a la libre expresión, pero, ¿la ley nos puede amparar también de los análisis que hacemos e influya en la vida de la persona de quien se habla, o incluso hasta de una empresa?.
    no obstante, admiro la firmeza de esta mujer, al no retractarse de lo que opina, pues sigue siendo una mujer analítica y "sin pelos en la lengua".

    ResponderEliminar
  52. JAVIER YEPES CARRIAZO5:56 p. m., agosto 22, 2012

    Caso 1

    Para nadie es un secreto lo ocurrido en el gobierno de Ernesto Samper, las acusaciones y hechos que han involucrado a el expresidente han sido conocidas a vox populi desde este punto tratar la culumna de Claudia Lopez "La reinserción uribista: del 8.000 al 64.000" como injuria y calumnia es totalmente errado ya que este tema se habia sido un hecho noticioso antes pero quedo en el olvido, Lopez uso una manera muy directa y fuerte para referirse al caso sobretodo cuando cito lel asesinato de "la monita retrechera" donde ya se habia hablado de una supuesta participacion de el expresidente. Toda la culumna se basa en la recolecion de un tema que ya ha sido difundido por varios medios de comunicacion.

    Con respescto a su salidad del periodico El Tiempo, califico el hecho como una manipulacion politica, ya que como todos sabemos este medio pertenece a una familia politica escudandose en que la columnista critico elcubrimiento informativo de este periodico, los hechos que menciono Claudia Lopez en la columna por la cual fue despedida no son falsos y mas alla de eso como toda columnista esta en su derecho de expresar su opinion, aunque se metio en la boca del lobo como dicen por ahi pero aqui es cuando nos damos cuenta de la calidad de periodista que es Claudia Lopez.

    Caso 2
    Lastimosamente todavia existen paises donde la libertad de expresion es cohibida por los gobernantes y asi fue el caso del columnista Emilio Palacio y el presidente Correa, que al tratarlo de dictador y decir unas cuantas verdades en su columna Palacio fue demandado por Correa pero este caso demuestra una vez como Violan el derecho a la libre expresion situacion que comparo con el pais de Venezuela donde el presidente Chavez tiene a la prensa dominada.

    ResponderEliminar
  53. CASO 1 CLAUDIA LÓPEZ
    Es de valientes publicar lo que se piensa, sea quien sea el implicado, claro está teniendo en cuenta que para hacer esto se deben tener ARGUMENTOS SÓLIDOS.
    Ella presenta su columna sobre el nombramiento hecho por Uribe a Ernesto Samper P. como embajador ante Francia y en este texto toca el tema del proceso 8.000, hecho que le trae como consecuencia una demanda y un largo proceso de cuatro años y medio, pero lo más admirable y lo que nosotros como periodistas en proceso, debemos tomar es como ante una situación de tal grandes magnitudes nunca dio su brazo a torcer y se mantuvo firme en lo que dijo y no tuvo ni la mas mínima intención de retractarse, es mas nunca lo hizo.
    Cabe resaltar que lo que ella “recordó” (Dineros recibidos para la campaña de Samper), no era secreto para nadie, era un tema bastante público, bastante conocido y al que ya se le había dado bastante sopa y seco en los medios.
    Lo que felicito y aplaudo, es que la justicia actuó favorablemente, pues a pesar de que fue un proceso largo, fue absuelta.
    Con respecto al caso de EL TIEMPO, pues si ella hizo ese tipo de “acusaciones”, por algo ha de ser, aun a sabiendas de que si lo hacia alguna consecuencia positiva o negativa, pero más negativa que positiva debía tener, así fue, la despidieron.
    EL TIEMPO, está en su derecho de hacer lo que crea conveniente y lo que crea que le beneficie o perjudique y si la salida de ella era lo “conveniente”, pues qué bien por ellos, lo que no comparto y que me parece una falta de respeto, es la forma en la que se hicieron las cosas, pues enterarse así que serias despedido, me parece poco profesional y deja mucho que pensar.
    Lo aparentemente rescatable es que, si publicaron las opiniones expresadas por la columnista Claudia López, pero me entra una duda será que ¿estuvo bien que ella hiciera este tipo de acusaciones contra la empresa para la que labora?
    La verdad para mi es difícil manejar una posición coherente, cuando siento que aunque ambas partes hicieron “lo correcto”, siento que no fue la mejor manera de hacerlas.



    CASO 2 EMILIO PALACIO
    Con respecto a este caso, no es mucho lo que tengo que decir, pero creo para nadie es un secreto que aquí primaron más los intereses personales/particulares, que los colectivos/grupales, por llamarlo de alguna forma.
    Pues caerle con todo el peso de la ley a un hombre que solo ejerce su derecho a la “libre expresión”, (que de libre no tiene nada), pero que es callado por revelar hechos que quizás otros no se atreven a hacer, es que cantarle las cuatro verdades al “más grande de los grandes”, es decir, al presidente no es cualquier cosa.
    Pero Sr presidente ¿Por qué tomar esas represarías contra este periodista?, será que ¿todo no fue más que un Show barato y mal actuado para quedar como víctima y no como victimario? Y así tapar esa verdad de la que todos son conscientes y que usted quiere silenciar.
    Por algo varios medios se solidarizaron con la situación, aunque lamentablemente pudo más el PODER DE LA MENTIRA, que el PODER DE LA VERDAD.

    GISELLE NÚÑEZ ALVAREZ.
    GRUPO: AD

    ResponderEliminar
  54. María Victoria Mejía 8 -AD6:35 p. m., agosto 22, 2012

    Segundo Caso.
    Es una cuestión bastante interesante y hasta paradójica.

    Sin duda una situación penosa que jamás debió ocurrir, claro que todos tenemos derecho a protestar si lo creemos apropiado pero no fue la manera.

    Según la cronología "Dos camiones de militares llegaron a los alrededores del hospital de la Policía y comenzaron a disparar, mientras los policías rebeldes contestaron con bombas lacrimógenas" todo esto con el fin de rescatar al Presidente Rafael Correa, en la misma ficha, el operativo es calificado como "violento" y me imagino que esas publicaciones fueron hechas en tiempo real, en ese orden de ideas,según la prensa, por su defensa fueron usados los disparos. Sino es así ¡que los demanden también!

    El Presidente Correa se fue lejos, exageró, como casi siempre, pero peor aun quienes se encargaron de emitir esas condenas.

    En todo caso, el primer mandatario es quien lidera a las fuerzas armadas, en este momento las que aun le obedecían, estaban bajo su mando, por ende debe asumir responsabilidades e intentar minimizar su autoritarismo, no sorprende que el periodista que llame dictador.

    Lo curioso es que ahora anhela dar asilo a periodistas...seguramente por haber sido un dolor de cabeza para sus amigos en el norte del continente.

    ResponderEliminar
  55. Luz Mar Ortega Lizarazo - AD

    Caso#1
    Me pareció muy interesante el caso por dos cosas: la periodista Claudia López escribió en su columna una opinión sobre un hecho noticioso que es de bastante interés general, como lo es "La reinserción uribista: del 8000 al 64000", en la cual menciona dos personajes políticos que dieron y dan mucho de que hablar. Hasta aquí no hay nada de malo. El error, y a su vez, la causa de despido de la periodista del diario, fue la manera en que realizó esas acusaciones contra el presidente Samper sin fundamento alguno. Todos los periodistas tenemos derecho a escribir lo que queramos sin restricción de ninguna índole; el "meollo" del cuento es tener la justificación o razón de nuestro juicio.
    Por fortuna, Claudia López fue absuelta de los cargos impuestos por Samper. Es entendible su posición como buena periodista al querer decir siempre la verdad, pero para la próxima, hay que tener pruebas de lo que escribe.

    Caso #2
    Al leer la columna de Emilio Palacio: "No a las mentiras", me quedé bastante sorprendida al ver la manera tan directa en cómo el periodista explica y opina acerca de lo que pasó el 30 de septiembre de 2010 en Ecuador. Aquí sucede algo muy similar con el caso de Claudia López, y es que Palacio también emitió juicios a su parecer sin tener pruebas fehacientes.
    Lo que no me parece y es muy indignante para los periodistas, es la manera tan injusta en cómo se trato el caso, pues en primer lugar, el presidente Correa trata a la prensa ecuatoriana de ser la peor y la más inescrupulosa por el hecho de que un periodista (Palacio) haya publicado una columna tan directa en contra de él. Cómo dice un famoso refrán "no soy monedita de oro para caerle bien a todos".
    En segundo lugar, tampoco me pareció la manera en que Emilio Palacio y los tres directivos de El Universo tuvieron que pagar por su error: ¿TRES AÑOS DE PRISIÓN MÁS UNA DEMANDA MILLONARIA DE 40 MILLONES DE DÓLARES?
    Esto me parece tan absurdo, pues nos están coartando la libertad de expresión. ¿Qué tanto era despedirlo del medio en donde trabajaba y ya?; tal cual como sucedió con Claudia López.
    Hasta dónde está llegando la justicia con tanta injusticia, en especial, la que se refiere a la defensa de derechos de cualquier tipo.

    ResponderEliminar
  56. kATHERRINE vILLAZÒN hERNÀNDEZ7:12 p. m., agosto 22, 2012

    La libertad de opinión es un derecho por el que se ha venido luchando durante mucho tiempo en nuestro país, por eso el caso de Claudia López y el ex presidente Ernesto Samper es un claro ejemplo de que la libertad de opinión es un ejercicio periodístico que debemos ejercer con mucho respeto aludiendo a la ética profesional.
    De este caso expuesto se debe señalar que Claudia expresó lo que pensaba acerca del nombramiento de Ernesto como embajador de Colombia en Francia por los antecedentes presentados por este individuo que no aportó mucho durante su periodo presidencial.
    Así mismo debemos resaltar el artículo 10 de la constitución Colombiana que defiende la libertad de expresión y el artículo 73 garantiza la protección del estado para ejercer el periodismo. Sin embargo, en mi opinión pienso que López debió asegurarse de las consecuencias de su escrito, teniendo pruebas y argumentos de peso para sustentar lo divulgado, porque aunque ese era un tema conocido públicamente nosotros como periodistas debemos ser cuidadosos al momento de enjuiciar a los demás, porque como profesionales de la comunicación debemos medir y escoger las palabras correctas para no herir a los demás sin dejar de ser objetivos.
    En este mismo sentido, la FLIP desempeña un roll fundamental debido al apoyo a la libertad de opinión.
    Para finalizar quiero agregar que no debemos dejarnos silenciar de estos actores que intentan eliminando todas estas denuncias que los compromete.
    Somos agentes comprometidos con el bienestar social y el desarrollo de la misma, no nos quedemos callados, investiguemos y denunciemos, debemos desenmascarar a estos corruptos que quieren vivir disfrazados en una sociedad que repudia todo acto delictivo.

    En el caso de la empresa anónima, Emilio Palacio y los hermanos Carlos, cesar y Nicolás Pérez acerca de la sublevación de la policía en Ecuador teniendo como presidente a Rafael Corre, puedo argumentar que mientras que Colombia respalda la libertad de prensa en Ecuador no, porque se valen del poder para silenciar las voces de unos columnistas que expresan su opinión acerca de lo sucedido.
    Es por eso que fueron sometidos a tres años de cárcel y el pago del denunciante.
    Este suceso es un claro ejemplo que afirma que el que tiene el poder tiene las de ganar, puesto que al fin de todo esa opinión fue silenciada, ¿será que expresarse en Ecuador es un delito?

    Katherine Villazón Hernández
    Grupo AD

    ResponderEliminar
  57. Wendy Olano Torrado 8 BD8:17 p. m., agosto 22, 2012

    1. A mi parecer Claudia López, no cometió ningún delito al escribir sus columnas de opinión, si bien es cierto toda persona sea periodista o no tiene derecho a la libre expresión, además, lo que ella está haciendo era dar su punto de vista acerca del ex presidente Samper durante su mandato y diciendo que este no era la persona adecuada para posicionarse en el cargo como embajador de nuestro país en Francia.


    2. En cuanto al caso de Emilio Palacio, ratifico lo que dije anteriormente de que toda persona puede decir lo que piensa con libertad, si Palacio escribió lo que escribió en el Diario el Universo, es porque era su opinión y lo que sentía sobre el hecho que está sucediendo en esos momentos en Ecuador. En lo que no me encuentro de acuerdo es que a diferencia de lo que ocurrió con Claudia López, en este caso se perdió ese derecho y este periodista tuvo que pagar tres años de cárcel y 40 millones de dólares, saliendo victorioso el presidente Rafael Correa.

    ResponderEliminar
  58. Caso 1.
    Este caso permite reflexionar sobre las diversas realidades a las que como comunicadores sociales y periodistas podríamos enfrentarnos, quienes nos estamos preparando para informar al país y al mundo. Según el artículo 20 de la Constitución Política de Colombia, todos tenemos el derecho de informar y ser informados y de expresarnos, pero siempre, con RESPONSABILIDAD SOCIAL. En este caso, Claudia López se atrevió a hablar, a informar y a expresar lo que muchos otros, por temor a represalias, no hacen. Fue valiente y es un ejemplo a seguir desde la perspectiva de defender su trabajo. Aunque siempre hay que manejar fuentes confiables y que la información que se publica sea veraz. Por otra parte, es muy positivo que la justicia haya estado a favor de la libertad de expresión, puesto que hay un respaldo a la difícil y ardua labor de los periodistas.

    ResponderEliminar
  59. Shadya Villegas Moisés.
    Caso 2.

    Es indignante ver cómo alguien que tiene poder quiere acabar con la libertad de prensa. Es evidente la manipulación por parte del presidente Correa a las entidades encargadas de hacer "justicia" en su país.

    Los medios de comunicación no sólo están para alabar y favorecer a los gobernantes, existen para dar a conocer todas las realidades que se viven día a día en los diferentes lugares del mundo.

    Sin importar cuán positivas o negativas le resultan a cada gobierno.

    Por otra parte, la mención que le otorga al periódico El Universo la Universidad de Columbia, es un apoyo a la labor periodística. Contra viento y marea las dictaduras y los ignorantes gobernantes de muchos países deberían acabarse y renunciar a su puestos, porque la misión de dirigir a un pueblo les queda grande, puesto que cuando dan a conocer sus acciones equívocas, lo primero que hacen (especialmente en este caso)es censurar la opinión pública y acomodarla en pro de ellos.

    ResponderEliminar
  60. DEYANIRA VILLAZON ya visto el caso López-Samper, la pregunta era, fué y en muchos casos es: ¿Donde queda entonces la libertad de expresion y aun mas, la experiencia ejercida por López en su carrera periodística?
    el hecho no es revelar y dañar, el hecho es denunciar todo acto irregular de entes publicos que autoridad, dada por el pueblo (nosotros) tienen y, que en sus limitaciones o extralimitaciones, afectan a una sociedad. en este caso la comunidad agricola se vio afectada, sin embargo, alli se dejo entrever que la libertad de expresion como todo un derecho del periodirsta tambaleó y que si aun en este caso, absuelto a favor de López hubiese tenido fallo en su contra, la libertad como derecho fundamental de nuestra constitucion no fuese mas que un utopía en sueño de hadas.

    ResponderEliminar
  61. ya visto el caso López-Samper, la pregunta era, fué y en muchos casos es: ¿Donde queda entonces la libertad de expresion y aun mas, la experiencia ejercida por López en su carrera periodística?
    el hecho no es revelar y dañar, el hecho es denunciar todo acto irregular de entes publicos que autoridad, dada por el pueblo (nosotros) tienen y, que en sus limitaciones o extralimitaciones, afectan a una sociedad. en este caso la comunidad agricola se vio afectada, sin embargo, alli se dejo entrever que la libertad de expresion como todo un derecho del periodirsta tambaleó y que si aun en este caso, absuelto a favor de López hubiese tenido fallo en su contra, la libertad como derecho fundamental de nuestra constitucion no fuese mas que un utopía en sueño de hadas.

    ResponderEliminar
  62. José Carlos Lanao3:04 a. m., agosto 24, 2012

    Libertad de opinión. Caso Emilio Palacio:

    En este caso se hace evidente la ruptura del título que encabeza esta actividad, libertad de opinión, debido a que en todo momento se ve la imposición y manipulación del poder, que incluso es lo que ocasiona todo el caos. Si bien es cierto que se fueron a los extremos, en parte se da por la violación de ese derecho como lo es la libertad de opinión. Quizás los policías, a su manera, querían dar su opinión y expresarle su inconformidad al gobierno, no retándolos. Por otro lado, el gobierno, cuando ecuador se declara estado de excepción, lo ratifica al enlazar los canales y radios privadas con el canal oficial. Emilio Palacio fue muy objetivo en la columna que hizo en “El Universo” dándole, a mi parecer,desde el encabezado, duro al presidente Rafael Correa, “NO a las mentiras”, este, el presidente, siempre mostrándose inconforme por ese calificativo. Palacio con toda la libertad del mundo da su opinión, manifestando irónicamente su desacuerdo, y que “el Dictador”, Rafael Correa, no tiene como demostrar que, en parte, lo ocurrido ese jueves 30 de septiembre se debido a su mal manejo de la situación. No tuvieron cabida la (SIP), (AIR), ni la (CIDH). A 3 años de prisión fue condenado Emilio Palacio, junto con los Pérez, y una demanda que suma 40 millones de dólares. Y todo por qué? Por “libertad de opinión”.

    ResponderEliminar
  63. Juan Sebastian Rivero10:47 a. m., agosto 25, 2012

    Caso Samper-López
    Es un caso largo en dónde hubo muchas situaciones: dede el nombramiento de Samper como embajador en Francia, pasando por el malestar de Pastrana por dicho nombramiento, la columna de López que desató la demanda en su contra, el despido de Claudia López de El Tiempo por una columna que se refiere al caso AIS, y la final absolución de la periodista.
    En mi opinión, López no incurrió en los delitos por los que Samper la demandó (injuria y calumnia), como quiera que las denuncias que ella hizo en esa columna están debidamente comprobadas por investigaciones periodísticas y por la misma justicia.
    Claudia López es una periodista seria, a la que no le interesa denunciar a la empresa donde trabaja, como lo hizo con El Tiempo, con tal de que el país conozca, de manera transparente, su realidad.

    ResponderEliminar
  64. Juan Sebastian Rivero11:33 a. m., agosto 25, 2012

    Caso Corre-Palacio 8El Universo)
    En este caso se evidencia el régimen de temor y de totalitarismo que se maneja en Ecuador.
    A diferencia del caso Samper-López, en Ecuador no pensaron en las repercusiones tan graves que provocaría el hecho de sentenciar como culpables a Emilio Palacio y a El Universo, como ocurrió; además se evidenciaron irregularidades al momento dar el fallo en primera instancia y luego de nombrar los jueces que, en últimas, fallarían a favor de Rafael Correa.
    A primera vista pude notar que la columna de clara López sobre Samper es más grave en el sentido de que hace denuncias más delicadas, y sin embargo primó la libertad de prensa y las repercusiones que esa desición iba a tener a futuro para el periodísmo del país, lo que evidentemente no ocurrió en Ecuador en donde fue más importante el poder del presidente correa que el derecho periodístico.

    ResponderEliminar
  65. La lucha entre la investigación periodística y la conservación del buen nombre ante la sociedad, el conflicto entre Claudia Lopez y Ernesto Samper es el claro reflejo de las telarañas que se han venido tejiendo alrededor de la política Colombina, es que podríamos pensar que la política ya no es cuestión de ayudar al pueblo, a la ciudadanía, es una acción de poder, de dinero, de mando, pisando la integridad propia, la de los demás, escogiendo cualquier camino para lograr una imagen " positiva" del país ante los países vecinos. " cría fama y acuéstate a dormir", dicen por ahi, asi que ernesto samper conciente de sus enreddos politicos que afectan la poca imagen positiva que tenemos y queremos rescatar como país, debería actuar como un alto funcionario y resolver los problemas con mayor diplomacia, porque una periodista con ansias de verdad y justicia tiene el derecho de contar lo que entre políticos sucede, claro esta, sin nunca dejar de ser respetuosa.

    ResponderEliminar
  66. Libertad de opinión caso Claudia López:
    A diferencia del caso de Rafael Correa y Emilio Palacio, aquí sí se respetaron los derechos del periodística y la libertad de opinión, aquí sí se pensó en el fallo de fondo que representaría censurar la columna de López (Aunque en ese proceso, El Tiempo lo haya hecho por la columna que ella escribió del caso de AIS).
    Pienso que lo más importante en todo esto, es que se respete la libertad de prensa, máxime cuando las denuncias expuestas en la columna sean de amplio conocimiento para la opinión pública y debidamente corroboradas por el periodismo investigativo y la justicia.

    ResponderEliminar
  67. El caso del presidente Ecuatoriano, tuvo su alta cuota de protagonismo en los medios de comunicación , y no es para menos, los policías que defienden y dan la cara por el estado, los que pueden morir por luchar en una causa de todos, los que dejan a sus familias y no saben si volverán, no son recomenzados como merecen. En caso que ellos no tuviera la razón, por el contrario si la tuviera el presidente, el representante de un país, jamas debe despreciar a los que bien le sirven. Sin ellos la labor del presidente no se llevaría a cabo porque una cosa es dar ordenes y otra es salir a cumplirlas.La comunicación y relación de cualquier presidente y su equipo de apoyo( senadores, ministros, policías)debe ser amable. La valor del policía, resalto, es de admirar, valiente y debe ser por eso apoyada mas que la labor de representante de saco y corbata.

    ResponderEliminar
  68. Sandra Múnera Rojas1:26 p. m., agosto 25, 2012

    Caso 1 (López- Samper)

    Es gratificante para nosotros como comunicadores sociales - periodistas en formación, contar con una columnista como Claudia López, arriesgada, comprometida con su labor, y de mano dura.

    No me imagino lo extenuante que fueron esos cuatro años y medio que estuvo lidiando con este proceso judicial al que la expuso el ex-presidente Samper. Una persona ya conocida por todos los Colombianos, como el mismo lo afirmó, pero no por nada bueno.

    Es de suma importancia que en un país como Colombia, en el que desde hace muchos años se han visto cantidades inimaginables de periodistas silenciados y hasta asesinados por realizar su labor,se esten levantando poco a poco, fundaciones como la FLIP, que nos defienden y apoyan para seguir adelante en nuestro trabajo, por supuesto de la mano de la Constitución Política de Colombia, la cual nos cobija en artículos como el 20, 73, 74 entre otros.

    Caso 2 (Palacio-Correa)

    Es evidente, y al mismo tiempo, bastante triste, la discriminación que tiene el presidente Correa en contra de los periodistas, quien asegura que día a día enfrenta a la peor gente y a la peor prensa.

    Deja mucho que desear la justicia Ecuatoriana, al analizar este caso donde son vulnerados todos y cada uno de los derechos del periodista, y en general, de la libertad de expresión.

    Desde una perspectiva lejana, y sin conocimiento de la Constitución de ese país, pienso que los periodistas no tienen resguardo necesario antes estas situaciones, lo cual es de una importancia relevante, teniendo en cuenta la historia de América Latina en general, donde a través de los años gran número de comunicadores y periodistas han recibido un sinfín de trabas para realizar su trabajo, han sido oprimidos por sus dirigentes, por el estado, y por aquellas personas que han tenido poder y dinero a costa de acciones ilegales.

    Tanto en el caso del 30 de septiembre de 2010(donde el gobierno obligó a canales y radios privadas a enlazarse con el canal oficial, sin dejar espacio ni a la ciudadanía, ni a la policía expresarse sobre el hecho) como en este del diario El Universo, me hacen sentir un poco en retroceso, y al mismo tiempo me hace abrir los ojos y ver finalmente, que nosotros como periodistas no podemos seguir dejándonos oprimir y debemos seguir trabajando en esa libertad, a la que todos tenemos derecho. Siguiendo el ejemplo de la columnista Claudia López, y de muchos otros que ponen en alto nuestra labor, día a día.

    ResponderEliminar
  69. Artículo 19: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.” Derechos Humanos Universales.

    Caso 1
    Bien, se sabe que todo periodista ha de realizar investigación antes de, y por supuesto Claudia López tuvo que haberlo hecho. Un columnista, que hace bien su labor, no creo que se lance al ruedo sin fundamentos y argumentos. El emitir una opinión es responsabilidad y, como periodista, tengo que asumirlo. Ahora, tenemos un hecho público nacional, el cual podemos considerar un “Boom político” como muchos que han sucedido a lo largo de la historia, en este país. Mi postura como periodista, entonces, no puede ser ajena a la realidad, el cual me exige interpretarla. Eso fue lo que ocurrió con Claudia López a la decisión tomada por parte del Presidente Uribe en ese entonces, de nombrar a Samper como embajador de Colombia en Francia. López asume una postura crítica frente al acontecimiento y, por ende, acude al famoso proceso 8000, si quien postulan a embajador es protagonista del hecho. Ella partió de allí.
    Pero, yo me pregunto ¿Cuántos medios y periodistas no retumbaron y sonaron en esa época sobre el proceso 8000 y, precisamente, Samper arremete contra Claudia López?
    En cuanto a lo sucedido con EL TIEMPO, lo que hizo López, fue una crítica cuyo análisis radica en la forma de hacer opinión y, sobre todo, una opinión imparcial. Decir la verdad.
    Primero, EL TIEMPO, lo que hace es publicar la columna cumpliendo con lo establecido en la constitución y Declaración de los Derechos Humanos Universales referente a la libertad de expresión, pero aun así, no lo cumplió cabalmente, con el despido a la periodista lo remató. EL TIEMPO quiso salvar su “imagen”, pero las embarró.
    Segundo, creo que la columna de la periodista debió ser otro estilo empleando la misma idea, y haber enviado una dura carta a los directivos del medio.
    Tercero, EL TIEMPO no debió haber realizado el despido. Publique la columna, hablen con ella y acuerden, pero no realizar lo cometido y, mucho menos, tomar una decisión pública. Perdieron prestigio.

    Caso 2
    A diferencia de este caso, en Colombia si se hizo valer el derecho a libre expresión. Definitivamente, el poder se ha vuelto el dominante de la razón, ya ni la justicia en Ecuador es justicia: (3 años de prisión para Palacios y los directivos del “Universal”: Carlos, César y Nicolás Pérez y el pago de una indemnización de $ 40 millones para el presidente Rafael Correa)
    Cualquier acontecimiento apoteósico o indigno mueve masas, es decir, la opinión sale a flote para expresar el acuerdo o desacuerdo.
    Si la carta magna de Ecuador respalda la Libertad de pensamiento y opinión, ¿cómo es que su Presidente, cabeza de la constitución de su país, vulnera la ley?
    No sé hasta qué punto llegaremos; las normas establecidas no se cumplirán, los mandatarios hacen caso omiso a éstas y seremos más anárquicos que democráticos y ciudadanos.


    ResponderEliminar
  70. LEONARDO GUERRERO PÉREZ5:26 p. m., agosto 25, 2012

    LEONARDO GUERRERO PÉREZ

    Caso Claudia López:
    Como periodistas y ciudadanos íntegros tenemos derecho a la libre expresión, el periodista tiene la virtud de decirle a Colombia con palabras, lo que muchos de sus ciudadanos no entienden con hechos. Así mismo, Colombia es un país donde se respiran muchas desigualdades, donde es el más poderoso; quien se aprovecha del débil, y quien a diestra y siniestra se hace más rico y al pobre lo deja más pobre. Claudia es una de esas periodistas y resaltaré de las pocas que tiene Colombia, quien se atreve a demandar públicamente las irregularidades políticas de nuestros gobernantes. En este caso si se respeto la libertad de prensa. Sin trabajo se quedó y no por cosas del destino precisamente, pero al ser periodistas íntegros estamos en la entera obligación de pelear por la verdad al igual que Claudia.
    Caso Correa – Palacio
    En este caso, sucedió todo lo contrario a lo que pasó en Colombia; no se respeta en ningún momento la libertad de prensa, El periodista está en todo su derecho de demandar con hechos y argumentos las anomalías que a diario se presentan. Se necesita ser ingenuo para realizar una demanda y no tener los argumentos necesarios para sostenerla, tanto quedó evidenciado el poner político del Presidente Correa que logró 3 años de prisión para Palacios y los directivos del periódico: Carlos, César y Nicolás Pérez y así mismo el pago de $ 40 millones de dólares para este mismo. Entonces donde queda la libertad de expresión y donde queda la supuesta ética que se suelen mencionar en cada discurso para la supuesta mejora del país, si con el pasar del tiempo lo que se hace, es evitar que se destape la olla podrida que guarda cada dirigente, para sus beneficios personales y no los de la patria.

    ResponderEliminar
  71. CASO 1


    El caso de Claudia López quien fue columnista en el periódico El tiempo, es un caso que día a día se presenta en las salas de redacción de los periódicos en el Colombia, A pesar que su espacio era destinado a la columna de opinión , debo mencionar que dentro de su descripción sobre los hechos que públicamente se conocían con respecto al nombramiento del ex presidente Ernesto Samper como embajador de Francia y la renuncia que este hecho causó con el también ex presidente pastrana y su renuncia irrevocable en su puesto político en los estados unidos, ya era de dominio público; lo cual era menester para Claudia López expresar su punto de vista y las conjeturas que desde su punto de vista periodístico y sobre los hechos históricamente conocidos; en este caso el proceso 8000, era de vital importancia para ella como columnista, para realizar un paralelo y lograr entender el porqué de la decisión de Alvaro Uribe; y lo que es mejor aún, recordar al lector quien fue Samper en su época de mandatario, y lo que significa para Colombia, postularlo como Embajador; en este sentido apoyo a Claudia López, en su versión, puesto que ella no mencionaba dentro de su columna, nada que no fuera ya conocido en la opinión pública.
    Con respecto, al caso de agro ingreso seguro, se puede iniciar un debate entre lo que la ética periodística siembra en un periodista, valga la redundancia; y el respaldo que como trabajador de un entidad merece tener. En este caso, peso más el compromiso con una posición frente a la publicación y su opinión con fundamentos frente a un hecho, que por des fortuna para El tiempo, no los dejaba muy parados, frente a sus lectores.

    LINDA ENAMORADO
    UNIVERSIDAD AUTONOMA DEL CARIBE
    GRUPO BD

    ResponderEliminar

  72. CASO CLAUDIA LÓPEZ. ¨LIBERTAD DE OPINION¨

    Partiendo de la declaración de los derechos humanos y respaldados por la Constitución Política de Colombia en el ARTICULO 20. Donde se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Considero que la columnista Claudia López no incurrió en un agravante al momento de recordarle a los Colombianos quien era el ex presidente de la Republica Ernesto Samper ya que desde el mismo momento en el cual ejercía su mandato se dieron a conocer bajo investigaciones concluyentes que su campaña política estuvo apoyada por dineros calientes mas llamados por parte del narcotráfico. No obstante, el escándalo del proceso 8.000 le permite a la columnista realizar una comparación frente a los hechos que se presentaban con respecto al nombramiento a la embajada en Francia de Ernesto Samper y la renuncia irrevocable del también ex mandatario Andrés Pastrana en Washington. Por lo tanto, se puede inferir que desde el ámbito periodístico era concluyente que la información dada a conocer por la columnista bajo sus criterios era de dominio público. Por tal razón, no estaba incurriendo en el agravante penal de injuria y calumnia en la persona del ex mandatario Colombiano puesto toda la sociedad Colombiana conocía su trayectoria Política y los escándalos que lo rodeaba.
    Con relación al despido de la Columnista del periódico el Tiempo por dar a conocer una postura frente a los manejos del proceso agro ingreso seguro, considero que en Colombia los periodista estamos atados a los distintos medios de comunicación; Ya que ellos están relacionado de manera directa a los manejos del poder económico político y social de la nación. Pero es de un periodista, tomar la decisión de limitar su pensamiento o por el contrario desde el criterio ético profesional dar a conocer las irregularidades que por ende afectan los intereses colectivos de una comunidad, y cabe señalar que nosotros los periodistas estamos en el deber ser de proteger los intereses públicos que afecten un determinado sector de la sociedad civil.

    UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL CARIBE
    ARLES ARRIETA TAMARA
    GRUPO BD

    ResponderEliminar

  73. CASO CLAUDIA LÓPEZ. ¨LIBERTAD DE OPINION¨

    Partiendo de la declaración de los derechos humanos y respaldados por la Constitución Política de Colombia en el ARTICULO 20. Donde se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación. Considero que la columnista Claudia López no incurrió en un agravante al momento de recordarle a los Colombianos quien era el ex presidente de la Republica Ernesto Samper ya que desde el mismo momento en el cual ejercía su mandato se dieron a conocer bajo investigaciones concluyentes que su campaña política estuvo apoyada por dineros calientes mas llamados por parte del narcotráfico. No obstante, el escándalo del proceso 8.000 le permite a la columnista realizar una comparación frente a los hechos que se presentaban con respecto al nombramiento a la embajada en Francia de Ernesto Samper y la renuncia irrevocable del también ex mandatario Andrés Pastrana en Washington. Por lo tanto, se puede inferir que desde el ámbito periodístico era concluyente que la información dada a conocer por la columnista bajo sus criterios era de dominio público. Por tal razón, no estaba incurriendo en el agravante penal de injuria y calumnia en la persona del ex mandatario Colombiano puesto toda la sociedad Colombiana conocía su trayectoria Política y los escándalos que lo rodeaba.
    Con relación al despido de la Columnista del periódico el Tiempo por dar a conocer una postura frente a los manejos del proceso agro ingreso seguro, considero que en Colombia los periodista estamos atados a los distintos medios de comunicación; Ya que ellos están relacionado de manera directa a los manejos del poder económico político y social de la nación. Pero es de un periodista, tomar la decisión de limitar su pensamiento o por el contrario desde el criterio ético profesional dar a conocer las irregularidades que por ende afectan los intereses colectivos de una comunidad, y cabe señalar que nosotros los periodistas estamos en el deber ser de proteger los intereses públicos que afecten un determinado sector de la sociedad civil.

    UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DEL CARIBE
    ARLES ARRIETA TAMARA
    GRUPO BD

    ResponderEliminar
  74. 2. CASO EMILIO PALACIO
    En contraposición al hecho generado en Colombia y ratificado mediante fallo de sentencia, se hace evidente el cumplimiento de las leyes promulgadas en la carta magna sobre la libertad de expresión; Donde se libera de cualquier responsabilidad con respecto a la supuesta demanda sobre injuria y calumnia en contra de la columnista Claudia López. Por su parte, podemos mencionar que en Ecuador lo que se cometió fue una violación de la norma la cual se ratifica a través de las distintas organizaciones de defensa a la libertad de expresión como lo es la Sociedad Interamericana de Prensa.
    Sin embargo, podernos mencionar que dentro de los estamentos internacionales se pueden contraponer este tipo de conductas como la llevada al columnista Emilio Palacio como un clave sentencia a la libertad de expresión, donde se limita y se calla por parte del gobierno ecuatoriano en su máximo estamento judicial una posición crítica por parte de un periodista, a esto lo enfocamos como la respuesta al debilitamiento por parte del Presidente de la Republica Rafael Correa a un diario de circulación Nacional como lo es el Universal.

    ARLES ARRIETA TÁMARA
    COMUNICACIÓN SOCIAL Y PERIODISTA
    UNIVERSIDAD AUTONOMA DEL CARIBE
    GRUPO BD

    ResponderEliminar
  75. CASO 2 CORREA-PALACIO

    En la actualidad nuestra realidad siempre a sido moldeada y manejada por la información que tengamos, de hay podemos partir a dar una opinión de los diversos casos que nos rodean. Ahora lo difícil de entender es como esa información es manejada por personas inescrupulosas que buscan el beneficio propio quitándonos lo único que nos queda, que es la libertad de expresar las cosas que vemos o percibimos, en resumidas cuentas no están quitando nuestra realidad.
    El poder político maneja las realidades de muchas personas, porque tiene información y nos hacen ver el mundo a su manera. Este caso nos muestra como una persona como el presidente ecuatoriano “Rafael correa” maneja esa información a su favor y trata como siempre de callar a las personas que tienen algo que decir al respecto.
    A esto yo me hago una pregunta: ¿Dónde esta nuestra libertad de expresar libremente lo que queremos y pensamos? A lo cual yo mismo respondería: a la basura ya que no tenemos los suficientes recursos para poder decir las cosas como nos parecen sin caer en ese pequeño problema de las demandas.
    Muy a pesar de que a los directos implicados en el conflicto han recibido apoyo de varios entes entre esos los mismos periódicos colombianos, no se ha podido hacer nada para cambiar esa condena de 3 años de cárcel y 40 millones de dólares.
    Termino por decir que en estos momentos no somos informantes si no títeres que se mueven con los hilos del poder privado y que solo seguiremos en esta lucha hasta que el telón de este espectáculo termine por caer debido al peso de las mentiras o bien por el peso de la verdad


    SANDRA CERVANTES
    GRUPO: BD

    ResponderEliminar
  76. Libertad de opinión: caso López- Samper
    Caso 1
    Como colombianos hemos vivido en un conflicto interno desde hace mucho tiempo: la inseguridad de nuestras ciudades, la guerra interna en nuestros campos por los supuestos ideales pero eso no para hay lo único que nos quedaba o que nos queda es poder hablar libremente de lo que pensamos, de lo que sentimos.
    Con casos como estos es que me siento orgullosa día tras día de estar formándome para tan linda profesión. Hay muchas cosas por decir de este tema, primero La libertad de opinión es un derecho que tenemos todos los seres humanos de expresar lo que se siente claramente sin dañar ni hacerle mal a nadie. En el caso de la columnista Claudia López quien fue culpada de “injuria y calumnia” por el ex presidente Ernesto Samper al escribir la columna: “la reinserción uribista del 8000 al 64000” la cual da y dio bastante de que hablar, es un ejemplo de que el poder manda, por un lado si es cierto que la columnista no tenia de pronto todas las bases para escribir dicha columna pero ella lo único que hizo fue dar su opinión sobre algo que estaba sucediendo, sobre algo que ella no estaba de acuerdo , si es cierto que hubo algunas acusaciones fuertes pero no es una realidad que el ex presidente Ernesto Samper no quedo bien parado al terminar su mandato. Considero que al ex presidente le falto de pronto un poco más de dialogo con la columnista antes de pedir dinero y que retirara esta columna. Sencillamente es una periodista que escribe lo que piensa lo que siente sin importarle lo que los demás digan, aun como futura comunicadora social me siento feliz que aun existan columnistas como ella.


    SANDRA CERVANTES
    GRUPO: BD

    ResponderEliminar
  77. STEPHANIE SUAREZ SANTIAGO GRUPO:BD3:25 p. m., agosto 26, 2012

    Caso 1
    Claudia López, al expresar su punto de vista en donde trabajaba, el cual era su labor no solo como periodista si no como colombiana. El espacio que ocupaba en una columna de opinión en el periódico el Tiempo donde publico hechos sobre el nombramiento del ex presidente Ernesto Samper como el embajador de Francia. Claudia una periodista víctima más de la violación de sus derechos universales, donde estos mismos derechos detallan que somos libres de expresar lo que queramos por cualquier tipo de medio, pero en mi criterio como futura Comunicadora Social y Periodista. El Tiempo tomo una decisión muy injusta, para mi concepto debió consultar con la periodista que antes de la publicación de su columna tuvo que hacer una amplia investigación que contenga la justificación de su manifestación, donde recordó hechos que pasaron en el caso 8000.
    Me parece algo degradante e imparcial de este medio de comunicación tan importante en este país, el cual, ya no es tan importante para mi puesto que su credibilidad esta por el suelo. En mi criterio.

    Caso 2
    Esta situación centrada en otra república en donde doy a conocer mi humilde opinión y sentir. Sobre este caso puedo dar a exponer que las normas y leyes fueron violadas. Lastimosamente para Palacios, Nicolás, Carlos y Cesar en donde su opinión fue sobrepasada. En prisión por 3 años el cual no se justifica. Su cohibición de la libertad, el tiempo y la imagen no la repara nadie. Por la posición y poder que tienen cierto circulo de personas, entre estas el presidente de Ecuador Carlos Correa, donde gano 40 millones de dólares. Y nos hacemos la mismas pregunta ¿Dónde está la libre expresión?, Cuando se van a acatar las leyes y nomas. Es algo aún incierto e ingenuo para nosotros que apenas empezamos en este mundo imparcial y cruel.

    ResponderEliminar
  78. CASO 2
    Considero que el caso de Emilio Palacio, periodista ecuatoriano fue injusto; el periodista dentro de su oficio estaba en el deber de dar a conocer su punto de vista con respecto a las conjeturas que existìan a raiz del supuesto secuestro y maltrato que recibiò el presidente Rafael Correa en el hospital de la policia; Emilio expresò su opiniòn frente a que todo este show mediàtico protagonizado por el mandatario fue para evadir su responsabilidad.
    en este sentido, y a pesar del apoyo que medios internacionales le brindaron a este periodista no fue posible, que la libertad de expresiòn con la que "supuestamente" gozamos lo periodista, fuera respetada; caso contrario a la de la columnista colombiana, quien defendiò sus derechos frente a sus acusaciones.

    ResponderEliminar
  79. Caso #1 - En Colombia.

    Por: Gustavo A. Barraza E.

    Colombia es un país donde el derecho a la opinión pública en su caso es manipulado por el gran estado nacional, los cuales contribuyen en cierta parte en los medios de comunicación. En el caso de Claudia López en su columna publicada en el periódico El Tiempo en donde mostro sus descontento con el pronunciamiento de Álvaro Uribe en ese entonces presidente del país, en que Ernesto Samper fuese el nuevo embajador en Francia. Ernesto Samper acuso de injuria y calumnia a López, porque según Samper lo vinculo de algunas muertes, lo cual le causo daño personal, moral y familiar; la libertad de opinión nos lleva a denunciar hechos y opinar sobre ellos, aun así no haya pruebas en muchos de ellos la opinión de un periodista, lector, etc. Es libre hasta cierto punto sin dañar a otros, en este caso Claudia solo señalo sucesos en los cuales Samper se vio involucrado (proceso 8000) y dejo abierto al criterio del lector si el mismo mencionado habría participado en otros casos, mas no señalo que él lo habría hecho (“sabrá Dios si habrá intercedido también en los planes para eliminar a quienes pudieron ser piezas clave para develar sus andanzas…..”), después de todo este proceso El Tiempo decide despedirla porque según ellos en una columna que ella escribió criticando el proceso de seguimiento que le han dado al caso de agro ingreso seguro; Según las directivas de El Tiempo, la columnista descalificó, en esa misma columna, el trabajo periodístico y la independencia editorial del periódico, situación, que según la directivas, se entiende como una carta de renuncia. Habría persecución contra la periodista por la columna anterior, sabrá Dios si Samper o Uribe tendrán algo que ver en el despido.

    Caso #2 – En Ecuador.

    Por: Gustavo A. Barraza E.

    Los sindicatos de trabajadores en todo el mundo son perseguidos por los grandes mandos políticos e industriales. En Ecuador el cese de actividades y las tomas en forma de protesta de algunas instalaciones gubernamentales llevaron a que el periodistas Emilio Palacio señalara algunos puntos en una columna publicada en el diario el universal de ecuador, donde señala la forma tan inapropiada de llevar un proceso de acuerdo tanto del presidente como los trabajadores de la policía que protestaban, y las acciones a tomar.
    Emilio Palacio en su columna señala “Las balas que asesinaron a los policías desaparecieron, pero no en las oficinas de Fidel Araujo sino en un recinto resguardado por fuerzas leales a la Dictadura”.
    También añadió “El Dictador debería recordar, por último, y esto es muy importante, que con el indulto, en el futuro, un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente.” Lo cual correa lo tomo de mal gusto y lo demando por calumnia.
    Palacio tenia la razón en eso dos párrafos, que paso con las balas y porque abrir fuego a discreción contra los uniformados. Los jefes de estado ocultan sus delitos fácilmente en su mandatos, pero cuando salen a la luz quieren callar a los medios que los denuncia con simples denuncias o condenan, hay que tener en cuenta señor presidente que los medios no son un solo periódico y que en la mente de lo que vivieron esas tragedia quedara grabado por siempre.

    GUSTAVO A. BARRAZA E.
    COMUNICADOR SOCIAL Y PERIODISTA
    UNIVERSIDAD AUTONOMA DEL CARIBE
    GRUPO: BD

    Nota. Mis opiniones antes dadas no comprometen a los medio en los que trabajo, ni a la academia universitaria a la que asisto.

    ResponderEliminar
  80. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  81. COLOMBIA - Es difícil opinar, sobre un hecho en nuestro país por las consecuencias que esta trae, tenemos como función informar a la sociedad sobre lo que sucede a nivel nacional o en el mundo.
    Me parece injusto e indignante lo que sucedió con la periodista Claudia López, porque ella como periodista y sobretodo como columnista, quiso dar su opinión o mostrar su posición frente a la elección del ex presidente Ernesto Samper como nuestro embajador ante Francia y por dar su libre expresión sobre la posición que tenía el Periódico el tiempo ante caso de AIS. Ambas reacciones, tanto como la del ex presidente como la de El TIEMPO, fueron contra el derecho a una libre expresión, Claudia López estaba en todo su derecho de dar su opinión ya que se tenía fundamentos para plasmar eso en el medio, a la final este caso , triunfó el derecho a la libre expresión.

    ECUADOR - En el caso de Emilio Palacio, también se quiso omitir la importancia que tiene el derecho a la libertad de expresión, al someter a juicio el presidente Rafael Correa a periodista Emilio por lo que publico en su columna en el periódico Universo y en este país la constitución también permite la libertad de expresión y el columnista Emilio palacio, no uso algunos términos adecuado en su columna, por ende considero que hubo fallas por ambas partes.


    DAYANA JIMÉNEZ MANOTAS

    ResponderEliminar
  82. Kevin Pedrozo Oliver6:35 p. m., agosto 26, 2012

    UAC
    Grupo: BD

    Caso: López - Samper
    Todo se da por el nombramiento que hace el entonces presidente de la república, Alvaro Uribe Vélez, al ex presidente Ernesto Samper, otorgándole la embajada Francesa. Acto en el cual Andrés Pastrana desaprobó y posteriormente presentó renuncia a su embajada en Los Estados Unidos.
    Este hecho causó reacción en la columnista Claudia López. Quién decidió dirigirse, mediante un escrito, a todos los colombianos y personas que quizás la leyeran, por su también desacuerdo de ese nuevo nombramiento que daba nuestro gobierno a un personaje que presuntamente estuvo vinculado con el narcotráfico (Mencionando el proceso 8.000), y el tráfico de influencias que se manejó con los entonces miembros del congreso. Todo lo anterior mencionado está plasmado en anteriores documentos e investigaciones hechas por las autoridades encargadas. Sin embargo, y a título personal, López cometió un error al decir que el Ex presidente Samper también estaba vinculado a los asesinatos de dos piezas claves durante las investigaciones que se le hacían a este. Sin tener pruebas o quizás previas investigaciones, la columnista del diario El Tiempo dijo lo que pensaba comentando y dando por hecho que Samper había sido parte de los asesinatos de "La monita retrechera" y el Chofer de Horacio Serpa.
    También, y no pasando por alto, hace una fuerte crítica a su propia casa editorial, mencionando en su columna que el manejo del interés político y de medios era un fuerte dentro del Diario El Tiempo. Éste, después de publicar su columna, decide despedirla y posteriormente lanzar respuesta pública del por qué se tomó esta decisión.
    Se ve un cruel caso de tratar de silenciar a los periodistas por medio de demandas y denuncias. Somos protegidos por muchos artículos y por la comunidad que quiere escuchar y leer la verdad sin tapujos. En este caso, López incurrió a recordarle a este país, que es un país sin memoria como ya todos sabemos, los hechos que protagonizó Samper. Estoy seguro que este en un afán de quizás no utilizar otros tipos de medios para callar a periodista, decidió irse por los términos legales. Sin embargo, el tiro le salió por la culata. Se tenían muchas pruebas y documentos dónde demostraban que lo anteriormente dicho en la columna era una simple realidad ya ocurrida en el pasado y que se trató de dar un “recorderis” a todo mundo. Tenemos el derecho de hablarle a la gente sin censura y sin que nos exijan qué decir. De este caso, y afortunadamente, López salió absuelta.
    EL segundo error que cometió fue el de criticar al periódico donde trabajaba, si, está en todo su derecho de decir lo que piensa y de cómo son las cosas, pero de cuestionar de esa forma a su propia casa editorial, fue un error imperdonable que le contó su gran puesto allí.


    Caso: Palacio – Correa
    En este caso, no muy alejado al colombiano, también se quiere intentar callar al periodista por decir lo que quizás no muchos son capaces de decir en ese país. Asegurando que el país y durante la tiranía o dictadura de Correa, se ha llenado de criminales, de corruptos, entre otros tipos de delincuentes. Siendo absueltos con perdón y pequeñas penas. Es realidad de hechos vividos y vistos por los mismos ojos del país entero y que cuando un periodista como Palacio tiene las agallas de decirlo y criticarlo a la luz pública, inmediatamente es demandado y querido ser "fregado" por el mismísimo presidente del país.
    Por supuesto, en Ecuador también se maneja el principio de la libre expresión, pero, por lo visto, no es tan fuerte. Se ve y se presente mucho el tráfico de influencias. Los grandes y poderosos, quizás casi dueños del país, hacen lo que quieran con la información. Manipulándola a su antojo, no tan alejado de la realidad y hechos de nuestra nación.

    ResponderEliminar
  83. YULEIDYS LENGUA REALES
    COD 050911416

    PRIMER CASO: CLAUDIA LOPEZ PERIODISTA CON GRAN EXPERIENCIA EN EL DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD REALIZA UNA COLUMNA DE OPINIÓN EN LA CUAL DEJA VER SU PROFUNDO DESCONTENTO E INDIGNACIÓN FRENTE A LOS NOMBRAMIENTOS QUE EL ENTONCES PRESIDENTE URIBE REALIZA EN SU GOBIERNO Y LOS MOTIVOS QUE SUSTENTAN ESTOS NOMBRAMIENTOS, EN ESPECIAL DESIGNAR COMO EMBAJADOR ANTE FRANCIA A EL EX PRESIDENTE SAMPER, PERSONAJE CUYA REPUTACIÓN SE HA VISTO MANCHADA EN REPETIDAS OCASIONES POR SU VINCULACIÓN A INVESTIGACIONES DENTRO DEL PROCESO 8000. SUCESO QUE REVOLUCIONO A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN DEL PAÍS Y DEL QUE HOY POR HOY EL EX PRESIDENTE NO SE HA LIBRADO TOTALMENTE DEL ESCÁNDALO. CLAUDIA EJERCIENDO SU PROFESIÓN DE PERIODISTA Y CUMPLIENDO CON EL CÓDIGO DE ÉTICA DE TAL FUNCIÓN RECUERDA AL PAÍS UNA VEZ MAS LOS MOTIVOS POR LOS CUALES SE INVESTIGA A EL EX PRESIDENTE Y HACE UN LLAMADO A LA LÓGICA EMITIENDO SU OPINIÓN PERSONAL ANTE TAN DESCABELLADO NOMBRAMIENTO, ELLA EN NINGÚN MOMENTO SE TOMA EL ATREVIMIENTO DE ESCRIBIR SOBRE HECHOS INFUNDADOS Y MUCHO MENOS RECURRE A INVENTOS; SI NO QUE POR EL CONTRARIO HACE UN RECORDATORIO DE INFORMACIÓN CONOCIDA POR CUALQUIER CIUDADANO DEL COMÚN A CERCA DE LA REPUTACIÓN DE SAMPER Y LOS MOTIVOS POR LOS CUALES SE LE VINCULA AL PROCESO 8000, PARA AMPARAR Y SUSTENTAR SU OPINIÓN PERSONAL FRENTE A LOS HECHOS DE ACTUALIDAD (EL NOMBRAMIENTO) Y ESTO NI EN COLOMBIA NI EN NINGÚN LUGAR DEL MUNDO PUEDE SER CONCEBIDO COMO UN DELITO. SI HAY ALGO POR LO QUE MEDIANAMENTE PODRÍAN SEÑALAR A LA PERIODISTA ES POR SUS COMENTARIOS A CERCA DE LA PARTICIPACIÓN DE SAMPER EN EL HOMICIDIO DE TESTIGOS CLAVES EN EL CASO DE LOS HERMANOS OREJUELA. YA QUE ESTA INFORMACIÓN NO HA SIDO COMPROBADA, PERO ESTA NO REALIZA CONFIRMACIONES A CERCA DE TAL PARTICIPACIÓN POR PARTE DEL EX PRESIDENTE, LANZA UN COMENTARIO AL AIRE Y DEJA ENTRE DICHO UNA PRESUNTA COLABORACIÓN.

    ME ALEGRA MUCHO QUE EN CASOS COMO ESTE SE RECONOZCA Y RESPETE EL DERECHO DE LA LIBRE EXPRESIÓN DE LOS CIUDADANOS Y MAS AUN DE LOS PERIODISTAS EN UN PAÍS, QUE HA SIDO VICTIMA DE LA GUERRA DESDE DIFERENTES FRENTES Y LOS SILENCIADOS SIEMPRE HAN SIDO LOS MISMOS: MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

    SEGUNDO CASO: LASTIMOSAMENTE EN ECUADOR, NO RESPETARON EL DERECHO A LA LIBRE EXPRESIÓN OPINIÓN E MALFORMACIÓN DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y CENSURARON NO SOLO A PALACIOS EL COLUMNISTA Y A LOS PROPIETARIOS DEL DIARIO UNIVERSAL; SI NO A LA PRENSA ECUATORIANA EN SU TOTALIDAD DEMOSTRANDO LA JUSTICIA QUE PRIMAN Y PESAN MAS LOS ARGUMENTOS DE QUIEN TIENE EL PODER QUE QUIEN TIENE LA RAZÓN .

    PALACIOS ESTABA EN TODO SU DERECHO DE NO CREER EN LA HISTORIA NI LAS AFIRMACIONES DEL PRESIDENTE RAFAEL CORREA Y EXPONER SU PUNTO DE VISTA A CERCA DE LOS VERDADEROS HECHOS, NO POR ESTO PUEDEN CASTIGARLE NI CONDENARLO JUDICIALMENTE CADA PERSONA ES LIBRE DE CREER O NO EN LO QUE QUIERA. EN ESTE CASO SE VIOLO EL DERECHO DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y OPINIÓN.

    ResponderEliminar
  84. YULEIDYS LENGUA REALES
    COD 050911416

    PRIMER CASO: CLAUDIA LOPEZ PERIODISTA CON GRAN EXPERIENCIA EN EL DESARROLLO DE LA ACTIVIDAD REALIZA UNA COLUMNA DE OPINIÓN EN LA CUAL DEJA VER SU PROFUNDO DESCONTENTO E INDIGNACIÓN FRENTE A LOS NOMBRAMIENTOS QUE EL ENTONCES PRESIDENTE URIBE REALIZA EN SU GOBIERNO Y LOS MOTIVOS QUE SUSTENTAN ESTOS NOMBRAMIENTOS, EN ESPECIAL DESIGNAR COMO EMBAJADOR ANTE FRANCIA A EL EX PRESIDENTE SAMPER, PERSONAJE CUYA REPUTACIÓN SE HA VISTO MANCHADA EN REPETIDAS OCASIONES POR SU VINCULACIÓN A INVESTIGACIONES DENTRO DEL PROCESO 8000. SUCESO QUE REVOLUCIONO A LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN DEL PAÍS Y DEL QUE HOY POR HOY EL EX PRESIDENTE NO SE HA LIBRADO TOTALMENTE DEL ESCÁNDALO. CLAUDIA EJERCIENDO SU PROFESIÓN DE PERIODISTA Y CUMPLIENDO CON EL CÓDIGO DE ÉTICA DE TAL FUNCIÓN RECUERDA AL PAÍS UNA VEZ MAS LOS MOTIVOS POR LOS CUALES SE INVESTIGA A EL EX PRESIDENTE Y HACE UN LLAMADO A LA LÓGICA EMITIENDO SU OPINIÓN PERSONAL ANTE TAN DESCABELLADO NOMBRAMIENTO, ELLA EN NINGÚN MOMENTO SE TOMA EL ATREVIMIENTO DE ESCRIBIR SOBRE HECHOS INFUNDADOS Y MUCHO MENOS RECURRE A INVENTOS; SI NO QUE POR EL CONTRARIO HACE UN RECORDATORIO DE INFORMACIÓN CONOCIDA POR CUALQUIER CIUDADANO DEL COMÚN A CERCA DE LA REPUTACIÓN DE SAMPER Y LOS MOTIVOS POR LOS CUALES SE LE VINCULA AL PROCESO 8000, PARA AMPARAR Y SUSTENTAR SU OPINIÓN PERSONAL FRENTE A LOS HECHOS DE ACTUALIDAD (EL NOMBRAMIENTO) Y ESTO NI EN COLOMBIA NI EN NINGÚN LUGAR DEL MUNDO PUEDE SER CONCEBIDO COMO UN DELITO. SI HAY ALGO POR LO QUE MEDIANAMENTE PODRÍAN SEÑALAR A LA PERIODISTA ES POR SUS COMENTARIOS A CERCA DE LA PARTICIPACIÓN DE SAMPER EN EL HOMICIDIO DE TESTIGOS CLAVES EN EL CASO DE LOS HERMANOS OREJUELA. YA QUE ESTA INFORMACIÓN NO HA SIDO COMPROBADA, PERO ESTA NO REALIZA CONFIRMACIONES A CERCA DE TAL PARTICIPACIÓN POR PARTE DEL EX PRESIDENTE, LANZA UN COMENTARIO AL AIRE Y DEJA ENTRE DICHO UNA PRESUNTA COLABORACIÓN.

    ME ALEGRA MUCHO QUE EN CASOS COMO ESTE SE RECONOZCA Y RESPETE EL DERECHO DE LA LIBRE EXPRESIÓN DE LOS CIUDADANOS Y MAS AUN DE LOS PERIODISTAS EN UN PAÍS, QUE HA SIDO VICTIMA DE LA GUERRA DESDE DIFERENTES FRENTES Y LOS SILENCIADOS SIEMPRE HAN SIDO LOS MISMOS: MEDIOS DE COMUNICACIÓN.

    SEGUNDO CASO: LASTIMOSAMENTE EN ECUADOR, NO RESPETARON EL DERECHO A LA LIBRE EXPRESIÓN OPINIÓN E MALFORMACIÓN DE LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN Y CENSURARON NO SOLO A PALACIOS EL COLUMNISTA Y A LOS PROPIETARIOS DEL DIARIO UNIVERSAL; SI NO A LA PRENSA ECUATORIANA EN SU TOTALIDAD DEMOSTRANDO LA JUSTICIA QUE PRIMAN Y PESAN MAS LOS ARGUMENTOS DE QUIEN TIENE EL PODER QUE QUIEN TIENE LA RAZÓN .

    PALACIOS ESTABA EN TODO SU DERECHO DE NO CREER EN LA HISTORIA NI LAS AFIRMACIONES DEL PRESIDENTE RAFAEL CORREA Y EXPONER SU PUNTO DE VISTA A CERCA DE LOS VERDADEROS HECHOS, NO POR ESTO PUEDEN CASTIGARLE NI CONDENARLO JUDICIALMENTE CADA PERSONA ES LIBRE DE CREER O NO EN LO QUE QUIERA. EN ESTE CASO SE VIOLO EL DERECHO DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN Y OPINIÓN.

    ResponderEliminar
  85. ROSANA RODRIGUEZ RAMIREZ8:51 p. m., agosto 26, 2012


    ROSANA RODRIGUEZ RAMIREZ

    CASO 1

    Sobre el primer caso del presidente Samper y la columnista Clara López, considero que fue justa la forma como se resolvió a favor de Clara López, puesto que sería un atentado a la libertad de expresión en nuestro país, debido a que Clara López expresó su descontento por el designio de Ernesto Samper como embajador en Francia, postura en la cual está en todo su derecho de expresar. Hay que recordar que Ernesto Samper es un personaje público, y como tal, puede ser objeto de numerosas opiniones, siempre y cuando estén en el grado de la verdad y el respeto. Aún así, pienso que la columnista debería ser menos polémica con sus declaraciones.

    ResponderEliminar
  86. MARIA DEL PILAR DE LA ROSA8:52 p. m., agosto 26, 2012

    CASO 1
    El caso uno de la periodista Claudia López frente a la demanda presentada por el ex presidente Samper, es un episodio donde se ve ejemplificado como la libertad de opinión de los columnistas puede ser manchada. Dentro de la columna, que Lopes escribió no considero que haya sido un articulo denunciante ni mucho menos denigrante para el ex presidente Samper; dentro del estilo periodístico que se maneja frente a la columna de opinión, ella lanzó su punto de vista apoyándose de hechos que eventualmente fueron dados a luz pública en su momento, pero que para la conveniencia de los protagonistas implicados no era lo más prudente teniendo en cuenta, que revivir el pasado para llegar un nuevo puesto político no era ña mejor imagen. En este sentido considero que la justicia se hizo valer, y que la libertad de prensa hizo valer sus derechos, a pesar de las denuncias interpuestas hacia la periodista.

    CASO 2
    En el caso de Emilio Palacio y el boom que generó los policia en el Ecuador por la ley de servicios públicos, y la posición que adoptó el mandatario de ese país, fue uno de los casos donde queda demostrado que en muchas ocasiones y la mayoria de veces lo que llamamos libertad de expresión, es simplemente lo que el gran poder estatal te puede permitir. En este caso, la opinión ejercida por el periodista, hacia los testimonios que lanzó y luego fueron retractados por Rafael Correa, con respecto a su supuesto secuestro; fue simplemente un punto de vista con respecto a la contradicción que se generó sobre varias versiones, y una concepción frente a los motivos que obligaron al presidente actuar de esa manera, frente al caos que el Ecuador se encontraba viviendo.

    en este caso des afortunadamente la libertad de expresión del periodista no fue válida.

    ResponderEliminar
  87. ROSANA RODRIGUEZ RAMIREZ8:55 p. m., agosto 26, 2012

    ROSANA RODRIGUEZ RAMIREZ

    CASO 2

    Sobre el segundo caso, es algo muy preocupante que un presidente tenga que cometer acciones legales y atacar a un periodista que, abiertamente, expresa su crítica hacia un gobierno autoritario. Como no le gustó lo que el periodista publicó, optó por demandarlo. Este tipo de situaciones no debe presentarse, puesto que en las columnas de opinión son libres de expresar sus sensaciones acerca de los hechos, y si algo no le gusta por x o y motivo, debe hacerlo saber. De eso se trata el periodismo de opinión. Eso sí, cuidando de no traspasar el límite de la acusación sin fundamentos.

    ResponderEliminar
  88. silvia muñoz visbal grupo BD9:35 p. m., agosto 26, 2012

    En este primer caso donde la columnista hace uso de su libertad opinión e investigación sobre el caso de Samper y lo concerniente a su nombramiento, reviviendo y trayendo a coalición sucesos que se han intentado borrar de la mente de las personas.
    Al momento de escribir estas columnas donde se le brinda información para crear opinión publica, el periódico intenta interrumpir el aporte que realizaba esta columnista tanto al periódico como a la sociedad, desconociendo la libertad de opinión y sobreponiendo los intereses de los directivos y del poder.
    Lo sucedido nuevamente nos indica por lo que pasan los periodistas que desean dar a la luz pública lo que sucede y hacen que las personas tomen conciencia y tengan su propio pensamiento, al final pudieron demostrar que la periodista con bases argumentadas dio a conocer la noticia y se baso en hechos ya conocidos.
    En conclusión estos años que duro el juicio en contra de López, fue un tiempo en que desde diferentes puntos de vista fue dado conocer, y El tiempo como mayor actor de coartación mostrándoles a los lectores el rechazo de este pensamiento en su misma publicación y todo lo que ocasionó en los lectores lo sucedido.
    Samper siendo personaje público apoyado por diferentes personas que se encuentran en el poder indica que “el límite del derecho de opinión es la verdad y la defensa de la honra de las personas”, al pronunciar estas palabras no piensa en que la honra es manejada por él, es decir, que sus actos son los que lo deshonran no lo que se da a conocer.

    ResponderEliminar
  89. Victor Daniel Amariz12:10 a. m., agosto 27, 2012

    En el primer caso (Samper vs López) me produce satisfacción el saber que el fallo fue a favor de la columnista. No debemos permitir que nosotros, como periodistas, seamos silenciados por denunciar este tipo de hechos que le hacen mucho daño al país, sin importar si afecta intereses personales. La libertad de expresión debe ser aplicada en todo sentido, por cuanto Claudia López estuvo en su derecho de expresar su disconformidad con la asignación de Ernesto Samper como embajador en Francia, sabiendo que estuvo en un capítulo oscuro para el país como lo fue en proceso 8.000. En el caso de su despido de EL TIEMPO, admiro su valentía de exponer su opinión aún cuando critica la casa periodística donde labora, pero debe quedarle la lección de medir un poco sus palabras.

    En el segundo caso (Correa vs Palacio) es aún más delicado. Considero que es un total atropello a la libre expresión y al ejercicio libre del periodismo. Aún así, el columnista cometió un muy grave error al mencionar una supuesta orden a los militares a disparar a discreción en el hospital, no sin pruebas que confirmen tal acusación. Sin embargo, eso no es excusa para cometer tal persecución a un medio de comunicación. ¿Cómo es posible que alguien reciba 3 años de prisión y una multa de 30 millones de dólares por exponer hechos que los conoció no solo el país, sino el mundo entero? Asimismo, destaco la solidaridad de los medios colombianos ante este incidente.

    ResponderEliminar
  90. 1 caso
    Claudia Lopez - Ernesto Samper

    La realidad Colombiana se ve reflejada directamente con la libertad de expresion, pues a la periodista Claudia Lopez fue enjuiciada por el ex presidente Ernesto samper al ella realizar en su columna de opinion unas declaraciones en las que hace un recorderis de todas las irregularidades en ese tiempo de mandatos como lo fue el proceso 8000. lo que nos da a entender que el dar una opinion en nuestro pais como periodistas que somos conlleva a exponerse en todos los ambitos sin ningun tipo de respaldo
    Maria Cepeda
    Grupo: BD

    ResponderEliminar
  91. 1 CASO
    la columna de opinion realizada por la periodista Claudia Lopez fue el detonante para darnos cuenta que dar nuestro punto de vista como periodista, conlleva a estar expuesto a cualquier tipo de ataques,demandas y acusaciones por brindarle a nuestro pais una aclaracion objetiva sobre lo que esta sucediendo con los politicos y su pasado irrevocable.
    Julio Castro
    Grupo: BD

    ResponderEliminar
  92. CASO 2
    Emilio Palacio, en su deber como periodista en el periodico universal genero su opinion sobre el supuesto secuestro al que fue sometido el presidente de Ecuador Rafael Correa en las instalaciones del hospital de la policia para evadir la responsabilidad ante otros hechos del interes publico, los que ocasiono que se vetara la libre expresion de los periodistas en Ecuador antes este tipo de hecho lo que demuestra el caso mayor de intolerancia e irrespeto ante los periodistas.
    Julio Catro
    Grupo: BD

    ResponderEliminar
  93. CASO 2
    las declaraciones realizadas por el periodista Emilio Palacio contra el presidente de Ecuador Rafael Correa fue un hecho lamentable para el periodismo en general, pues a pesar de brindar su opinion como deber a la sociedad como " el secuetro del presidente" en el hospital de la policia para evadir su responsabilidad por otros hechos que lo tenia en la mira de los medios de comunicación, generaron el debate haciendo que la libre expresion y la opinion publica fueran silenciadas por revelar verdades que no conviene a un gobierno o a una persona en particular
    Maria Cepeda
    Grupo: BD

    ResponderEliminar
  94. Caso 1

    En este caso por los problemas que presentó la periodista con el periódico el tiempo, se ve claramente una falta de tolerancia y limitaciones a la llamada "libertad de expresión" que tenemos en nuestro país. Pues Claudia López solo dio su punto de vista con respeto a el cubrimiento realizado por el tiempo frente a determinados temas, y para nadie es un secreto que en Colombia prima el interés propio, por lo cual obviamente un periódico no va a hablar cosas negativas de uno de sus socios o del gobierno por el cual tiene algunos intereses particulares.

    Con respecto a la demanda del Ex-presidente Samper. Primero que todo hay que aclarar que cuando uno es una figura pública como el caso de todos los políticos, la línea que divide la vida privada de la pública es muy delgada, más cuando lo que se pone en tela de juicio es la carrera política que afecta de una u otra manera la realidad nacional. De lo que menciona la Columnista López pues son hechos que todo el mundo conoce y como se diría popularmente son "secretos a voces" porque muchos hablan de ellos pero nadie los acepta. Analicemos algo, La mafia, narcotraficantes, crimen organizado o como lo quieran llamar, no acostumbra a hacer "obras de caridad" donando grandes sumas de dinero para apoyar la campaña de algún político sin esperar algún beneficio a cambio, definitivamente esa no es su forma de actuar. Eso solo por sacar uno de los puntos debatidos.

    El ex -presidente también dice que la columnista López lo acusa de homicidio o de haber sido participe de este hecho, pero en realidad en su columna en ningún momento ella afirma esto, solamente coloca una duda o una reflexión para los lectores sin afirmar algo o decir o decir "el ex presidente participo de una u otra manera en el homicidio de la monita retrechera".

    ResponderEliminar
  95. Primer caso…
    VICKY PAOLA MARTINEZ VERGARA (050911173-BD)

    ¿Podré comentar? ¿Expresarme? ¿Opinar? Como en este país no se sabe, por eso hago los tres interrogantes. Pero bueno, al grano. Sin duda alguna el caso de Claudia López (ex columnista del periódico EL TIEMPO) es uno de esos casos comunes en un país llamado COLOMBIA, donde la opinión de quién sea: llámese periodista o no, vale casi ¨un plomo¨, y lo digo de forma directa y quizá un poco ¨fuerte¨ por lo que le sucedió a López. ¿Ética? ¿Dónde está esa ética de la que el poder ¨gobernante¨ de éste país habla cada vez que se le da ¨la papaya¨ en algún medio de comunicación? O ¿es que éstos no leen bien el papel de miles de líneas llenas de carretas antes de exponerlo? No lo sé, lo que si sé es que éste polémico caso del nombramiento del ex presidente Ernesto Samper como embajador de Francia y la renuncia que éste hecho causó con el también ex presidente Pastrana, fue un caso en donde claramente se connota que la política, el estado y la corrupción; intentan hacer de las suyas. Claudia López; una periodista crítica, sin tapujos, que investigó, analizó y comentó en su columna lo que pensaba acerca de esa decisión del ex mandatario, quedó en la ¨boca del lobo¨ porque Samper, se sintió sumamente aludido y calumniado por esta periodista. Diplomacia fue lo que le faltó al ex presidente Samper, mostrarse a la altura y no esconderse en acusaciones y demandas para evitar que ese generara opinión pública por medio de una periodista que con ganas de contarle la verdad a un país, terminó metida en un escándalo público, que a favor, con pruebas, y bases sólidas quedó como una periodista llena de ¨perrenque¨, generando opinión pública y motivando a jóvenes periodistas como nosotros a ser transparentes, investigativos y no como unos periodistas más dominados por el poder de este país.

    Segundo Caso…
    VICKY PAOLA MARTINEZ VERGARA (050911173-BD)

    Este caso de Emilio Palacio, me recuerda a una frase del filósofo Tomas Job que dice; ¨El hombre es lobo para el hombre¨, acaso al presidente Rafael Correa, ¿no le importa pasar por encima de los derechos de los demás, para beneficio propio?
    Bastante injusto este caso Ecuatoriano, ya que el periodista dentro de su oficio, estaba en todo su deber de dar a conocer su punto de vista, y a pesar del apoyo que los medios internacionales le brindaron, no fue posible que de esa libertad de expresión de la que a diario se escucha hablar fuera tenida en cuenta. Me da un ¨fresquito¨, y no lo digo por egoísta sino por ser Colombiana, el saber que a diferencia del caso Samper/López en donde por medio de pruebas, pruebas y más pruebas la periodista logró ser librada de ese polémico caso, en Ecuador; no. ¿3 años de cárcel y 40 millones de dólares? No hay derecho señores. ¿Qué queda? ´ ¿el hombre es lobo para el hombre?´ aún no logro darle respuesta a esa frase, pero después de haber leído este penoso episodio por el que pasó Ecuador, quizá el presidente Correa si pueda…

    ResponderEliminar
  96. CASO 1

    Este caso, no es más que otro “mordisco al pan de cada día en Colombia”. Políticos y gobernantes viéndose envueltos en problemas de corrupción, parapolítica, narcotráfico, etc. Por otro lado, podemos observar la otra cara de la moneda. Periodistas tratando de hacer valer el derecho a la libertad de expresión, y aquellos políticos tratando evitar a toda costa, que se ensucie su “buen nombre”.
    Realmente considero que es de gran gozo que la periodista Claudia López haya salido absuelta y bien librada de este caso. Si bien es nuestro deber como periodistas, denunciar, de manera objetiva y con argumentos, todo aquello que vaya en contra del bien social, por otro lado, es nuestro derecho expresarnos libremente, sin atentar contra la dignidad de nadie. Tenemos el derecho de, como bien lo menciona López en su defensa, no creer lo que simplemente no queremos creer, y a su vez, de manifestarlo sin represión alguna. Tenemos el derecho, no solo como periodistas, si no como ciudadanos, de manifestar nuestras inconformidades hacia el Estado o hacia cualquier otro tipo de organización. Y este es un derecho, que como estudiantes encaminados al oficio, debemos defender por encima de todo.

    ResponderEliminar
  97. CASO 2
    En este caso, se puede percibir, al igual que en el primero (López vs Samper), y ante todo, la presión que ejerce el Estado sobre los medios de comunicación. A pesar de no tener un conocimiento de la constitución ecuatoriana, que me permita juzgar con fundamentos sus decisiones legislativas, si quiero enfatizar que la libertad de expresión es de todos y para todos. Se debe tener cuidado con cosas que se mencionan o publican, principalmente para evitar un rasguño a la ética del periodista y el daño a la integridad de un ciudadano. Pero no se debe callar ante las cosas que involucran y afectan a toda una nación, tal y como lo fue este suceso del 30 de septiembre. Si hay algo que decir, opinar, o denunciar, sencillamente se debe hacer, sin opresión alguna, como la que obtuvo Emilio Palacio.

    Lamentable hecho, a diferencia del primer caso (López vs Samper) que obtuvo finalmente un desenlace gratificante para todo el conjunto de periodistas y para todos aquellos que defienden la libertad de expresión, este terminó favoreciendo a aquellos que la oprimen.

    ResponderEliminar
  98. Fabio Medina De la Hoz9:57 a. m., agosto 27, 2012

    *Caso #1- En colombia.

    Si bien es cierto existe una investigación contra el presidente Samper sobre el manejo de su campaña con dinero ilegales, lo que hace reaccionar a Claudia López al momento de ser nombrado embajador de Francia por parte del presidente Álvaro Uribe Vélez.
    La columna escrita por la periodista deja claro que el presidente Samper no es la persona idónea para ocupar el cargo, aunque la periodista incluyo comentarios como: “sabrá Dios si habrá intercedido también en los planes para eliminar a quienes pudieron ser piezas clave para develar sus andanzas, como la ‘monita retrechera’ y el ex conductor de Serpa, quienes no murieron de gripa sino acribillados cuando iban a contarle a la Fiscalía lo que sabían”, lo que dio pie al presidente Samper para accionar contra ella, no obstante a este hecho termina publicando una columna que va en contra del periódico del diario donde ella publica.

    ResponderEliminar
  99. Andrea Martínez Castrillón Grupo: BD10:17 a. m., agosto 27, 2012

    Caso 1: Claudia López

    Como se sabe en la constitución se encuentra plasmado el derecho que tenemos a la libre expresión, el cual constantemente se es violado, como el caso de Claudia quien fue despedida del
    periódico "EL TIEMPO", por la columna escrita sobre los innumerables antecedentes del Ex presidente Samper,desde sus posibles nexos con el narcotráfio, hasta el asesinato del chofer de Serpa. A pesar de todo lo que tuvo que pasar, admiro que nunca se retracto, siempre se mantuvo en su posición y logro salir absuelta de la demanda que Samper, además lo contundente que fue al exigir el cumplimiento de sus derechos, como informadores de la sociedad que somos, dándole a conocer la realidad de los acontecimientos, sin ningún tipo de temor a represarías.

    Caso 2: Emiliano Palacio

    En el caso de la columna escrita por Emiliano "No a las mentiras" puedo decir que se ve la obstrucción por parte del Presidente Rafael Correa, quien abructamente impide cualquier tipo de opinión contraria a su juicio; tanto así que el periodista tuvo que pedir asilo político en EE.UU. En este caso el derecho a libre opinión es totalmente censurado por el mismo estado, llevando por tres años a la cárcel al periodista, pero lo que me molesta es el hecho que en el presente después de los daños causados pide disculpas por lo ocurrido, aquí se ve un implacable acción para obstaculizar la información que por deber, debemos darle a la comunidad.

    ANDREA MARTÍNEZ CASTRILLÓN GRUPO: BD

    ResponderEliminar
  100. Fabio Medina De la Hoz11:20 a. m., agosto 27, 2012

    *Caso # 2- En Ecuador.

    Este caso es bastante complejo ya que hay muchas situaciones y acciones comprometedoras, con respecto a la columna publicada por Emilio zapata se puede observar un relato de muchos detalles acerca de los errores del presidente correa.
    El señor correa además de apoyar leyes que degradan la calidad de vida de empleados de un sector como lo son la fuerza pública de ese país. Además de su falsedad en el proceso que tenía contra Emilio zapata y el diario universal cuando la magistrada Mónica encalada declara que el primer fallo fue manipulado por el mismo presidente para su beneficio propio.

    ResponderEliminar
  101. caso 1
    Es una realidad a la que día a día se enfrentan los medios de comunicación. No es sorpresa que el poder esta en manos de políticos y corruptos que con un valor económico quieren censurar y evitar la opinión publica de muchos. LOPEZ a quien admiro por su coraje y destreza a la hora de publicar un articulo de opinión, es una de los tantos periodistas, que entran en conflicto por expresar su punto de vista y perspectiva sobre un hecho determinado. La libertad de expresión es un derecho fundamental de todas las personas y primordial los periodistas, pero más allá de ser un derecho, los intereses de algunos ciudadanos principalmente quienes actúan en el campo político, quieren prevalecer sobre estos. Samper llama delito de injuria y calumnia, sin percatarse que anterior a esta columna, se habían presentado escritos donde se dan acusaciones de vínculos entre Samper y las Farc, a raíz de la campaña política del primero. Muchos políticos haciendo alusión a este caso, han tratado de callar la verdad que pocos se atreven a decir, por temor a ser expuestos al peligro y al de su familia. Samper exige la condena de la periodista pero no exige que se realicen las pruebas pertinentes que le permitan demostrar su inocencia, como el dice tenerla, y estar absuelto de cualquier culpa o juicio que la periodista haya dado a conocer en su columna. Sin embargo solo da a conocer que fue afectada su honra y buen nombre con falsas acusaciones, pero no se da a conocer ni se tienen las pruebas de que estas acusaciones sean verdaderas o falsas. como figura publica y al tener cierto poder y dominio dentro de una sociedad, muchos políticos creen que tienen todo resuelto y que al ser escogidos por el pueblo, tienen la libertad de hacer y deshacer con todo aquello que les sea de interés propio, no pensando en el beneficio común, sino el particular, esto ocurre en muchos casos, no por que la mayoría de los políticos sean tachados con una mala imagen, quiere decir que todos lo sean. En mi opinión cada quien tiene su punto de vista frente a las cosas, teniendo claro la ética profesional del periodista, de respetar y no levantar falsas acusaciones para dañar el buen nombre y reputación de cualquier persona, sin importar el cargo que ocupen, pero si estas son verdaderas es valido la posición de cada quien tenga frente a esto. De igual forma para nadie es secreto que políticos como Samper y otros han venido incursionando e actos que los dejan mal ante el país, pero al ser una persona, la que públicamente se atreve a desenmascararlo, reúne así sus influencias y ataca para quedar victorioso, en una guerra de varios contra una opinión. Es correcto que la periodista no haya sido condenada, pero esto seguirá ocurriendo, por que son pocos los que se atreven a enfrentar la verdad, sin importar las consecuencias de la misma, con el fin de abrirle los ojos a muchos, sobre lo que sucede en el país. Todos tenemos una visión diferente de lo que a diario ocurre, la libertad de expresión no debe perjudicar a los demás, es algo propio y por ende debe tenerse en cuenta. Aunque no estoy de acuerdo con la publicación hecha, donde López va en contra de periódico EL TIEMPO, que durante 30 meses le ha permitido trabajar en su empresa y hacerla parte de una familia, permitiendole la libre expresión y dando a conocer todas sus publicaciones, sin tener en cuenta amenazas y demás actos de esta índole, que han puesto en contra de este medio de comunicación, por los artículos que a diario se dan a conocer, respeto su punto de vista frente a la situación de AIS entre Arias y Santos.

    ResponderEliminar
  102. Juan Carlos Gaviria Romero4:49 p. m., agosto 27, 2012

    Caso colombiano.

    Uno de los derechos más violados en Colombia es el de la libertad de expresión, la libertad de prensa más que un derecho, es un lujo que se dan únicamente los que se atreven a tomar riesgos, los valientes. En el caso ocurrido en Colombia claramente lo identifico con la periodista Claudia López, que de ser despedida de su cargo en el diario "El Tiempo" siempre se mantuvo firme y fiel a sus escritos, sin ratificarse en lo absoluto de lo ya publicado. Más que admirar es un hecho que debe ser visto como ejemplo por todos los que estamos en el camino de esta fructífera carrera, ya que el periodismo mantiene a los ciudadanos avisados, a las putas advertidas y al gobierno inquieto.

    Caso ecuatoriano.

    Una prueba más de la misma violación de derechos extendida también por América Latina, y del mal uso del poder que tienen los gobernantes de sus países; esa fuerza de la que hacen mal uso utilizada contra el periodismo, impidiendo así todo el cambio social progresivo que se necesita saber, oír, escuchar, y ver; para darle un sentido más amplio a la verdad, al bien, a la justicia, y sobre todo a la libertad, que bastante quebrantada y transgredida ya está por parte de sujetos particulares o con algún interés de esconder.


    ResponderEliminar
  103. Amis Dayana Ramirez4:52 p. m., agosto 27, 2012

    Caso 1
    Ver el inconformismo y la renuncia de embajador del el ex presidente de Colombia Andrés pastrana, embajador de Estados unidos en ese entonces, por la elección que hizo Uribe Vélez en su mandato en Colombia, de colocar de embajador de Francia Ernesto Samper fue el inicio de la polémica que se levantaría contra este, quien ha sido juzgado fuertemente por su elección de presidente apoyándose con acciones ilegales.
    Por esta razón podemos ver las noticias de parte de la columnista Claudia López, quien hace fuertes acusaciones en contra del ex presidente Ernesto Samper, y de escribir que afectaría al acuerdo humanitario de manera negativa, y relacionando muchas acciones entre este y el uribismo, fue lo que desencadeno por parte del ex presidente en mención, una demanda contra la periodista, quien además fue despedida del periódico donde laboraba El Tiempo, por causa de esta gran escándalo que desato.
    Pienso que como periodista uno debe tener certeza y confianza en las cosas que se puedan publicar, ver a esta columnista no retractarse de lo que dice es porque tiene fuentes de información muy segura y confiable para ella que la llevan ante esta situación.
    Caso 2
    Considero que es importante que se respete la libertad de opinión con responsabilidad, el periodista dentro de su labor es dar a conocer la verdad o su punto de vista ante una situación, no se justifica que sea condenado por el mismo presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien domina la información a su manera o por decirlo así a su favor manipule o viole ciertas normas que están dentro de la constitución, en este caso condenar a tres años de cárcel al columnista Emilio Palacio por su libre expresión y los directivos del universal Carlos, Cesar y Nicolás y el pago 40 millones de dólares, para mi criterio es alarmante que el mismo presidente viole las normas. ¿Hasta dónde llegaremos?

    ResponderEliminar
  104. Amis Dayana Ramirez4:55 p. m., agosto 27, 2012

    Caso 1
    Ver el inconformismo y la renuncia de embajador del el ex presidente de Colombia Andrés pastrana, embajador de Estados unidos en ese entonces, por la elección que hizo Uribe Vélez en su mandato en Colombia, de colocar de embajador de Francia Ernesto Samper fue el inicio de la polémica que se levantaría contra este, quien ha sido juzgado fuertemente por su elección de presidente apoyándose con acciones ilegales.
    Por esta razón podemos ver las noticias de parte de la columnista Claudia López, quien hace fuertes acusaciones en contra del ex presidente Ernesto Samper, y de escribir que afectaría al acuerdo humanitario de manera negativa, y relacionando muchas acciones entre este y el uribismo, fue lo que desencadeno por parte del ex presidente en mención, una demanda contra la periodista, quien además fue despedida del periódico donde laboraba El Tiempo, por causa de esta gran escándalo que desato.
    Pienso que como periodista uno debe tener certeza y confianza en las cosas que se puedan publicar, ver a esta columnista no retractarse de lo que dice es porque tiene fuentes de información muy segura y confiable para ella que la llevan ante esta situación.
    Caso 2
    Considero que es importante que se respete la libertad de opinión con responsabilidad, el periodista dentro de su labor es dar a conocer la verdad o su punto de vista ante una situación, no se justifica que sea condenado por el mismo presidente ecuatoriano Rafael Correa, quien domina la información a su manera o por decirlo así a su favor manipule o viole ciertas normas que están dentro de la constitución, en este caso condenar a tres años de cárcel al columnista Emilio Palacio por su libre expresión y los directivos del universal Carlos, Cesar y Nicolás y el pago 40 millones de dólares, para mi criterio es alarmante que el mismo presidente viole las normas. ¿Hasta dónde llegaremos?

    AMIS DAYANA RAMIREZ

    ResponderEliminar
  105. CASO COLOMBIANO
    Claudia López una periodista crítica, que investigó, y comentó en su columna lo que pensaba acerca de la decisión del en ese entonces el presidente Álvaro Uribe Vélez. Una periodista haciendo valer el derecho de la libre expresión destapando las famosas ollas de los altos mandos y políticos con el ex presidente Ernesto Samper sintiéndose calumniados por ensuciarles el buen nombre. Afortunadamente la periodista Claudia López salió bien librada del problema en el que se vio envuelta, pero lastimosamente no todos los periodistas corren la misma suerte. Es un derecho como periodistas denunciar todo aquello que vaya contra el bien social, como lo es también expresarnos libremente, por supuesto objetivamente y sin atentar contra la dignidad de nadie, pero cabe resaltar que aquí y en muchas otras partes el derecho de la libre expresión se encuentra violado.
    CASO ECUATORIANO
    “no a las mentiras” el caso de la columna escrita por Emiliano palacio, se ve notoriamente la censura por parte del presidente Rafael Correa a la libertad de la libre expresión que impide cualquier tipo de opinión diferente a la suya. Como periodista pienso que las cosas no se pueden callar y menos cuando involucran a toda una nación como el suceso del 30 de septiembre, pero que lamentablemente a diferencia del caso colombiano este no termino tan victorioso pues termino a favor de aquellos que por su conveniencia obstinan la libertad de expresión, llevando al periodista Emiliano Palacio a la cárcel por 3 años.

    ResponderEliminar
  106. Paula Romero dijo...

    El periodismo, desde que se constituyó como una herramienta firme e influyente dentro de la esfera pública y fue denominada en la historia como el cuarto poder, ha caminado de la mano con la actualidad y “servido” a la sociedad. Sin embargo, nunca ha quedado exenta de censura o sobornos y ha sido a menudo mirada con lupa por los intereses políticos y gubernamentales. Ambos casos son muestra de ello y de la irrefutable mordaza que aún conserva el periodismo y como consecuencia, la libertad de expresión, sobre todo en regímenes donde las grandes fuerzas de poder tienen mucho que perder.

    Paula Romero: Caso 1

    El caso de Claudia López y la demanda interpuesta por el ex presidente Samper es la muestra de esa incesante lucha judicial (casi ancestral) por alcanzar la libertad de expresión en una profesión que se asume por esos valores y principios. La periodista, en este caso, jugó con la participación de la opinión pública a su favor y, aunque fue recriminada y expulsada del diario Eltiempo por denunciar la dependencia del medio ante los intereses políticos y financieros, resultó absuelta en el proceso judicial. Contribuyó con ello a reforzar la ética periodística, ya que sin salirse de los dogmas propios del periodismo, enjuició una opinión crítica ante una decisión política corrupta y opaca que no respondía al interés común de la ciudadanía. La libertad de expresión debe levantarse como un derecho intocable que responda a una veracidad informativa y formativa común al interés del ciudadano y cada cual, que forme de ahí su propio juicio crítico.

    Paula Romero: caso 2

    Muy lejos queda el segundo caso expuesto en el que el imputado, Emilio Palacio, tras recibir varias amenazas y reprimendas por parte de Correa, es encarcelado y condenado al pago de una numerosa cuantía de dinero por posicionarse a favor de los sublevados de 30S. Tras lo que el presidente consideró como un Golpe de Estado, el miedo cobra relevancia en la ciudadanía y la mano férrea con la que tramitó el caso llevó a varios implicados a la cárcel, sin dejar dar rienda suelta a un proceso judicial democrático y justo. La compra y venta de intereses y acuerdos en los grandes puesto de poder no es algo nuevo, por ello, dejar que casos como éste no transciendan a generar un conflicto social similar al ocurrido en Ecuador por la reducción de derechos/privilegios policiales, sí que debería ser recriminable no ante el Estado, sino ante la ciudadanía que mira hacia otro lado cuando pisotean derechos “naturales” que indirectamente son innatos e inalienables en el individuo.

    ResponderEliminar
  107. Paula Romero dijo...

    El periodismo, desde que se constituyó como una herramienta firme e influyente dentro de la esfera pública y fue denominada en la historia como el cuarto poder, ha caminado de la mano con la actualidad y “servido” a la sociedad. Sin embargo, nunca ha quedado exenta de censura o sobornos y ha sido a menudo mirada con lupa por los intereses políticos y gubernamentales. Ambos casos son muestra de ello y de la irrefutable mordaza que aún conserva el periodismo y como consecuencia, la libertad de expresión, sobre todo en regímenes donde las grandes fuerzas de poder tienen mucho que perder.

    El caso de Claudia López y la demanda interpuesta por el ex presidente Samper es la muestra de esa incesante lucha judicial (casi ancestral) por alcanzar la libertad de expresión en una profesión que se asume por esos valores y principios. La periodista, en este caso, jugó con la participación de la opinión pública a su favor y, aunque fue recriminada y expulsada del diario Eltiempo por denunciar la dependencia del medio ante los intereses políticos y financieros, resultó absuelta en el proceso judicial. Contribuyó con ello a reforzar la ética periodística, ya que sin salirse de los dogmas propios del periodismo, enjuició una opinión crítica ante una decisión política corrupta y opaca que no respondía al interés común de la ciudadanía. La libertad de expresión debe levantarse como un derecho intocable que responda a una veracidad informativa y formativa común al interés del ciudadano y cada cual, que forme de ahí su propio juicio crítico.

    Muy lejos queda el segundo caso expuesto en el que el imputado, Emilio Palacio, tras recibir varias amenazas y reprimendas por parte de Correa, es encarcelado y condenado al pago de una numerosa cuantía de dinero por posicionarse a favor de los sublevados de 30S. Tras lo que el presidente consideró como un Golpe de Estado, el miedo cobra relevancia en la ciudadanía y la mano férrea con la que tramitó el caso llevó a varios implicados a la cárcel, sin dejar dar rienda suelta a un proceso judicial democrático y justo. La compra y venta de intereses y acuerdos en los grandes puesto de poder no es algo nuevo, por ello, dejar que casos como éste no transciendan a generar un conflicto social similar al ocurrido en Ecuador por la reducción de derechos/privilegios policiales, sí que debería ser recriminable no ante el Estado, sino ante la ciudadanía que mira hacia otro lado cuando pisotean derechos “naturales” que indirectamente son innatos e inalienables en el individuo.

    ResponderEliminar
  108. Dollys Acendra Grupo BD9:38 p. m., agosto 27, 2012

    En el primer caso presentado, considero que estuvo bien aplicada la ley al fallar a favor de la columnista Claudia López. Ella está en todo su derecho de exponer su acuerdo o desacuerdo ante un hecho noticioso tanto nacional e internacional. Eso sí, no es necesario que tenga que utilizar términos despectivos para expresarse. Por otro lado, su columna crítica a El Tiempo fue una jugada muy arriesgada, teniendo en cuenta que se está dirigiendo duramente a la empresa donde trabaja. Debió haber investigado primero y haber consultado antes de publicarlo. De todos modos, fue un buen ejemplo de conservación de la libertad de expresión, puesto que en ningún momento, Claudia López se dirigió a Samper con palabras denigrantes, que atentaran directamente contra su integridad.
    En el segundo caso presentado, está bien que el periodista Emilio Palacio presente una columna en donde critique al presidente Rafael Correa sobre las medidas que tomó para afrontar los hechos ocurridos el 30 de Septiembre, pero el afirmar que el presidente ordenó disparar a discreción fue algo muy irresponsable, más teniendo en cuenta si esto no fue anteriormente investigado. Aun así, me parece que su condena a 3 años de prisión y la multa de 30 millones de dólares es excesiva. Y más cuando sabemos que al presidente se le salió de las manos este incidente. Es un total atropello a la libre expresión, teniendo en cuenta que, prácticamente, el periodista tuvo que renunciar a su trabajo y exiliarse en otro país.


    Dollys Acendra Grupo BD

    ResponderEliminar
  109. Paula Andrea Posada9:50 p. m., agosto 27, 2012

    Libertad de opinión: El caso de Claudia López en Colombia y Emilio Palacio en Ecuador


    Caso No. 1
    Considero que la columnista Clara Lopez, actuó de manera correcta al escribir "La reinserción uribista: del 8.000 al 64.000", teniendo en cuenta que sin ánimo de ofender ni hacer daño a nadie, brindo su opinión y se mostro en desacuerdo con el entonces presidente, Álvaro Uribe sobre el nombramiento de Samper como embajador de Francia.
    Personalmente, lo considero como un acto de valentía a sabiendas que denuncias como las que ella hizo traerían consigo una serie de consecuencias, así mismo, aplaudo sus principios para mostrar la realidad que los políticos siempre tratan de esconder , partiendo del hecho que la libertad de expresión es un derecho que tenemos todos (siempre y cuando no sea malintencionada). Sin embargo, es triste saber que todo este rollo de la libertad de expresión solo sea en teoría, porque realmente la mayoría de veces toca callar, sobre todo cuando se trata de una persona con poder.
    Finalmente, desde mi punto de vista fue un trabajo bien elaborado, de una persona que si conoce la finalidad de los medios de comunicación: informar al público sobre lo que está pasando, no mentir a favor de unos cuantos, es decir, que personalmente aplaudo la postura de la columnista desde cualquier punto de vista.


    Caso No. 2
    Es evidente que aunque se hable de una supuesta libertad de expresión por parte del presidente de Ecuador, no es posible considerarlo de esta manera donde el entonces jefe de opinión del diario el Universo, publicó el 6 de febrero de 2011 la columna "no a las mentiras", donde se realizan una serie de acusaciones contra el presidente Correa, y el 22 de marzo del mismo año, se interpone una demanda en su contra, a tal punto que este tuvo que pedir asilo político en Estados Unidos.
    Entonces ¿Donde está el supuesto derecho de expresar libremente nuestros puntos de vista?, a mi parecer, al dictador Correa solo le interesa que aquellos actos que no son de su conveniencia, como lo ocurrido con la policía ecuatoriana y lo denunciado por Palacio queden en la impunidad, sin importar cuantas personas tenga que llevarse por delante, y como es notorio en el caso del exjefe de opinión del diario el Universo, siempre va a prevalecer la postura de quien está en el poder.



    PAULA ANDREA POSADA DIAZ
    GRUPO: BD

    ResponderEliminar
  110. Ana Milena Jaramillo Morales AD
    CASO1: En el caso de Colombia del exPresiendente Samper y la Colu7mnista Claudia Lopez, podemos ver como esta atropellada la l8ibertqd de expresion en 2 casos, el primero y mas evidente ya que resulto con la carta de renuncia al periodico el Tiempo, es que Lopez al estar directamente relacionada con este Diario ya que tenia una columna de opinion en este, laq cual siempre fue muy polemica, pienso que esto no la abstenia a dar una opinion publica de como llevo la investigacion este periodico sobre AIS, es cierto que el periodico debe defender sus intereses, pero a la vez como periodista ella tiene su punto de vista que no necesarimente tiene que ir con las mismas de El tiempo o dentro de sus prametros, donde vemos que peco por tener criterio y hacer una reflexion contra el diario, entonces me pregunto lo siguiente ¿Como periodistas tenemos que omitir informacion o opiniones personales porque de estas depende nuestro trabajo?.
    Con el caso del ex presidente Samper, la columnista no dio una noticia exclusiva, a mi pensar y recuerdos desde pequeñpa tengo cnocimientos sobre el elefante de Samper nunca he olvidado una protesta que hicieron afuera del palacio de Nariño en donde teneian de disfraz un elefante no es nuevo el ex presidente y habia recibido muchas acusaciones como estas, no era desconocido para nadie, asi que no se ve el perjuicio moral directamente porque ya estaba hecho y pues lo causo su mal actuar frente a la honorbilidad que deberia tener un presindente.

    CASO2: Para comnzar este caso 1quiero dar una opinion, a lo largo que he estudiado esta carrera llena de pasiones y aciertos, he aprendido que como periodistas tenemos un obligacion social que es ser voceros de la ciudadania denunciando actos deli8ctivos o actos que de uno u otra forma afecten al pueblo, Palacio en su efecto cumplio un deber que por cmo fue llevado el caso y por los resultados en el pais hermano logro mas el poder Politico que la libertad de expresion peridistica, lo que causa cierto temor de los periodistas de este pais ya que tienen que abtenerse por su seguridad social y su libertad.La reaccion de la prnsa intgernaci8onal es evidente ante casos asi porque durante años se ha venido lchando contra la libertad de expresion periodistica, ya que durante la historia del periodismo hemos visto como hasta les quitan la vida por sacar verdades a la luz del pueblo y en otros casos menos tragicos se exilian en otros paises.

    ResponderEliminar
  111. Naylea Barros Martinez10:18 p. m., agosto 27, 2012

    Es de admirar el carácter de esta periodista. En Colombia existen pocos verdaderos periodistas, la mayoría son títeres de políticos y las empresas privadas o son manipulados por el medio en el que trabajan. por el contrario, Claudia es de esas periodistas que no se auto censuran,fue capaz de demostrar su inconformidad ante el nombramiento de Samper como embajador de Francia por parte de Uribe y también sin importar la perdida de su puesto, criticó al periódico donde trabajaba "EL TIEMPO", sobre el manejo que tuvo frente al proceso Agro Ingreso Seguro. Apesar de la demanda que tuvo por injuria y Calumnia, salió absuelta demostrando que la libertad de expresión y opinión si se puede hacer valer en Colombia. Deberían los demás periodistas tomar ejemplo y no auto censurarse por temor a un proceso judicial o a una amenaza, ante todo hay que hacer valer nuestros derechos como comunicadores sin pasar por los derechos de los demás. Es nuestro deber informar !

    ResponderEliminar
  112. Naylea Barros Martinez10:20 p. m., agosto 27, 2012

    Es de admirar el carácter de esta periodista. En Colombia existen pocos verdaderos periodistas, la mayoría son títeres de políticos y las empresas privadas o son manipulados por el medio en el que trabajan. por el contrario, Claudia es de esas periodistas que no se auto censuran,fue capaz de demostrar su inconformidad ante el nombramiento de Samper como embajador de Francia por parte de Uribe y también sin importar la perdida de su puesto, criticó al periódico donde trabajaba "EL TIEMPO", sobre el manejo que tuvo frente al proceso Agro Ingreso Seguro. Apesar de la demanda que tuvo por injuria y Calumnia, salió absuelta demostrando que la libertad de expresión y opinión si se puede hacer valer en Colombia. Deberían los demás periodistas tomar ejemplo y no auto censurarse por temor a un proceso judicial o a una amenaza, ante todo hay que hacer valer nuestros derechos como comunicadores sin pasar por los derechos de los demás. Es nuestro deber informar !

    ResponderEliminar
  113. Caso:Claudia López vs Ernesto Samper.

    Darwing Espinoza

    Para dar una opinión de este caso, es necesario analizar la forma en que fue despedida la periodista del periódico EL TIEMPO; es importante medir las palabras a la hora de hablar mal de su casa y más si esta es la que me da de comer.
    Tras los dos años y medio que duró trabajando con EL TIEMPO pudo conocer la forma de trabajar de los periodistas y cómo éstos distorsionan la información para beneficios propios del periódico. Si algo no le parece o va en contra de su ética es mejor retirarse del periódico y no hablar mal de él en sus mismas páginas haciendo lo que se conoce en el Código penal como 'Traición a la patria'.
    ahora yéndome realmente al tema central que es la libertad de prensa puedo decir que Claudia López hizo valer su derecho como periodista apoyada por el artículo 20 de la Constitución a la hora de expresar sus pensamientos y opiniones. Lo que hizo López en su columna "La reinserción uribista: del 8.000 al 64.000" fue mostrar su inconformismo con el nombramiento de Ernesto Samper como embajador de Colombia en Francia, teniendo en cuenta que el ex presidente Álvaro Uribe lo hizo como símbolo de solidaridad para eliminar el estigma que sobre él recae, haberse vendido a la mafia para llegar al poder y algunos casos delictivos que en la columna se observan.
    Samper quiso sacar provecho de todo esto acusándola de injuria y calumnia sin tener en cuenta que muchos colombianos fueron testigos de las muertes que hubo durante su gobierno y de la forma como llegó al poder.
    Más de cuatro años tuvo que durar el proceso para darle la razón al derecho periodístico de la libre expresión y dejar claro que no siempre el poder político es quien rige al país.

    Así que periodistas a escribir con toda libertad sin temor a ser juzgados por sus escritos. Eso sí acompañados por la verdad que es lo que nos caracteriza.

    ResponderEliminar
  114. Inguel Julieth De La Rosa Vence 8ºBD10:29 p. m., agosto 27, 2012

    Caso colombiano:
    El caso de la columnista Claudia López devela una realidad absoluta en cuanto al manejo político de los medios de comunicación en Colombia. El poder financiero prima ante cualquier otro interés, incluso de tipo ético, y aun cuando las bases del profesionalismo así lo rechacen. Los dueños de medios siguen ejerciendo poder político a través de los mismos, bien sea por vínculos directos o por relaciones estrechas con los gobernantes y/o personajes públicos.
    Luego, la información debe estar sujeta a condiciones predeterminadas que procuran el devenir económico, por ejemplo, del medio. Así, López se pronuncia con señalamientos que, según El Tiempo, descalifica el ejercicio periodístico en este diario, y lo que deja como consecuencia el despido de la columnista.
    Destaco la decisión del Periódico de publicar la columna, sin embargo considero que, si no es cierto lo señalado por la periodista, entonces, ¿Por qué despedirla? El que mucho se excusa, se acusa; pienso yo.
    Por otro lado, López sigue siendo controversial con sus columnas, lo cual no la perturba, al menos no para llegar al punto de dejar de lado su criterio y poner, por encima de ello, un valor económico o los intereses de otros. Así, la demanda interpuesta en contra de la columnista, por el ex presidente Ernesto Samper, pone en manifiesto los obstáculos a los que se enfrenta el periodista para mantener y defender su opinión, pese a que la libertad de expresión es un derecho. Sin embargo, esto último fue lo que permitió que la periodista López saliera bien librada de esta situación, pues como el fallo indicaba “el nivel de tolerancia hacia la crítica es mayor en aquellas personas que voluntariamente asumen parte de su vida como publica”.
    Caso ecuatoriano:
    Emilio Palacio, periodista ecuatoriano que escribe la columna en contra del presidente Rafael Correa, enseña claramente si oposición hacia el mandatario, se revela en su contra con fuertes señalamientos relacionados a la revuelta policial del 30 de septiembre de 2010 en el que, según el columnista, Correa tiene parte de responsabilidad y que pretende olvidar ofreciendo perdón. Así, Palacio sufre una violación al derecho de libre expresión y del ejercicio libre del periodismo, siendo condenado a tres años de prisión y a cancelar 40 millones de dólares. Tal como lo califica la prensa colombiana, apoyando a Palacios en esta situación, el gobierno ecuatoriano lo que busca es silenciar a quienes se oponen a su proceder, aceptando -según mi criterio- los cargos que le acreditan. Si es falso, por qué callar, acaso no es mejor investigar. El que nada debe nada teme, el que teme… Luego, el término de este proceso jurídico puede considerarse, como lo señaló la prensa en Colombia, un hecho nefasto en el ejercicio libre e independiente del periodismo.

    ResponderEliminar
  115. DIANDRA PINTO GÓMEZ10:56 p. m., agosto 27, 2012

    CASO COLOMBIA:
    El caso ocurrido en Colombia es muy complejo, pero no por eso deja de ser algo poco extraño dentro de nuestro panorama; pues es sabido por todos que el derecho a la libre expresión no es nada respetado en nuestro país. (En estos días vemos a María Jimena Duzán siendo protagonista de una demanda por una de sus columna).
    Sumado a esto, hace algunos años, Colombia vivió un caso en el que, como todos sabemos, el narcotráfico permeó los escenarios políticos, involucrando en un magno escándalo al entonces presidente de la Rapública, Ernesto Samper.
    Lo que pasa con la columnista de El Tiempo, es un caso que debe ser analizado desde su raíz: desde las decisiones tomadas por los mandatarios de nuestro país, que bien sabemos, no son nada ajenas a sus intereses propios. No siendo invidentes ante esta realidad, todas las personas actuantes en el panorama político nacional reaccionarán de la manera que crean adecuada ante el caso. Es decir, darán una mirada crítica a lo que sucede.
    Así, López, haciendo uso de su libertad de expresión, y más aún, libertad de prensa, da su opinión siendo una crítica acérrima de las decisiones tomadas por el gobierno, y en otro caso, la posición adoptada por el medio en que trabajaba.
    Considero acertada la posición tomada por la columnista, sabiendo que en su deber de dar su opinión criticó y no pasó por alto la realidad que se vivía ante sus ojos, sin temer a las partes "poderosas" que involucraban estos casos.
    Ahora bien, considero su despido como una manera de callar a quien se opone a las "injusticias", considerando que el medio para el que trabajaba se veía, evidentemente, actuando guiado por sus intereses. Una vez más, quedó comprobado que en Colombia, se es poco tolerante ante el derecho de la libre expresión.
    Sin embargo, a pesar de que la columnista hizo críticas directas, denunciando abiertamente en su artículo al expresidente, salió vencedora la libertad de expresión.

    CASO ECUADOR:
    En el caso del país vecino, considero que fue una manera clara de opacar la libertad de prensa. Ésto por parte de un presidente que no admite opiniones contrarias a las suyas y que por esto obstruye la labor de sus opositores.
    Infortunadamente en países como Ecuador es claro cómo el criticar es provocar una censura, por parte del gobierno que no acepta oposiciones. La manera misma de gobernar, tomar decisiones y manejar cierta clase de escándalos habla por sí sola de las condiciones en que trabajan los medios en Ecuador.

    DIANDRA PINTO GÓMEZ. Grupo BD.

    ResponderEliminar
  116. Caso 1
    ¿Que podría ser mejor en este país? ¿Censurar la información y seguir siendo un títere mas, mientras los titiriteros hacen y desasen en cualquier show que ellos quieran montar? ¿o simplemente como un gran periodista que no le falla a su ética profesional, da a conocer la información sin ningún miedo alguno?, aunque si tomamos de ejemplo el caso de la ex columnista Claudia López, nuestro único temor seria recibir una carta de renuncia de la editorial o del medio en el que estemos trabajando, solo por no hacer lo que muchos periodistas hacen y es callar por temor, omitiendo sucesos que pueden ser de gran importancia y poder desenmascarar a los corruptos que abundan en nuestro país, que lastimosamente necesitaríamos los dedos de las manos y de los pies de cientos de personas para poder tener mas o menos una idea de cuantos corruptos rebosan el vaso de la política en nuestro país.
    El periódico El Tiempo, en su artículo Razones de una decisión, expresaba que la ex columnista debía de abstenerse hacer acusaciones o descalificaciones sin fundamento, pero este tema se ha convertido en un tema publico, pero este caso no es algo que se desconozca como lo decía López el día de la indagatoria ya este es un caso no solo comprobado periodísticamente si no también judicialmente, tenemos que caer en cuenta hasta donde puede llegar nuestra ética periodística, tenemos la verdad en nuestras manos, es un arma que no se ve pero puede ser el arma mas letal que pueda existir.

    ResponderEliminar
  117. silvia muñoz visbal grupo BD11:05 p. m., agosto 27, 2012

    En este caso vemos como la política y el poder es el que manda, que los sucesos y hechos se deben manejar según sean dictados, que los culpables sean los que se quieren dar a conocer y al momento que se les presento un periodista que encontró un poco de la verdad detrás de los actos del “dictador”, esto no le fue de su agrado y que la forma de detener los comentarios y que no se escribieran mas artículos en contra suya, era dar mano dura acusándolos tanto al periodista como a la compañía, de esa manera cuartando la libertad de expresión.
    Pero al recibir el apoyo de varios periódicos aliados como los son los que pertenecen a Andiarios y en su mayoría colombianos, reproduciendo el articulo y demostrando que s existe la libertad de expresión y que juntos se puede informar y dar a conocer la realidad de los hechos como deber del periodista que mas adelante recibe la remisión de la condena (tres años y 30 millones de dólares) y el perdón del presidente.

    ResponderEliminar
  118. ALVARO CAMARGO PÉREZ12:21 a. m., agosto 28, 2012

    ALVARO CAMARGO PÉREZ

    Realmente es doloroso como en este país que busca salir del hueco oscuro del narcotráfico, y la guerra interna que por más de 50 años a afectado a este estado en todos sus ámbitos.

    Se ve como se siguen manejando el país a los antojos de unos pocos, la cual ha sido la verdadera piedra en el camino para el proceso de transformación de Colombia.

    Como siempre la política de Colombia se maneja por corrupción y por interés, y este es el caso de nuestro "querido" ex presidente Álvaro Uribe Velez, que como lo mencionó la periodista Claudia López, el ex presidente fue o es mejor es un astuto que nunca da nada sin recibir algo a cambio, su constante manipulación sobre casi todo lo que no le comviene (es un hecho) y la supuesta, "solidaridad" la cual es la misma propuesta de politiquería barata que nos han vendido a los colombianos desde los inicios de la democracia.

    Realmente lo que hizo con el, "honorable" político Samper es un acto para repudiarlo de por vida, pues lo único que hizo fue jugar con este representante de la política, y como no le funcionó el jugo movió otra ficha para llenar ese huevo que dejo el señor Samper.

    Es triste saber que el poder a veces se suba a la cabeza, para desequilibrar todo lo que nos rodea. es lamentable que el máximo mandatario de Ecuador halla montdo un show barato y vergonzoso, el cual no tiene sentido, cual era el fin acusar a funcionarios que no le seguían el juego y por ende no cambian dentro de los planes del mandatario. Debe darle pena al presidente lo que hizo.

    ResponderEliminar

  119. WILLIAM FARELO TERNERA
    GRUPO CD


    No es extraño ver que en Colombia se violen los derechos. Claudia López como periodista tiene derecho a expresar su opinión, sin embargo cual quier persona va a luchar por su mantener su buen nombre e imagen. Vemos entonces que hay dos intereses naturales de cada ser humano y es también por la lucha de mantener claro sus ideales. Al parecer Claudia López, sobre paso su derecho de libertad de expresión al entablar acusaciones falsas sobre el ex mandatario, dañando así el nombre e imagen de dicha persona; a lo que esta responde, demandando a la supuesta “agresora” , con el fin de desmentir y aclaras estas acusaciones.


    SEGUNDO CASO:

    Vemos que las acusaciones hechas hacia Correa por parte de Emilio Palacio, son mas fuertes y directas. Y como dije en el primer caso, cualquier persona lucha por su buen nombre, y más una personaje publico y el mas importante de un país. Cuando hay dinero de por medio todo se puede. Creo que el artículo de Emilio Palacios fue fuerte y rígido. A pesar de que Palacios debió ser mas claro y menos subjetivo, se nota el abuso de poder. Una columna de opinión es eso, de opinión.

    ResponderEliminar

  120. Andres Felipe Martínez
    Grupo: CD

    CASO 1
    Cito: “No se puede vivir sin creer, como tampoco se puede vivir sin ejercer el derecho a expresarse y, más aún a informa"

    Claudia López, mujer de admirar, respetar, ejemplo a seguir. Como periodista tenemos el deber de informarle a la sociedad sobre los acontecimientos que a diario pasan en el ámbito político, socio económico, social, entre otros, teniendo en cuenta los deberes y derechos establecidos en la constitución.

    López cumplió con el derecho a la libertad de opinión y expresión al escribir en su columna del el diario El Tiempo sobre el inconformismo que genero la postulación del ex presidente Ernesto Samper Pizano como embajador en Francia, quien según para el ex presidente Uribe el pueblo colombiano a estigmatizado, pero me pareció excelente saber que el derecho a la libre expresión no fue vulnerable en este caso.

    La ética, el profesionalismo se ve reflejado en Claudia López quien a escandalizar al país con sus escritos y genera controversia en la opinión publica nos alimenta a quienes estamos en la academia formándonos como periodistas a seguir luchando con el poder político, sin dejar a una lado la responsabilidad, la veracidad, la ética, la moral, y sobre todo el servicio que le préstamos a la comunidad.

    “Claudia López dice que no se retractara por su columna de Samper” por últimos considero que fue muy valiente López, demuestra entrega, compromiso, responsabilidad.

    ResponderEliminar
  121. Andres Felipe Martínez

    Grupo: CD

    Caso 2

    Existe el poder, la manipulación y la autoridad política.

    En el caso de Ecuador se refleja el debilitamiento a la libertad de prensa, es triste saber que muchos periodistas se abstienen a indagar y publicar un caso de controversia, por miedo de que los encierren en una cárcel y sean multados por personas que tiene ciertos poderes y logran jugar con las vidas de cada una de las personas a manera de títeres, como el caso del dictador Correa contra Emilio Palacio y los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez.

    Rafael Correa logro su objetivo “16 de febrero de 2012.- Tras una audiencia de más de 13 horas, la Corte Nacional de Justicia confirma la condena a tres años de prisión y a un pago de 30 millones de dólares contra Emilio Palacio y los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez, y de 10 millones de dólares contra la Compañía Anónima El Universo”.

    Aquí entro hacerme varios integrantes, hasta cuando los periodista en ejerció vivirán esto, que tristeza.

    ResponderEliminar
  122. Oscar Machado Buritica8:40 a. m., agosto 28, 2012

    1 caso:
    Las injusticias han prevalecido en gran parte de la historia de este país, aunque hay excepciones como en el caso de la columnista Claudia López. Sin duda alguna, su sensatez y  profesionalismo lo ha demostrado en sus letras sacando a la luz pública hechos que demuestran una vez más las irregularidades que se manejan en el poder político.
    Viéndolo desde otro punto de vista, el contenido de la columna no ha sido tan reveladora, debido a que el caso del proceso 8000, los dineros de dudosa procedencia para la campaña política del ex presidente Samper, fueron material de noticia desde mucho tiempo atrás, la indignación del ex mandatario era otro vil teatro para lucrarse y de algún modo burlarse de una nación. Afortunadamente no todas las fichas hacia la iniquidad giran a su favor y la verdad sale como vencedora.
    Por otro lado, Claudia López en su labor como periodista, en su tarea de defender uno de los derechos fundamentales como lo es la libre expresión, fue el botón de autodestrucción para su empleo. No era la manera adecuada de poner en tela de juicio los problemas que se manejaban en el periódico, haciéndolo público por medio de éste. Pienso que “los trapitos sucios se lavan en casa” ya después se buscará otra manera para hacer saber el error.
     
    2 caso:
    Leyendo los artículos en el blog, la desilusión cada vez más invade mi criterio como futuro periodista hacia el poder gubernativo. Las malas decisiones llevan a terribles acciones. Es triste ver que un líder político, quien ha sido escogido por un pueblo, los cuales ponen todas sus ilusiones y esperanzas en él, de la noche a la mañana decide darles un espaldarazo. Ese puñado de personas, son los que están dando su vida, seres que pierden la oportunidad de ver a sus hijos crecer, ese espaldarazo  que consiste en quietarles los beneficios a los oficiales del Ecuador; lo que ha provocado es la ira de un pueblo hambriento de justicia.
    El interés por informar lo puede llevar a circunstancias comprometedoras, como el caso del periodista Emilio Palacio. Su misión como profesional es revelar hechos veraces e imparciales sin llegar al sensacionalismo para que sea atractiva la noticia, tal vez el periodista pecó actuando como fanático de los sucesos, llevando la información a los extremos y que posteriormente  lo condujo a procesos penales.  

    ResponderEliminar
  123. Caso 1

    Colombia a lo largo del tiempo ha tenido problemas con respecto a la libertad de opinión y de expresión, lo cual a convertido a este país en una sociedad con miedos a responder a lo que no le gusta.

    Ser periodista es una gran labor, además que es una responsabilidad grande, debido que guardan bastante información que podría ser aceptada por unos y rechazada por otros. La periodista Claudia López es una muestra de valentía, seguridad e imparcialidad, pero la publicación de contenidos que sin pensar alguna vez harían su propia carta de renuncia, hoy, fue el hecho que le demostró a la ciudadanía colombiana la manera de como trabajan algunos medios privados a favor de unos pocos, y no a favor de muchos.

    Afortunadamente hay personajes como López, los cuales son quienes día a día sacan la cara por los periodista objetivos e imparciales, para lograr de una u otra forma un cambio en la humanidad, y a que de una vez por todas no callemos y hablemos a viva voz sin dejar comprar nuestra conciencia.

    ResponderEliminar
  124. Caso 2

    Es triste ver como la manipulación por medio del poder a hecho que la voz de las personas se queden en silencio, y que cada día caigamos en el profundo miedo descontento que no nos deja vivir.

    La libertad de prensa, desgraciadamente se ha convertido en una batalla sin fin, a la cual día tras día se le van curando heridas, y al mismo tiempo le salen otras.

    No somo dueños de los pensamientos, opiniones, manifestaciones y acciones de los demás. Somos dueños de nuestros actos por lo tanto deben ser intransferibles los pensamientos de "los dictadores" como se le llamo al presidente Correa, mientras buscaba defender a capa y espada, una problemática que llevaba a toda una nación desesperada por justicia.

    Somos dueños de nuestros pensamientos, el error esta en no cumplir bien el trabajo como periodista, volvernos difamadores y dañar la imagen de personajes no es nuestro trabajo. Nuestro trabajo es Informar de primera mano imparcial y objetivamente a la comunidad en general.

    ResponderEliminar
  125. María Alejandra Peralta Cotes9:21 p. m., agosto 28, 2012


    1 caso:
    Es vergonzoso ver como las injusticias abundan en Colombia, debido a que la corrupción reina en el ámbito político, pero esta vez la columnista Claudia López demostró que si se puede luchar contra estas irregularidades. Dio a conocer su opinión acerca del nombramiento de Ernesto Samper Pizano como Embajador de Colombia en Francia, por el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, cosa que no le gustó ni cinco a Samper y le demandó por injuria y calumnia.
    En mi opinión ella lo que hizo fue enterar a Colombia de cómo Ernesto Samper llegó al poder con dineros provenientes de “delincuentes” durante la campaña a la presidencia de la república. Por este motivo, el “mártir” Samper Pizano llevó esto hasta los estados judiciales para que hicieran respetar su nombre.
    Pienso que Claudia López antes de escribir sus opiniones, investigó y se cercioró de que todo lo que ella en ese momento revelaría era verdad, como toda una excelente periodista que es, a parte en Colombia la “libre expresión” no es un delito. Lastimosamente fue despedida de uno de los periódicos más importantes de este país, EL TIEMPO, debido a que ellos no querían verse involucrados en este problema porque la periodista publicó esas columnas de opinión en este diario.

    2 caso:
    No entiendo como una persona puede traicionar a todo un pueblo que lo apoyó para que los gobernara y los representara a nivel nacional e internacional. Este es el caso del presidente de Ecuador Rafael Correa, quien después de haber subido al trono, les dio la espalda a sus compatriotas, quitándoles los beneficios a los miembros de la policía nacional de ese país. Fue por eso que los oficiales se negaron a salir a custodiar.
    La verdad es triste para mí que un mandatario niegue o despoje los beneficios que se merecen estos luchadores y guardianes del pueblo y peor aún el beneficio a los niños. Pienso que la corrupción crece cada día más.

    ResponderEliminar
  126. Caso Numero 1.
    Con el pasar del tiempo nos hemos dado cuenta que la información se maneja de la mano de múltiples intereses, es entonces cuando una persona se atreve a manifestar lo que los demás no, por miedo, es de una vez producido el conflicto.
    La opinión de la columnista Claudia López, están basadas en hechos totalmente reales, trayendo a colación información que se ha querido mantener en secreto al pasar el tiempo. Considero que la forma de mostrar la investigación de la columnista no estuvo muy bien estructurada puesto que no conto con un buen respaldo de verificación de fuentes al momento de necesitarlas.
    En este caso es fundamental la libertad de opinión, derecho que tienen todos los comunicadores, pero siempre se debe tener en cuenta que este no puede ser utilizado con el fin de dañar el buen nombre de alguna persona.

    ResponderEliminar
  127. Erika Beltrán Celedón9:31 p. m., agosto 28, 2012

    Erika Beltrán dijo:

    Primer caso:
    Actualmente, y para nuestra desgracia, nos cupo en suerte un mundo donde las injusticias cobran un papel importante en la sociedad, pero por personas como Claudia López, con una gran capacidad de argumentación, profesionalismo y teniendo en cuenta los derechos fundamentales, muestra a la luz pública lo oscuro que se vive en la politica. Es por esto que el ex presidente Ernesto Samper, figura pública, hace su aparición aseverando que la periodista se involucró en su vida, a pesar de que fueron temas pasados, violando su buen nombre y honra.
    Persalmente, pienso que Claudia López, esta ejerciendo su tarea períodistica, defendiendo la libre expresión, y recordando asuntos de la impunidad, que al parecer no debió publicar en el periódico, esto la llevo a ser despedida.

    Segundo caso:

    Según la ley en Educador, todas las personas tienen derecho a la libre comunicación, sin censura pero con responsabilidad. Sin embargo, este derecho esta siendo vulnerado por el presidente Correa, el cual a pesar de que fue escogido por el pueblo que confió en él, este decide desilusionar a las personas dandoles la espalda.

    Esto lleva al caso del periodista Emilio Palacio, el cual mostró y desde su punto de vista contó lo que sucedipo, de una manera sensacionalista, hecho que le molestó al presidente Correa y aceleró procesos penales. Es por esto que Emilio, pidió asilo político en Estados Unidos, cuando la columna sale publicada en Colombia, Correa renueva la acusación y lleva a Palacio tres años a la cárcel. Finalmente, en el año 2012 Palacio se retracta por la imprudencia ocurrida.

    ResponderEliminar
  128. Caso Numero 2.
    En este caso podemos notar el abuso a la autoridad y poder que tiene el presidente Correa, pues se está atentando contra los derechos humanos desprestigiando el país. Casos como este, son sumamente interesantes y polémicos, es allí en donde un buen comunicador logra con una buena investigación la transmisión de una excelente información, Emilio Palacio mostro lo que realmente estaba sucediendo al mundo. En este caso Palacio exagero con los comentarios realizados en la columna, tanto que el mandatario decidió darle una lección al columnista.

    ResponderEliminar
  129. Nidia MUÑIZ Pereira
    Caso 1

    Colombia es un país donde su gobierno se basa en la democracia, lo cual es algo que sus ciudadanos quermes ver siempre reflejado en el día a día, no obstante este concepto en ocasiones es omitido ante el gobierno y la justicia.
    Estos son los principales generadores de opinión pública, en los cual vemos un conflicto dentro de la sociedad, que despierta el interés de columnistas y ciudadanos, dando pie al debate en este caso político y siendo este el principal generador de opinión publica.
    Esto sucede con la periodista Claudia López quien después de ver lo que hacia el presidente colombiano de ese entonces Álvaro Uribe con el también expresidente colombiano Ernesto Samper de colocarlo como embajador de Colombia en Francia, provoco la reacción del interés y la generación de la opinión de esta periodista quien.
    Que lo que único que hizo fue ejercer un derecho que esta plasmado en la constitución política colombiana, el derecho de expresión, el cual quiso de algún modo ser censurado cuando ella hace otro articulo haciendo referencia del cubrimiento que tuvo el escandalo de el programa agro ingreso seguro donde se ve involucrado a Andrés Arias lo cual causo su despido del periódico muy reconocido en nuestro país como lo es el Tiempo.
    Ahora debemos respetar los derechos periodístico y recordar que hay un articulo que recalca los derechos periodístico que es el articulo 20 de la constitución, donde dice que tenemos libertad de expresión y no habrá censura por eso FLIP le brindo total respaldo a periodista la cual requiriendo a la ley fue ex suelta de cargo de injuria y calumnia.

    ResponderEliminar
  130. Ana María Mora Meneses
    Caso 2:
    Es increíble que la prensa ecuatoriana se dejara amedrentar por el gobierno, sin embargo, estos valientes periodistas recibieron el apoyo de la prensa internacional, aunque les tocó pagar bien caro el precio de la verdad, en la memoria de cada ecuatoriano queda la injusticia que se cometió, pero ¿será que los periodistas ecuatorianos se seguirán dejando intimidar por el gobierno?

    ResponderEliminar
  131. Naylea Barros Martinez10:33 p. m., agosto 28, 2012

    En el caso de Ecuador, podemos ver como una mala decisión tomada por parte de un gobernador, en este caso el presidente Ecuatoriano Rafael Correa,quien no pensó en las consecuencia de quitarle los beneficios a los servidores públicos (los policias), lo cuales no se quedaron callados y protestaron ante tan absurda ley que violaba sus derechos. El deber de los medios es brindar una información veraz e imparcial, pero no aprovecharse de las situaciones para generar sensacionalismo y así vender las noticias, porqué esto puede generar revueltas y fanatismos que conllevan a problemas, tal como le pasó al periodista Emilio Palacio. Tal vez su intensión solo fue informar la verdad y demostrar su indignación frente a la nueva ley, pero por no manejarlo adecuadamente se metió en procesos legales que le causaron incomodidades en su ejercicio como periodista.

    ResponderEliminar
  132. El poder es algo que no todos lo saben manejar debido a que el no lo tiene lo quiere y el que lo tiene por nada quiere perderlo, como vemos el presidente correa tuvo un abuso del poder lo cual le genero una reacción en la opinión de el periodista Emilio quien fue demandado por el presidente correa, el periodista le toco pagar el precio de la verdad y enfrentar cargos por injuria y calumnia, pero este periodista fue respaldado debido a que estaban obstruyendo la libertad de prensa y de expresar su opinión, este periodista solo quiso expresar su punto de vista el cual le termino saliendo caro.

    ResponderEliminar
  133. Caso2

    Una vez mas vemos como la victoria se la lleva el poder político, que sin duda podemos llamarlo poder corrupto, un atropello contra la libertad de prensa y la libertad de expresión y no solo es un atropello con la libertad de expresión si no con cada una de las personas que espera con ansias una verdadera noticia de un medio que les garantice confianza, pero la corrupción cada vez mas se sale con las suyas y un gran ejemplo de esto es el Presidente Correa, a quien no le conviene que la prensa de a conocer un hecho que le compete a todos los ciudadanos Ecuatorianos y su única salida de su propio invento es callar a los medios que muestran y dan a conocer lo sucedido tal y como es sin tapujo ni censura y no como pretenden estos que son llamados “mandatarios” tapar el sol con un solo dedo.

    ResponderEliminar
  134. Caso número 1
    La información y la libre opinión tienen que ser respetadas, realmente lo que hizo la periodista fue ser clara con lo que decía y generar debate, pero sin caer en la injuria y calumnia como asegura el expresidente Samper, no confío como ciudadano en lo que hizo El Tiempo en despedir a su columnista y realmente me parece grave como se manipula la información, realmente el caso del proceso 8000 que tanto sonó quedó en el aire y por eso es importante que hayan periodistas de peso y que generen controversia. Lo que realmente preocupa es que por el poder quieren tergiversar un artículo escrito por una prestigiosa periodista y atacar al que informa al pueblo para que no de tanta información.

    ResponderEliminar
  135. Caso 1

    La política en Colombia y el periodismo son una pareja inestable y llena de traiciones a los cuatro vientos, si bien como ciudadanos debemos ejercer presión sobre el gobierno para mantener la libre expresión con vitalidad, no debemos permitir que los medios de comunicación no sean objetivos, y mucho menos permitir que la política o sus ejecutores intervengan en el que hacer de la labor periodística.
    Pero tampoco debemos seguir siendo sensacionalistas por que la idea del periodismo no es tener una primicia y ser los primeros en publicar el articulo mas amarillista.
    Como estudiante de comunicación social y periodismo creo que nuestra tarea  debe ser informar de manera objetiva y con sentido social, buscando ser parte de la solución a la problemática nacional y creo que la forma de aportar es buscando diferentes mecanismos que ayuden a la de ejecución al derecho a la libertad de expresión. Por qué de que sirvió toda la capacidad argumentativa y toda la trayectoria de Claudia López en la publicación de esa columna ? acaso vivimos en un país mejor después de ese articulo?
    De igual forma aplaudo el veredicto de la justicia y el apoyo que ésta le brindó a la libertad de expresión.


    ResponderEliminar
  136. me parece que, Emilio Palacio, es uno de los periodistas que habla con toda la autoridad, sin cohibición alguna. Debe tener mucha confianza en los derechos que tiene como periodista y en su conocimiento acerca del tema (cosa que no todos los periodistas lo tienen, ni se atreven a hacer).
    A mi percepción, el Presidente de Ecuador, Rafael Correa, fue muy exagerado, o más que eso, armó de un hecho, que no se puede negar, fue de importancia, pero no para formar el escándalo que hizo. Si tuviera la "berraquera" que tuvo el periodista, para opinar como lo hizo en su columna, no solo escribiera lo que él plasmó, sino que muchas otras cosas más que no me atrevo a escribir, pues no siento estar muy empapada en el tema. (Además, pienso, no se deben mezclar sentimientos en el oficio)

    Curiosamente, ahora tiene a un periodista en la embajada de Ecuador en Inglaterra brindándole asilo político. ¿Quiere empatar el daño?

    ResponderEliminar
  137. Caso No 2
    Queda demostrado una vez más el abuso de autoridad por parte del mandatario Ecuatoriano, quién en vez de demostrarle al pueblo un buen manejo de liderazgo para el beneficio de éste, lo que hace es perjudicar el bienestar de un país entero. Son actos que ocasionan efectos secundarios y que ponen en riesgo el prestigio de toda una nación. Por otro lado, el manejo de información por parte de los periodistas es de sumo cuidado si realmente lo que queremos es informar verás e imparcial; tal vez Emilio palacio exageró en dar la información ya sea por su posición en contra del presidente quizás, pero ante todo tenemos que tener nuestra ética como profesionales para no tener problemas más adelante ante la justicia.

    ResponderEliminar
  138. Darwing Espinoza
    Caso: Emilio Palacio vs Rafael Correa


    Es triste ver que en un país donde se dice defender la libertad de prensa,se vean casos como el de Emilio Palacio que por el simple hecho de estar en desacuerdo con las declaraciones del jefe de Estado sea demandado y declarado culpable por dar su opinión como periodista ante un medio de comunicación tan importante como El Universo. El periodista revivió lo sucedido el 30 de septiembre de 2010 en Ecuador, de lo cual muchos fueron testigos directo de la forma como llegaron los dos camiones de militares en rescate del presidente Correa y dispararon al hospital de la Policía.
    Es difícil ejercer el periodismo en un país donde prima el poder político y donde toca abstenerse a la hora de opinar por temor a ser encarcelados por cumplir sus deberes como periodistas, decir la verdad.

    ResponderEliminar
  139. Comentario N-1: Desafortunadamente en Colombia las cosas son manejadas así, cuando alguien falla hay dos opciones castigarlo o premiarlo, pero esto también depende de que condición rodean al implicado, si se trata de alquilen “apoderado o adinerado” pudo haber cometido un acto muy atroz que solo se mira el problema de tal forma que no se le perjudique y lo terminan premiándolo, limpiando sus culpas. El dilema esta en que si alguien como la columnista e investigadora colombiana Claudia López quiere informarle a la sociedad esos “errorcitos” de nuestros mandatarios y políticos la terminan censurando o amenazando para que la “esbelta” imagen de ellos no sea manchada o dañada de completo. Esta claro que la periodista fue un poco ruda al criticar pero solo hacia lo correcto, defender su opinión por cualquier otra, y claro después que tenga argumentos eficientes para defender sus ideales se deben expresarlo.

    “Todos somos iguales ante la ley” pienso que esto es solo algo ficticio ante toda la sociedad, ya que constantemente no se cumple, un claro ejemplo la censura de la columnista.

    ResponderEliminar
  140. Etilvia Carolina Oliveros Castiblanco7:38 a. m., septiembre 11, 2012

    El oficio periodístico obliga a intentar esclarecer a través de la opinión los cuestionados acontecimientos que se dan lugar en la esfera pública y que hace encontrar diversos puntos de vista, algunos de acierto u oposición. La labor del Columnista como “equilibrio de opinión”, a mi manera de ver apela a abrir o reabrir, ya sea a través de la memoria histórica de un Estado o la inquietud, casos y hechos que son de afectación Nacional. Sin embargo, y apoyándome en lo sucedido con la Columnista Claudia López y el ex presidente Ernesto Samper, para luego dar paso a lo ocurrido en Ecuador entre Emilio Palacio y Rafael Correa, pienso que teniendo en cuenta los criterios profesionales del comunicador como influyente personaje de la sociedad, independientemente de su inclinación política, creencias personales y pensamientos grupales o mediáticos, debe someterse al riguroso análisis de sus denuncias, sin dejar a un lado su derecho a la libre expresión. No se puede llegar a la especulación a través de un medio masivo, la base de la opinión no debe estar concentrada en simples puntos de vista, sino en hechos probados por organismos Estatales. La intermediación del periodista debe iniciar y terminar en la publicación de los mismos y no en el aprovechamiento de su posición “privilegiada” para otorgarse estrellas. Y si bien la revelación contra la opresión del periodista por parte de los medios para los cuales presta su servicio está muy mal vista, es necesario contar con argumentos de total validez para no terminar en una penosa retractación. El problema de los periodistas colombianos según lo que he podido percibir es que asumen oficios o roles que competen a otros organismos y profesiones, y es exactamente por allí que salimos trasquilados.
    En cuanto lo ocurrido en Ecuador, semejante en lo acontecido en Colombia pienso que si bien no se debe censurar la opinión del Columnista, es importante saber que no podemos jugar con hechos o “supuestos” que aún no han sido ratificados por la justicia, mientras tanto vender “ideas” a sones alegres son de total irresponsabilidad profesional.

    ResponderEliminar
  141. CASO 1 CLAUDIA LOPEZ COLOMBIA
    La magnitud de este tipo de temas es muy difícil entrar uno a realizar este tipo de escritos, aunque claudia esta en todo su derecho como columnista no podemos olvidar que es un delito señalar o calumniar a alguien en casos tan delicados como se les señala a samper,si bien es cierto que este tienes sus antecedentes por el caso 8.000 o los nexos con el narcotrafico no estaría bien que entraramos a realizar comentarios a priori de los hechos que desconocemos.
    la periodista mostró su verraquera en mostrar lo que piensa y sabemos los colombianos se oculta pero aveces esa clase de columnas pueden ocasionar para su vida problemas mas graves
    UNIVERSIDAD AUTONOMA DEL CARIBE
    MICHELLE RODRIGUEZ 050810508

    ResponderEliminar
  142. CASO 2
    EMILO ES UNO DE ESOS PERIODISTAS QUE SABEN LO QUE HACE, NO SOLO POR HACER PUBLICO TEMAS COMO ESTOS QUE SON DELICADOS, SINO TAMBIEN PORQUE AUN VIENDOSE EN RIESGO TOMA LA DECISION DE BORRAR EL PUBLICADO, LO QUE PASA COMO EL PRESIDENTE CORREA COMO PASA CN TODOS ES QUE NO SON CAPACES DE AFRONTAR LAS COSAS DE OTRA MANERA PORQUE OBVIO SON FIGURA PUBLICA Y MAS AUN EL PRIMER MANDATARIO DEL PAIS.
    ES NORMAL QUE EL PRESIDENTE SE SINTIERA OFENDIDO PERO PIENSO QUE NO ERA PARA TANTO.
    UNIVERSIDAD AUTONOMA DEL CARIBE

    ResponderEliminar
  143. caso 1
    se demuestra que las acusaciones contra claudia lòpez son injuria y calumnia por parte del ex presidente ernesto samper.
    en todo esto se ve el trasfondo y el interès del demandante es hundir a una periodista que cumple con su laor que es informar.

    caso 2

    este caso es similar al anterior con la diferencia del personaje, el presidente de ecuador rafael correa, lastimosamente el periodista emilio palacio pago 3 años de carcel para que despuès correa terminara disculpandose

    ResponderEliminar
  144. CASO 1
    COMO LE COMENTÉ EN MI PARCIAL EN ESTE PAÍS OLVIDAMOS RÁPIDO, NOS CONTENTAN CON CUALQUIER COSA Y SE NOS PASAN LOS HECHOS VERDADERAMENTE IMPORTANTES.
    CLAUDIA LÓPEZ SÓLO RECORDÓ POR LO QUE EN ALGÚN MOMENTO SE LE ACUSÓ Y SE LE INVESTIGÓ AL PRESIDENTE ERNESTO SAMPER COMO LO FUE EL PROCESO 8.000 PERO COMO SOMOS, COMO SOMOS, Y EL PODER DE LA "ARDICIÓN" VIVE EN NOSOTROS DESDE SIEMPRE, SE LE CONDENA A UNA PERIODISTA COMO LA SEÑORA LÓPEZ AL EXILIO DE SU TRABAJO PORQUE SUPUESTAMENTE ACTUÓ SIN PRUEBAS Y ESTÁ BIEN OPINAR SIEMPRE Y CUANDO NO SEA CON CALUMNIAS.PERO ME PREGUNTO, ¿NO SON LOS DIRECTORES O JEFES DE REDACCIÓN LOS QUE DEBEN DE LEER LAS FUTURAS PUBLICACIONES DE LOS PERIODISTAS? ¿PORQUÉ DESPUÉS DE LAS ACUSACIONES DEL SEÑOR SAMPER VIENEN A TOMAR REPRESALIAS CONTRA CLAUDIA LÓPEZ? ¿ACASO NO SE HUBIERAN EVITADO TANTAS HOJAS Y TANTA TINTA EN UN COMUNICADO DE PRENSA DISCULPANDO Y DANDO DECLARACIONES?

    ResponderEliminar
  145. Por: Luis Carlos López (Estudiante virtual).

    CASO 1
    Uno de los pilares fundamentales del periodismo es la investigación, así como también informar de una manera veraz e imparcial, partiendo de esta base, en el primer caso que respecta a la conocida periodista Claudia López emerge las falencias que tienen los profesionales de este oficio en Colombia.
    López, a raíz del nombramiento del expresidente Ernesto Samper como embajador de Colombia en Estados Unidos, sacó a flote una serie de irregularidades que se venían presentando en el gobierno de Samper a través de un espacio de opinión en el medio para el cual trabajaba y que luego le violó su claro derecho a la libertad de expresión q entre otros casos esta contemplado en la Constitución Política de Colombia de 1991.
    Esto responde a una serie de intereses políticos y económicos que inundan hoy a los medios de nuestro país que prefieren satisfacer intereses de la esfera privada sobre la pública sin importar el daño que esto le puede causar a la opinión pública del país.

    CASO 2
    Personalmente, en este caso, pienso que definitivamente el poder político ha sido el principal obstáculo, además de la violencia, en la libertad de expresión del periodismo mundial. Refiriéndome a la situación de Palacio, periodista ecuatoriano, la injusticia se hace evidente, inclusive por parte de su mandatario, quienes no respetaron los principios básicos del periodismo. Todo un show mediático del cual salió perjudicado el comunicador, quien el único que pretende es informar con veracidad y darle a conocer a su público una opinión, que entre otras cosas, en el caso de la columnista colombiana, salió bien librada frente a las acusaciones, haciéndose valer sus derechos humanos y como profesional.

    ResponderEliminar
  146. CASO 2
    EN ESTE CASO NOS DAMOS CUENTA QUE NO ES SOLO EN COLOMBIA DONDE NOS CENSURAN, ES UN PROBLEMA GLOBAL QUE AFECTA A TODAS LAS SOCIEDADES.
    UN GOBIERNO COMO EL DE ECUADOR NO AGUANTÓ LAS CRÍTICAS REALIZADAS POR SU MISMA CÚPULA MILITAR Y "PELÓ EL COBRE", DEJÓ VER SU TALÓN DE AQUILES, RESISTIÓ A ESE GOLPE DE ESTADO COMO LO LLAMAN MUCHOS Y NO RESISTIÓ UNA SIMPLE COLUMNA DE OPINIÓN, SENTENCIANDO ASÍ A EMILIO PALACIO AL EXILIO POR DECIRLO ASÍ DECIRLO PORQUE SIMPLEMENTE NO IBA COMPARTÍA LOS PENSAMIENTOS DE RAFAEL CORREO.
    ME PARECE UNA INMADUREZ POR PARTE DE RAFAEL CORREA, PERO MÁS QUE TODO ME PARECE UN HOMICIDIO A LAS LETRAS, A LOS PENSAMIENTOS Y A LA LIBRE EXPRESIÓN.

    ResponderEliminar
  147. 1. Colombia: caso Claudia López vs ex presidente Ernesto Samper


    Es un caso complicado. Si bien la Constitución Política de Colombia, avala la libertar de expresión, opinión, hay algo que va más allá del simple hecho de opinar. No me gusto la manera en la que “opino” la periodista Claudia López, más que una opinión para mí fue la recreación de hechos. Y estoy de acuerdo con lo que dijo Sampedro, “Lo que hace Claudia es crear hechos que son falsos. Crea un hecho en cambio de crear una opinión”.
    Bueno, falsos o no, la opinión tiene un tratamiento libre sí, pero sobre todo de mucho cuidado. Cuando se afirma un hecho, de la manera en que López lo hizo, se tiene que ofrecer al lector argumentos sólidos que lo respalden.

    2. Ecuador: caso Emilio Palacio vs presidente Rafael Correa


    El presidente Rafael correa aseguro alguna vez: “ Mi gobierno enfrenta a la peor gente, a la peor prensa”
    Terrible, pero real. 4 años de persecución a un periodista que está en contra del gobierno de Correa. Emilio Palacio está en su derecho de expresar lo que quiera. Es incorrecto, jamás hay pena de prisión por delitos de prensa (Constitución de Montecristi, Art.10, declaración de principios y libertad de Expresión.)
    Bien lo dijo Gabriel García Marques “el periodismo es el oficio más lindo del mundo”, a esa frase le sumaria la palabra responsabilidad, la cual es vital y está completamente ligada a esta profesión. Que los comunicadores de hoy sean responsable o no de su rol, es otra cosa.
    El tratamiento que se le tiene que dar a una noticia o historia, es de mucho cuidado. Las malas interpretaciones de los hechos acarrea una gravedad tal que muchas veces, colegas, se la pasan la mayor parte de sus vidas en tribunales.
    Vi una entrevista que le hicieron a Palacio en CNN, en donde le preguntaban ¿Qué pruebas tenia para afirmar y hacer denuncias al Presidente Ecuatoriano? El periodista redondeo y redondeo la pregunta y al final nunca la respondió (lo cuestionaron dos veces). Si tenia pruebas ¿por que no las presento?

    JANNY MENDOZA PADILLA
    ESTUDIANTE VIRTUAL

    ResponderEliminar
  148. Sajira Aduen Jiménez8:49 a. m., septiembre 14, 2012

    Foro 1

    Como bien reza la Constitución Política en el inciso 20, (“Se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones, la de informar y recibir información veraz e imparcial, y la de fundar medios masivos de comunicación.
    Estos son libres y tienen responsabilidad social. Se garantiza el derecho a la rectificación en condiciones de equidad. No habrá censura”) en Colombia según lo manifiestan “las escrituras”, somos un país multicultural “abierto” a las diversas opiniones.
    El caso de Claudia López, periodista colombiana, me parece un acto de censura en medio del pleno desarrollo del ejercicio periodístico. Ernesto Samper, quiso cuartear su derecho a la libre expresión por decir la verdad y verse salpicado con sus denuncias.
    Es evidente que en la mayoría de las ocasiones (dándole el beneficio de la duda al caso) prevalecen los intereses político-económicos, privados y de las grandes maquinarias y clases hegemónicas sobre la esfera pública.
    En ningún momento López emitió una palabra que atentara contra la “integridad” del ex presidente, pues ya el tema del proceso 8000 había estado bajo la lupa y lo único que hizo la periodista fue refrescarles la memoria a todos los colombianos.
    Para nadie es un secreto que la famosa libertad de expresión, la cual está redactada de manera impecable en la Carta Magna, son solo dos párrafos bien argumentados que simplemente adornan en teoría la Constitución.
    El periódico para el que trabajaba Claudia López en ese momento decidió irse por la vía del facilismo al despedirla, vuelvo y repito, cuarteando su derecho a la libre expresión.
    Afortunadamente para el periodismo, la columnista salió bien librada al ganar el fallo y sigue trabajando por los principios del periodismo: informar de manera veraz e imparcial en beneficio de la sociedad.

    Caso 2
    En este caso, una vez más se viola, se vulnera, se quebranta, y se pisa la libertad de expresión de los periodistas. Si bien las leyes para todos y cada uno de los países son totalmente diferentes, debe primar a nivel mundial el derecho a la expresión y crítica por parte de los periodistas hacia el gobierno.
    Queda evidenciado que el Estado es quién toma las decisiones y/o influye mayúsculamente en los medios Ecuador.
    Emilio Palacio, periodista ecuatoriano, como cualquier profesional de las comunicaciones estaba emitiendo su opinión, pues es libre de pensar, sentir y decir lo que le concierne a la esfera pública; el presidente Rafael Correa atropelló su fundamental derecho a la transmisión de sus pensamientos.
    El punto negro del caso por parte de Palacio radica en que emitió una acusación un poco fuerte sin pruebas para sustentar su argumento.
    Aunque Emilio Palacio fue asilado en Estados Unidos, poca ayuda le dieron al periodista.
    Con esta situación, queda claramente demostrado que la libertad de expresión de los periodistas, sea cual sea su identidad geográfica, está minimizada y no queda viendo un adorno en las constituciones.

    Sajira Aduen
    Estudiante Virtual

    ResponderEliminar
  149. Erwin Danniel Sarmiento6:34 p. m., septiembre 14, 2012

    Por: Erwin Danniel Sarmiento


    Bien decía Habermas que la opinión pública guarda una estrecha relación con la dinámica de los procesos políticos, cuyo poder es responsable de gran parte de la información que está en la agenda pública mediática, que poco brinda espacios de opinión para los comunicadores.

    En este primer caso de la periodista Claudia López, independientemente de la recreación de los hechos realizada en su columna, y que perfectamente está avalada por la Constitución Política de Colombia de 1991, cuando en su artículo 20 garantiza la libertad de expresión de todo ciudadano, pienso que sus derechos fueron claramente vulnerados, por la injusticia que bastante abunda en este país.

    Si bien los espacios de opinión, como el de López, son separatas que incluyen temas donde el periodista expone SU POSICIÓN sobre algún tema, es claro que en Colombia los intereses políticos, económicos y sociales están por encima del oficio periodístico. López, quien escarpó en el pasado que muchos colombianos habían olvidado, dio a conocer, sin tapujos, una situación que no era desconocida para muchos: las causas del mal gobierno del ex mandatario Ernesto Samper, empañado por el proceso 8000, cuando se le acusaba de financiar su campaña presidencial con dineros provenientes del narcotráfico.

    Por otra parte, el caso del periodista ecuatoriano Emilio Palacio, es muy parecido al de la señora Claudia López en Colombia, por el simple hecho de ir en contra del gobierno de Rafael Correa, tras una opinión que no respondía a los intereses de este mandatario. Dicha columna, a pesar de contener términos fuertes, y que da la impresión de irse a los extremos, quizá dejándose llevar por su clara contradicción con las directrices del Jefe de Estado, fue la condena para este comunicador, y que resulta una muestra más de la decadencia de nuestro oficio, sometido en una profunda crisis, donde emana el sensacionalismo, las ansias de poder y de publicidad.

    El periodismo está en crisis. Ser periodista y consumir periodismo son actividades desgarradoras. Tanto la demanda como la oferta, en lo conceptual y en lo práctico, están en las mismas que la Unión Europea, el fútbol colombiano o el uribismo. Tal vez este no sea un evento coyuntural: puede que el periodismo haya nacido en crisis. Los periodistas siempre han sido despreciados y el sensacionalismo existe hace siglos. Quizá la crisis sea inherente a la labor periodística.


    ResponderEliminar
  150. Por YURANIZ NORIEGA
    •Opinión acerca del caso Claudia López Vs ex presidente Ernesto Samper

    Teniendo en cuenta la trayectoria periodística de la columnista Claudia López y lo duras que suelen ser sus criticas que en muchas ocasiones hiere sentimientos, esto no puede ser justificado para tratar de impedir que siga ejerciendo la libertad de expresión, no se puede callar a quienes de alguna manera le llevan la verdad al país por medio de columnas acertadas y fundamentadas en hechos reales.

    Luego de leer el caso de la columnista se puede decir que la clase política de este país maneja una doble moral, el ex presidente Samper hablando de honestidad y de dignidad cuando el caso del proceso 8000 es tan conocido e incluso gobiernos del exterior como EE.UU tienen pleno conocimiento de los dineros recibidos para la financiación de su campaña, algo que él seguirá negando y que amparado en la mafia política y corrupta de este país pudo salvarse de una investigación que lo habría llevado a prisión, de igual manera Samper argumenta que no se puede utilizar el Periodismo para Calumniar o difamar, y está en lo cierto pero de ahí a que la periodista Claudia López lo haya hecho es errado, porque esta basó su crítica en debates que se han generado por el proceso y en pruebas que se obtuvieron de este tan mencionado proceso 8000, siendo así la demanda contra Samper no es más que una pataleta porque cuando la verdad habla duele y genera vergüenza y este tratando de ocultar su pasado ahora se muestra como limpio y sin mancha.
    Tal suceso terminó como debía ser con la absolución de la Columnista lo que demostró que la demanda no tenía elementos suficientes para aceptar los cargos, lo que deja ver que la libertad de expresión primó en el caso y así será, siempre y cuando no se llegue al extremo de los argumentos mal fundados y sin base para respaldaros, por lo que al hablar de manera libre significa también hablar con pruebas que sostengan cada argumento.

    •Opinión caso Emilio Palacio Vs Presidente Rafael Correa.
    Para nadie es un secreto que el gobierno Ecuatoriano en cabeza de Rafael Correa El cual se ha encargado de cerrar varios medios de comunicación en su país y quine no vacila en criticar cada publicación que según él atenta contra su persona y que lo calumnian sin argumentos y pruebas.
    Es tanta la persecución que se genera en ese país que un acto totalmente democrático donde los policías estaban en el derecho de manifestar y reclamar sus derechos y que fueron acusados de violentos que querían asesinar al presidente, cuando este fue quien llegó de forma retadora al hospital militar donde no era esperado y donde no querían verlo, así que el supuesto plan contra el presidente quedó desmentido.
    Ante la demanda del presidente luego de ver la columna de Emilio Palacio es una muestra de que el Presidente no acepta criticas y no soporta que digan la verdad de lo que pasa en su país, peor aún es la manipulación que el gobierno ejerce sobre la justicia que al condenar a El Universo con tres años de cárcel y pagar 40 millones de dólares así como al periodista que habían pedido impugnar a los jueces que estaban a cargo y tal pedido fue rechazado lo que generó un rechazo en los medios Colombianos y la CIDH, lo que fue obviado por el gobierno que en su afán por demostrar su poder ejerció una violación a la libertad de expresión y ocultamiento de la verdad a su país.

    ResponderEliminar
  151. Es increible leer tanta tonteria que solo denota ignorancia, y solo acrecenta el desprecio que la sociedad puede tener por ciertos medios de comunicacion. No se como se ha manejado la informacion sobre el caso el Universo en Colombia, pero es claramente cierto que ha sido totalmente sesgada pues es claro que todos los que opinan aqui no saben absolutamente nada del caso. El Sr, Palacio acuso al Presidente de haber ordenado disparar en contra de civiles e inocentes en el hospital donde se encontraba retenido y advirtio otro gobierno lo llevaria a jucio por crimenes de lesa humanidad porque hubieron muertos. En Ecuador y en cualquier parte para hacer una acusacion de ese tamanio debes de tener pruebas de otra forma estas "difamando". En Ecuador por siglos la difamacion es un delito penado con carcel. El Presidente Correa le exigio al periodico que rectificara sino lo podian probar y el periodico y Palacio hicieron mutis y se burlaron del presidente, el Sr, Palacio llego al colmo de editar un video para tratar de probar su aseveracion. El Presidente Correa varias veces pidio al medio que acatara le ley y rectificara y no lo hicieron, creo que solo se hizo justicia.
    En Ecuador no se ha cerrado ningun medio de comunicacion por razones politicas en seis anios de gobierno, ningun periodista ha sido asesinado por razones politicas, en Ecuador los medios dicen cada "tonteria" con total libertad. Creo que lo que le molesta a la prensa es que el gobierno ejerza su derecho a la replica y los desenmascare en sus mentiras y manipulacion ante la sociedad. La prensa no solo en Ecuador sino en el mundo entero esta en entredicho por su falta de objetividad y su clara dependencia a los poderes dominantes y sus intereses.

    ResponderEliminar
  152. Melissa del Mar Ibatá11:39 a. m., febrero 09, 2013

    Caso 1: La columnista Claudia López, expresa su opinión acerca del nombramiento de Samper como embajador en Francia, con fuertes comentarios y suposición de ideas que lo incriminan en más de un delito. López es reconocida por redactar columnas ‘sin pelos en la lengua’, siendo recordado el episodio en el que fue despedida de la casa editorial EL TIEMPO, al criticar una investigación sobre Agro Ingreso Seguros, y la objetividad de los periodistas que estuvieron a cargo del caso. Insinuó claramente la existencia de intereses económicos y políticos dentro de la exploración en el tema de los profesionales y cómo utilizaban este medio para favorecer a uno de los implicados políticamente, el hoy presidente de Colombia, Juan Manuel Santos.
    Samper reacciona ante la columna y demanda a la periodista por injuria y calumnia. Como periodista y más como columnista goza de libertad de prensa, expresó en voz alta lo que todos hablan en susurros. Sin miedo a juicio o cárcel, Claudia López muestra o por lo menos recuerda los hechos que marcaron y provocaron el desprecio del ex-presidente Samper, es algo absurdo que el pretenda enojarse e indignarse por tales acciones verificadas y altamente públicas hasta internacionalmente, ella recordó las consecuencias de tener a Samper en un puesto de poder y, al parecer se iba a cometer el mismo error en un nivel más bajo. Creo que la reacción de él es por simple orgullo y engancha su defensa en la culpabilidad de un asesinato en el que no se le ha visto implicado legalmente.
    Puede que como periodistas no tengamos el derecho ni seamos respaldados por la ley (con justa razón) al insinuar algo que es obvio, pero que aún no ha sido comprobado, pero es opinión y, esta es libre, suele coincidir con lo que piensa el pueblo, o por lo menos esta igual de afectada por la desconfianza fabricada sin mucho esfuerzo, consecuencia de él mismo, de ser apadrinado por los que hoy llaman terroristas en Colombia. El caso falló a favor de nuestra colega, demostrando que la justicia colombiana no es tan ciega, ni tan corrupta, ni tan barata. Simplemente es imposible como periodistas no apoyarla, estar a favor de la libertad de prensa y que los dueños aristócratas del poder colombiano no amedranten la posibilidad de decir la verdad a través de medios masivos, si no quieren que sea así, sencillo, sean correctos o, por lo menos honestos.

    ResponderEliminar
  153. Desde mi punto de vista y conociendo a fondo todo lo sucedido con el caso vivido por Claudia López, lo importante es que ella fue absuelta de los cargos, estas lecturas nos llevan a dar pie a cosas importantes como no creer en todo lo conocido y mostrado por las fuentes. Otra cosa impresionante es notar como esta persona empleada en un medio tan prestigioso como lo es El Tiempo,critica esta organización aunque defiende a pecho y espalda su punto de vista.En Colombia desgraciadamente los periodistas estamos enfrentados quedar en silencio en algunas cosa en que no estemos de acuerdo.

    ResponderEliminar
  154. ROSA ESCALANTE CASTRO11:49 a. m., febrero 09, 2013

    PRIMER CASO:
    La periodista Claudia López, redacta una columna de opinión titulada: “La reinserción uribista: del 8.000 al 64.000”, en la que realiza fuertes críticas al presidente Álvaro Uribe Vélez, por nombrar como embajador en Francia al ex presidente Ernesto Samper. López, asegura que la polimafia se denota en el gobierno colombiano, dando a conocer, o más bien a recordar que Samper en su campaña para llegar a la presidencia, manejó dineros del narcotráfico, y que no estaba de acuerdo con que fuera nombrado como un representante ante otra nación, dañando la imagen de una sociedad que sólo necesita desintoxicarse.

    Es una falta de respeto la decisión de Uribe, con respecto al título que le ofreció a Samper, más cuando la colectividad colombiana, y hasta mundial, conoce el escándalo narcótico que desencadenó Samper durante su mandato. Por su parte, es un gran descarado, ¿cómo pretende cuidar una imagen que él mismo ensució?, al denunciar a la columnista López, por supuestamente injuriarle y calumniarle, llevando el caso a los juzgados. Pero Samper no se salió con la suya, pues finalmente, juez absuelve a la periodista.

    Los que son activistas de la parapolítica, o simplemente funcionarios públicos, muchas veces no les conviene que la verdad fluya a la luz de todo un país, que lee a diario periódicos o ve y escucha noticias en los distintos medios, y tras sus influencias, desean callar a los periodistas que sólo cumplen con su labor. Está claro para mí, que una persona que desempeña este trabajo se debe formar con ética y que, si llegase algún día a equivocar delinquiendo con afirmaciones falsas, se le penalizará. No obstante, lo que me alarma es que la política siempre desee callar a un periodista con argumentos, atentando contra el derecho de la libertad de expresión.

    ResponderEliminar
  155. Beatriz Munive Llanes11:49 a. m., febrero 09, 2013

    caso 1.
    Todos los seres humanos tienen derecho a la libertad de opinión y expresión, sobre todo los periodistas quienes son los encargados de manejar las informaciones del país; teniendo en cuenta la constitución política la cual debemos cumplir, pero también tenemos que tener presente que el país siempre ha sido manejado por personas que simplemente quieren satisfacer sus intereses y necesidades por el simple hecho de que tienen poder.
    Con respecto a Claudia López pienso que la libertad de opinión y expresión fue violada debido a que fue despedida del periódico y por la demanda a la que fue sometida. Al final de este hecho nos pudimos dar cuenta de la veracidad de la información de la periodista y de lo segura que estaba de lo dicho; debido a lo expresado sobre el ex presidente Samper de que no hizo nada y por que ocultarlo si es la verdad.

    ResponderEliminar
  156. Karen Mendoza Quintero11:56 a. m., febrero 09, 2013

    La periodista Claudia López, es un ejemplo de ética profesional al tener el coraje en sus escritos para combatir la corrupción política y ejerciendo su derecho de no guardar silencio. La periodista nunca denunció, solo en su columna “La reinserción uribista: del 8.000 al 64.000”, criticó postulación del ex presidente Ernesto Samper Pizano como embajador en Francia y además en su artículo resaltó que en el proceso 8000, Samper obtuvo ingreso de dineros ilegales para apoyar su campaña.

    Por este hecho de opinión, que muchos medios de comunicación venían comentando, Claudia no llegó a una conciliación con Samper, que más bien era una compra por su silencio, tuvo que padecer por 4 años en medio de fiscalías y juicios la insatisfacción de ser culpada por injuria y calumnia, y que al final resultó inocente por una sencilla razón: todas las personas tenemos libertad de opinión y expresión.

    Como estudiante de periodismo, reconozco que Claudia es un patrón de lo que es buen periodismo, sus columnas de opinión tan directas y originales, hace ser la periodista reconocida que es hoy en día, su escritura tiene carácter y el poder revelar y criticar hechos importantes que suceden y que afectan a la sociedad colombiana.

    Sátiras, ataques o como lo quieran llamar, López, siempre va en busca de la verdad. Sus columnas sobre los ingresos ilegales que apoyaban la campaña política de Samper, y el no estar de acuerdo en la forma de abordar un tema de interés público como Agro Ingreso Seguro, por un medio el cuál ella pertenecía, han sido los ejemplos más claros donde la periodista muestra la transparencia de su opinión y que el periodismo es un instrumento para no seguir cubriendo las ollas podridas de este país. Claudia, nunca renunciará a su silencio y hoy en día sigue trabajando por la verdad.

    ResponderEliminar
  157. Tenemos que ser realistas y aceptar que desafortunadamente en nuestro país los asuntos periodísticos, como otros tantos, se manejan de acuerdo a las conveniencias e intereses de aquellos que tienen poder; Pienso que por esta razón son muy pocas las personas capaces de enfrentarse a aquellas con un rango de mando más alto, pero en este caso no fue así. Claudia López, periodista reconocida, tuvo “los pantalones bien puestos” para opinar y expresar todas aquellas diferencias que tenía acerca del tema, es por esta razón que el ex mandatario demanda a esta periodista.
    Bien es cierto que esta mujer tuvo el carácter para sacar a la luz pública por medio de su columna de opinión, muchas verdades acerca de este conflictivo tema, el cual comparto y pienso que las afirmaciones son completamente acertadas.
    Claro que es molesto “sacar al aire” como dicen por ahí, aquellos temas que “habían pasado desapercibidos” o más bien, no se le había dado la trascendencia requerida; esta periodista si lo hizo, logró que el tan importante tema no quedara archivado.
    Por otro lado, en cuanto al escandaloso tema de Agro Ingreso Seguro, falló. Pienso que no fue un acto correcto, ya que no ha debido expresarse de la manera que lo hizo, casi que desmeritando a El TIEMPO donde se encontraba laborando y que a raíz de esta columna fue despedida. Apoyo indiscutiblemente la importancia que se le da a la libertad de opinión, pero no por esta razón debemos aprovecharnos y llegar perjudicar a otro.

    ResponderEliminar
  158. Ana Milena Sanmiguel12:08 p. m., febrero 09, 2013

    Apelando a la libertad de opinión, de la que deberíamos hacer práctica los que estamos en el ejercicio del periodismo, considero pertinentes los señalamientos que realizó Claudia López en su columna “La reinserción uribista: del 8.000 al 64.000’’.
    Para nadie es un secreto la vinculación del ex presidente Samper con la mafia, precisamente esto quedó demostrado en lo que conocemos como el proceso 8.000; Entonces, ¿acaso no es propio hacer alusión a la vida política (y todo lo que esto conlleva) de Samper, siendo esto un tema de interés netamente público?
    Si bien la serie de señalamientos que realiza la periodista, pone en entredicho la reputación y la moral del ex presidente, este, en vez de llevar el caso a los tribunales y denunciar a Claudia López por injuria y calumnia se debió preocupar por auscultar y dar cuenta de los hechos por los cuales fue señalado, demostrar su inocencia y así, de esta forma exigir justicia.
    Por tanto, estoy de acuerdo y siento afinidad con lo que escribió Claudia López, debido a que de todo lo que denunció, ya el país tenía conocimiento.
    Por otro lado, señalo de censurante la respuesta del diario El Tiempo a su columna “Reflexiones sobre un escándalo’’, porque opino que con la manifestación la casa editorial solo responde a intereses políticos.

    ResponderEliminar
  159. María Paula Sossa Londoño12:19 p. m., febrero 09, 2013

    El artículo 20 de la Constitución Política de Colombia declara como derecho fundamental de un periodista la libertad de difundir sus pensamientos y opiniones, y así mismo, en el artículo 19 de la Declaración de los Derechos Humanos, se garantiza que todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y de expresión, el de no ser molestado a causa de sus opiniones y el de difundirlas sin limitación por cualquier medio de expresión.

    Y esto, fue exactamente lo que reclamó durante su proceso que duró cuatro años, la columnista Claudia López, luego de haber sido acusada por injuria y calumnia en una de sus columnas contra el ex presidente Ernesto Samper; en donde al final resultó absuelta de los presuntos delitos, defendiendo una vez más el derecho de libre opinión de los periodistas por encima de los derechos que corruptos políticos reclaman.

    En otra de sus columnas, en donde lamentablemente y sorpresivamente para ella fue despedida del periódico El Tiempo para el cuál trabajaba, López, escribió sobre las malos pasos del periódico como colocar a competir a Agro Ingreso Seguro contra Santos debilitando a Arias y fortaleciendo los Falsos Positivos o como desechar cierto tipo de información para beneficio propio y como propósitos comerciales.

    La historia de este alboroto comienza cuando al ex presidente Uribe que en ese momento era mandatario, se le da por colocar como embajador de Francia en Colombia a Samper, mientras el ex presidente Andrés Pastrana Arango se encontraba como embajador en Estados Unidos. Obviamente Pastrana, quién en su época de candidatura a la presidencia competía contra Samper, se molestó tanto que decidió renunciar, al mismo tiempo que lo hizo el mismo Samper y Uribe no le quedó de otra que aceptar los rechazos y colocar a dos mujeres al mando.

    A raíz de lo sucedido, la columnista Claudia López escribe una columna en el periódico El Tiempo en donde comenta todo lo sucedido con el caso 8.000, publicando los hechos que de manera pública han sido mostrados anteriormente y de los cuales sólo recordaba pues ella está totalmente en contra de los políticos corruptos de los cuales ha logrado la captura de algunos, y a favor de la Flip (Fundación para la libertad de prensa).

    Al enterarse de la columna, Ernesto Samper la denuncia por los delitos de injuria y calumnia reclamando sus derechos fundamentales y diciendo que en esos artículos se daña la honra y la moral individual y familiar.
    Lo anterior, la lleva a todo un proceso con jueces en donde como ya lo dije, resulta absuelta y ganando el fallo, pues se declara que todo lo escrito sobre Samper ya ha sido dicho y que vale más en este caso el derecho que todo periodista tiene sobre la libertad de opinión.

    ResponderEliminar
  160. Karen Jaimes Rodríguez12:24 p. m., febrero 09, 2013

    Es controversial el tema en el que se ha visto involucrada la ex columnista del periódico El Tiempo, Claudia López, con referencia a la situación sobre el ex presidente de la República, Ernesto Samper, debido a que no era esta la primera vez que sucedía, y como consecuencia a las fuertes críticas hechas, ha despertado en algunos mucho más que un comentario.
    Considero apropiada la denuncia por injuria y calumnia realizada en el 2006 por Samper, donde afirma que se vio afectado en su honra y buen nombre por la columna escrita de dicha periodista.
    Estoy en total acuerdo con el hecho de que todos los periodistas en nuestro ejercicio, tenemos derecho a la libre expresión, pero no comparto comportamientos subjetivos en los que se daña la moral de una persona, esto partiendo de la realidad evidente que muestra no una opinión, sino atribución de un hecho sin pruebas.
    Después de un proceso de más de 4 años, Claudia salió absuelta, pero esto no quiere decir que libre de críticas. Como periodistas debemos tomar como ejemplo esta lamentable situación, en la que se pierde la credibilidad y donde se ven involucrados intereses individuales, para entender la labor desempeñada como colectiva pues afecta a todo un público, y no como individual.
    Por otro lado aplaudo la reacción de el periódico El Tiempo frente a la columna donde nuevamente Claudia comete una equivocación, esta vez de carácter laboral pues afirma que: “La calidad periodística de EL TIEMPO está cada vez más comprometida por el creciente conflicto de interés entre sus propósitos comerciales (ganarse el tercer canal) y políticos (cubrir al Gobierno que otorga el canal y a su socio en campaña) y sus deberes periodísticos”. Creo que es un hecho inaceptable para una columnista de la misma empresa (periódico),y la decisión tomada tal vez la haga reflexionar.

    ResponderEliminar
  161. La columnista Claudia López hace una crítica excelente a la decisión del presidente Álvaro Uribe Vélez, que en su momento de gobierno nombro al ex presidente Ernesto Samper como embajador de Francia, algo que no es consecuente por los antecedentes de este ex mandatario.
    Más adelante en el periódico El Tiempo muestran las razones en él que ex presidente Samper demanda a López por injuria y calumnia por lo dicho en la columna mencionada anteriormente, la columnista dijo: "Sabrá Dios si habrá intercedido también en los planes para eliminar a quienes pudieron ser piezas clave para develar sus andanzas, como la 'Monita retrechera' y el ex conductor de (Horacio) Serpa, quienes no murieron de gripa sino acribillados cuando iban a contarle a la Fiscalía lo que sabían. Algo que solo podrían corroborar los sicarios, si es que no los mataron también".
    Escrito que molesto al ex presidente Samper porque según él le hizo daño personal, moral y familiar. Pienso que este tema no le debe afectar al ex presidente y, más cuando ya se ha hablado del tema, opino que Claudia en su columna no escribió algo que no se halla dicho o comentado, lo que hizo fue recodar el pasado de ex mandatario.
    Estoy de acuerdo con cada una de las palabras que escribió Claudia López, pienso que gracias a Dios fue absuelta en esta demanda, porque de lo contrario hubiese sido quitarle injustamente la libre expresión a esta periodista.
    Felicito a Claudia por la forma en la que escribe, creo que no todas las personas tiene los pantalones para decir las cosas sin importar las consecuencias que esto.

    ResponderEliminar
  162. Sobre el polémico caso de Samper trae consigo una serie problemas, por la columna escrita por la periodista Claudia López. Lo que podemos decir es que en este país ser periodista trae consigo muchas consecuencias en Colombia. Este país esta dividido por la Política, el Narcotráfico, y la gente de bien. Ella quiso comunicarle ala opinión pública lo que estaba sucediendo en esos momentos, pero el ex presidente Andrés Samper se vio afectado y mostro un debate de opiniones en el mundo de la política. Este tema trajo muchas verdades que al ex mandatario se sintió dolido.

    Samper se sintió señalado y dijo que su familia se sentía afectada y dolida, pero ella dice que solo estaba diciendo la verdad , su derecho de liberta de expresión pero para Claudia fue todo un caos fue despedida de el El tiempo, y tuvo que ir ha varios juicios tras las investigaciones que se le presentaron por escribir la columna.
    Además Claudia se pronuncio en el juicio que no se iba a retractar porque la entrada de dineros ilícitos ala campaña de los políticos y en especial del ex presidente es fruto de los narcotraficantes.
    La parapolítica en Colombia es el pan de todos los días de estas como son personas públicas, y los periodistas siempre están investigando hacer de ellos. Están a la orden de comentarle a los colombianos lo que esta pasando con su mandatarios y en su país.
    Ana Carolina Morán Campo

    ResponderEliminar
  163. skarling torregroza2:51 p. m., febrero 15, 2013

    Se puede destacar que el único objetivo de clara López es informar al país, como es debido, y como le obliga su trabajo, pero desafortunadamente, muchas personas toman el oficio de un periodista como inadecuado o inoportuno, sin tener en cuenta más bien, que el prestigio y la honestidad de muchos, dicen ser, está vendida, y que es maneja por los más poderosos, es por esto, que cuando una persona se atreve a decir las cosas tal cual como son prevalecen los malos comentarios y la revolución se hace amena. Pero personalmente creo que las declaraciones de clara están bien fundamentadas y con toda la validez del caso, por lo tanto es necesario el apoyo del periódico y que la editorial maneje más respeto a la libertad de libre expresión, y sobre todo a la autonomía que cada uno como ser humano merece.

    ResponderEliminar
  164. skarling torregroza vilarete2:59 p. m., febrero 15, 2013

    Se puede destacar que el único objetivo de Clara López es informar al país, como es debido y, como le obliga su trabajo, pero desafortunadamente, muchas personas toman el oficio de un periodista como inadecuado o inoportuno, sin tener en cuenta más bien, que el prestigio y la honestidad de muchos que dicen ser está vendida y que es manejada por los más poderosos, es por esto, que cuando una persona se atreve a decir las cosas tal cual como son prevalecen los malos comentarios y la revolución se hace presente. Pero personalmente creo que las declaraciones de Clara están bien fundamentadas y con toda la validez del caso, por lo tanto es necesario el apoyo del periódico y que la editorial maneje más respeto a la libertad de expresión y, sobre todo a la autonomía que cada uno como ser humano merece.

    ResponderEliminar
  165. Me parece que casos como este, en el que se evidencia la opresión de la dictadura con el resto de la sociedad son muy comunes en la actualidad, aunque parezca utópico. La libertad de expresión y la censura de informacion en este caso del periodista ecuatoriano Emilio Palacio, es un problema que enfrentan los responsables de emitir informacion a las masas de la actualidad, no solo en el país vecino, sino tambien en paises en los cuales los derechos como el de informar no se hacen valer a cabalidad, solo por la presion de aspectos que como el poder, el miedo y las influencias externas que hacen que la informacion valla manipulada de una u otra manera a favor de grupos económicos importantes de la sociedad.

    En mi posición, valoro mucho el trabajo de los periodistas y los escritores que simplemente van tras la busca de la verdad y el desarrollo de una buena informacion porque nosotros como integrantes de un estado social de derecho y en el caso de ecuador, un país democrático, estamos en la obligacion de enterarnos de los manejos y el desarrollo de las desiciones tomadas por los altos mandatarios que muchas veces recaen en el abuso de la autoridad.

    ResponderEliminar
  166. Resumen

    La columna más que todo trata de la manifestación del periodista ecuatoriano Emilio Palacio de la censura de información del gobierno del presidente del país vecino Rafael Correa.

    Todo este problema se desata partiendo del hecho que ocurre el pasado 30 de septiembre del 2010, en donde un grupo de policías ecuatorianos manifiestan el deseo de no querer trabajar más porque el gobierno les ha suspendido ciertas licencias y ciertos derechos adquiridos que ellos habían venido teniendo. En una revuelta estos uniformados exigían la restitución de todos estos factores que se le habían venido brindando y esto lo aspiran lograr con el paro de actividades.

    A partir de este hecho, Palacio escribe una columna de opinión criticando la dictadura de Correa y el abuso del poder en donde se supone hay un estado democrático, posterior a esto, el periodista recibe una réplica del mandatario en donde este se opone rotundamente a su posición y es cuando el periodista ecuatoriano empieza a advertir una censura de información por parte del gobierno.

    Además de todo esto, en otro escrito titulado “no a las mentiras”, del mismo periodista, este ataca a las malas obras del gobierno afirmando con supuestas pruebas de las malas acciones del presidente o más bien del “dictador” como sarcásticamente lo llama en el escrito.

    Todos estos ataques y defensas se fueron a discutir en la legislación ecuatoriana y después de pasar por diversas instancias se decide poner tras las rejas al periodista Emilio Palacio que a su vez también fue condenado a pagar 30 millones de dólares después de una audiencia que duro aproximadamente 13 horas.

    Posterior a esto, el presidente suspende la orden de prisión y la multa sobre el periodista, pendiente del resultado del recurso de casación presentado por El Universo.

    ResponderEliminar
  167. Maria Fernanda Fuentes

    La libertad de expresión es parte fundamental para el desarrollo de un periodismo objetivo y libre de intereses personales, políticos, sociales y económicos, dar a conocer la verdad sin cuestionamientos y miedos pero con responsabilidad debería ser un derecho brindado para el ejercicio del periodismo.
    Rafael Correa, presidente de Ecuador vulnera el derecho a la libre expresión y ejercicio de la comunicación, el compromiso social de los diarios, periódicos, medios audiovisuales y de radio difusión se ve afectado por las políticas establecidas y persecuciones dirigidas a los mismos, según Correa su principal enemigo son los medios de comunicación. Es triste ver como la opresión a la mayoría, al pueblo y su opinión sigue latente como consecuencia de dirigentes egoístas, oportunistas y con delirios de dictadores.
    El diario El Universo junto con su ex jefe de opinión Emilio Palacio, son sancionados por ejercer la libre expresión en uno de las temas de mayor interés colectivo dado en el año 2010 en Ecuador, el intento de golpe de estado como lo nombro su presidente Rafael Correa.
    Este hecho fue dirigido por la Policía Nacional a causa del no cumplimento con las ayudas o beneficios del estado a ellos y sus familias, la deuda por el no acenso en sus cargos y la falta de reconocimiento en la labor prestada por la Policía al país. El cese de sus funciones, bloqueos en puentes, saqueos en el sector comercial, disturbios y 5 personas muertes sin explicación, entre los cuales se encontraban policías, militares y un joven son parte de las consecuencias registradas por el hecho.
    Correa acusa estos hechos como un complot en su contra, dirigido por personas en desacuerdo a su gobierno y existencia, según él uno de los objetivos era acabar con su vida.
    El 30 de septiembre de 2010 el presidente Correa es detenido en el Hospital de la Policía Nacional, donde acusa fue secuestrado por la policía y por grupos opositores y rebeldes los cuales venían realizando la conspiración tiempo atrás.
    “La Fiscalía solicitó la detención de 58 personas implicadas en la revuelta policial 30-S. Se confirma la orden de prisión contra cinco implicados, entre ellos el ex militar Fidel Araujo y Pablo Guerrero, abogado del ex presidente Lucio Gutiérrez. Guerrero está acusado de irrumpir en Ecuador-TV durante la sublevación. El régimen responsabiliza a esa agrupación y a su líder, Lucio Gutiérrez, ex presidente de la República, de instigar a los policías y militares para provocar un golpe de Estado” blog Comarca Literaria.
    Palacio escribe en El Universo la columna “no a las mentiras”, en la cual de forma disimulada pero directa acusa a Correa de ser dictador, de perdonar hechos que perjudican a la nación, crear alianzas con el narcotráfico o perdonarlas lo cual desde mi punto de vista tiene el mismo resultado, un irrespeto al pueblo ecuatoriano.
    La parte más fuerte y contundente que desata una polémica entre periodistas y gobierno es: “El Dictador debería recordar, por último, y esto es muy importante, que con el indulto, en el futuro, un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente. Los crímenes de lesa humanidad, que no lo olvide, no prescriben” (Emilio Palacio, columna en El Universal)
    Tres años de cárcel y 30 mil millones de dólares fueron la condena e indemnización por injuria que el periodista Palacio debe pagar a Rafael Correa.
    Para algunos la medida es justa, para otras es un irrespeto a la labor del periodista, una condena que más que por injuria es una fachada y un llamado de terror a los periodista para abstenerse de dar a conocer su opinión frente a hechos que mueven una nación.
    El futuro de un país está en manos de quienes conocen la verdad y no temen en darla a la opinión pública.

    ResponderEliminar
  168. En el momento en que los uniformados exigieron la restitución de sus derechos inicia esta revuelta. Uno de los policías reveló a un medio de comunicación del vecino país, en este caso: diario -El Universo-, su inconformidad rotunda por habérseles negado sus beneficios (ayudas del estado), por así decirlo, ya que fueros usurpados en el momento en que se aprobó un artículo de la Ley de Servicio Público.
    Debido a esto, se presentaron fuertes disturbios en la conocida calle Boyacá, donde en medio de disparos y gases lacrimógenos el presidente Correa se ve afectado. En medio de esta revolución, el mandatario se refugia en el Hospital policial, cosa que me parece absurda, anunciando tiempo después que había sido “secuestrado” por los uniformados al no permitirle su salida de dicho establecimiento y que aparte, intentaron acabar con su vida, considerando la revuelta policial como “un intento de Golpe de Estado”, calificando de cobardes y criminales a los policías que participaron en la sublevación.
    A raíz de esto, el periodista y el entonces jefe de opinión del diario El Universo, Emilio palacio, publica una columna de opinión titulada: “No a las mentiras “, donde afirma básicamente que un futuro presidente podría enjuiciar a Correa "por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente, el 30 de septiembre de 2010 durante una sublevación policial”, blog comarca.
    Es justó en ese momento cuando decide interponer una demanda contra palacio y los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez, directivos del diario, en donde también pide una indemnización por 80 millones de dólares y tres años de cárcel por la columna, que considera injuriosa.
    Meses después condenan al periodista y es cuando anuncia su decisión de refugiarse en Miami tras denunciar una "persecución" del Gobierno en su contra, pero esto no sirve de nada, pues finalmente, Tras una audiencia de más de 10 horas, la Corte Nacional de Justicia confirma la condena a tres años de prisión y a un pago de 30 millones de dólares contra Emilio Palacio.
    Está claro que el gobierno del presidente de Ecuador, Rafael Correa, es un gobierno completamente izquierdista y en un gobierno socialista como este se ve afectada la libertad de expresión y de opinión en la profesión periodística, en la media en que estos profesionales quieren hacer pública muchas realidades, y el gobierno por otro lado, lo único que hace es obligarlos a un silencio rotundo a punta de medidas extremas como ocurrió en este caso. Es triste ver como el poder se apropia hasta de la misma verdad, cosa que no considero viable, pero aun así, hay que tener en cuenta que cada política impuesta por cada gobierno debería realizarse para mejorar las condiciones de vida de los mismos ciudadanos y buscar el bienestar para estos mismos, por lo tanto pienso que, si estas atentan contra el bienestar humano obtendrán sus consecuencias.
    Hay que hacer claridad y mencionar que sí existen acciones que hacen valer los derechos como tal; Tal vez, en ocasiones, la manera de hacerlos cumplir no sean las mejores, pero cuando el poder se impone e impide que las opiniones y los pensamientos de la población sean escuchados, los incitan a este tipo de actos violentos, que lo único que conllevan es a una la humillación de su propio país, por así decirlo.

    ResponderEliminar
  169. Ecuador es un país que por su gobierno actual es izquierdista por los pensamientos de su presidente vigente.
    Toda esta historia empieza porque a la policía de esta nación les quitaron varios beneficios como los bonos, las condecoraciones y los juguetes para los niños, ellos comenzaron a protestar por sus múltiples inconformidades.
    El presidente correa considera la revuelta como un golpe de estado, en mi concepto pienso que la policía tuvo una reacción normal al ver que sus beneficios eran quitados.
    Correa el día de la protesta trata de hablar con los policías pero ellos lo trataron de mentiroso, se negaron a escucharlo y lo atacan con gases lacrimógenos y a él le toca refugiarse en una clínica donde había 72 pacientes entre esos 4 niños.
    “Una protesta laboral policial se produce en las instalaciones del Regimiento No.1 de Quito. El presidente Correa es detenido y desde el Hospital policial denuncia que fue secuestrado y que se intentó acabar con su vida. Correa consideró la revuelta policial como “un intento de Golpe de Estado”, y denunció que grupos rebeldes y opositores venían preparando la conspiración desde hace mucho tiempo.”
    Para mi el presidente Correa se metió en la boca del lobo literalmente, por eso le sucedió el supuesto secuestro, de pronto los protestante se pasaron con sus ataques porque quieran o no es su presidente y hasta cierto punto deben respetarlo.
    Ante este hecho los medios de comunicación comenzaron hablar del tema y el periódico el Universo publico una columna de opinión de Emilio Palacio donde escribió una columna “titulada NO a las mentiras” donde habla fuerte mente sobre los hechos. uno de los párrafos mas fuertes para mi es este “El Dictador debería recordar, por último, y esto es muy importante, que con el indulto, en el futuro, un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente.
    Para correa esta columna es pura injuria y comienza un proceso legal contra el diario el Universo y a los tres principales directivos y al exeditorialista. El presidente pide una indemnización por 80 millones de dólares y tres años de cárcel por una columna injuriosa. Es claramente que la petición del presidente es cortar el derecho de la opinión pública.
    Lo peor del caso es que “El juez de primera instancia Juan Paredes dicta sentencia de tres años de prisión y un pago de 30 millones de dólares contra Emilio Palacio y los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez, y de 10 millones de dólares contra la Compañía Anónima El Universo”.
    A pesar que trataron de luchar para que esta condena fuera quitada nunca paso y después de varias audiencias confirman la sentencia de la primera audiencia.
    Lamento mucho esta condena, comencé diciendo que este país es izquierdista y este caso reafirma lo que pienso de las personas con ideas izquierdas, opino que los que piensan así solo le importa lo que ellos piensan y dicen, siempre tratan de manipular todo para demostrar que ellos tienen la razón y a mi no se me haría raro que el presidente con sus influencias haya manipulado este caso y abusado de su poder.
    En este caso felicito a la prensa internacional por el apoyo que le dieron al diario el Universo al difundir la columna de opinión
    Que viva la libertad de expresión!!!

    ResponderEliminar
  170. El gobierno de Ecuador ha pertenecido a izquierda desde que tomó el mando Rafael Correa y así este país llenarse de enemigos, todos los hombres que pertenecen a la policía el cual no es un trabajo fácil en ninguna parte ya que en muchas ocasiones ponen en riesgo sus vida, ellos tan solo deseando tener algún derecho digno, este mandatario solo con sus ideas de cambiar una constitución anhela quitarle lo poco que pueden llegar a tener para el futuro de sus hijos.
    Todo esto comienza desde el día que los policías toman la decisión de hacer protesta por sus condecoraciones, bonos y juguetes para sus hijos. Así correa considera esto como un golpe de estado, el presidente intenta hablar con comandantes de la policía y a este intento recibe gases lacrimógenos haciendo que se refugie en el hospital de la policía nacional donde se encontraban 72 pacientes entre ellos 4 niños.
    Esto fue un caos para el país ya que Correa confirmaba que se trataba de un secuestro hacia él, cuando ingreso al hospital nacional de la policía para refugiarse de los gases que le arrojaban, dirigiéndose a los comunicados que esto era para meter presos a los representantes de este dicho “secuestro” sabiendo que nadie mando al presidente esconderse en hospital después que asistió a este reforma.
    Este suceso dejo 21 policías en la cárcel, la protesta dejó 5 muertos, 150 policías investigados y 174 militares indagados.
    Con todo lo ocurrido en Ecuador el periódico El universo saco una columna de opinión escrita por el periodista Emiliano Palacio, en la cual se dirige y critica varias cosas del presidente, opinando que el próximo mandato puede recibir denuncias ante una corte penal por haber ordenado fuego sin previo aviso contra un hospital lleno de gente inocente.
    El presidente Correa realiza una denuncia para Palacio y para el periódico El universal por calumnia pidiendo 3 años de cárcel para el periodista por la columna y 80 millones de dólares de indemnización, la cual me parece de gran injusticia para Emiliano, ya que Rafael debería bajar la cabeza por las injusticias cometidas con los policías y las personas inocentes que cayeron en la protesta, y de igual forma solo era una opinión suponiendo que es de libertad en todos los países.
    Este caso se fue para mayores problemas para el periódico y para Palacio ya que renuncio a ver si así quitaban los cargos a El universo, después de tantas audiencias y peleas de contra y contra, al fin y al cado como se venía saber al periódico le toco pagar.

    En estos casos los periodistas siempre tienden a perder en nuestro país y en muchos mas no hay libertad de opinión, a pesar de todo lo malo que realizo correa con los policías y con los civiles, viene y le hace eso al Universo y queda bien en un país completo, sin medir las consecuencias de sus actos.
    De igual forma aún se encuentran personas justa y con lo que no se contaba era que con esta columna de opinión se recibió premio por la libertad de expresión, porque sabiendo el riesgo que se puede tener por expresar las opiniones de los periodistas, así nos arriesgamos a publicar y mantenernos firme con nuestros pensamientos a cerca de los mandatarios de un país.

    ResponderEliminar
  171. María Paula Sossa Londoño12:50 p. m., febrero 16, 2013

    RESUMEN:
    El 30 de septiembre de 2010, un grupo grande de policías se subleva en distintos regimientos de Ecuador como Quito, Guayaquil, Loja y Puyo por reclamo hacia una ley decretada por la Asamblea Nacional en donde se les quitaban a todos los policías ciertos derechos como los bonos, las condecoraciones y los juguetes para sus hijos.
    La toma de los policías desató un caos en todo el país; se tomaron varios puentes de los distintos regimientos bloqueando el Puente de la Unidad Nacional y el Puente Portete en donde la escolta legislativa también se unió a la protesta.
    La tropa se niega a escuchar a los comandantes policiales, incluso al mismo presidente. El General Florencio Ruíz, Jefe del Estado Mayor de la Policía, se dirigió diciéndoles que ya se estaba hablando lo de las condecoraciones, que se calmaran y escucharan al Ministro de Gobierno, Gustavo Jalkh; sin embargo la sublevación comenzó a lanzar bombas lacrimógenas.
    Con el paso de las horas, el caos era peor, los policías de la Comisión de Tránsito cerraron el paso en el Puente de la Unidad Nacional, el aeropuerto suspendió vuelos, pues la Policía de Migración cesó sus actividades en la Terminal Aérea, fueron bloqueados también los túneles y algunas Avenidas, en la Avenida de las Américas quemaron llantas.
    Todos protestaban con la cara tapada por miedo a futuras sanciones, luego de investigaciones se condenaron a 3 dirigentes, Jaime Paucar, Luis Martínez y Luis Bahamonde.
    El Mandatario Rafael Correa habló con ellos pero se negó a aceptar alguna petición en donde los policías lo tildaban de mentiroso, Miembros de las Fuerzas Armadas no lo dejaron salir del país, incluso la protesta dio para el cierre de bancos y locales, pues los ladrones aprovecharon para robar y asaltar.
    La OEA y el grupo el PAIS apoyaron a Correa, luego por protegerse se encierra en el Hospital en donde es atacado al salir por gases lacrimógenos y disparos.
    Luego de ese día, las cosas comenzaron a bajar y a clamarse, con el paso de los días Rafael Correa dice que dichos policías no deberían llamarse así por lo que hicieron. La Fiscalía detiene a 58 personas incluso a Lucio Gutiérrez, ex presidente que dirigió la toma.
    El 2 de abril, el Tribunal declara inocente a la rebelión de la Fuerza Pública, se absuelven también a los 3 policías acusados de presunto asesinato a Correa.
    Emilio Palacio, Jefe de Opinión y columnista del Periódico El Universo declara como mentiroso a Correa, le dice dictador y menciona que un futuro candidato a la presidencia lo podría demandar por haber ordenado fuego contra un hospital lleno de civiles.
    A causa de dicha columna el presidente Correa interpone una demanda por columna injuriosa contra Emilio Palacio y los dos hermanos directores del periódico.
    A raíz de la demanda, Emilio decide renunciar al diario para que Correa quite la demanda. Correa sigue con la demanda y a pesar de que muchas asociaciones para la defensa de los periodistas lo defienden, Emilio decide refugiarse en Miami por presunta persecución del gobierno.
    El Universo pide recurso de casación aunque el gobierno insiste con que no hay violaciones contra los derechos humanos y la libertad de expresión. Luego de un año con este proceso el director de El Universo pide disculpas para que se pare el proceso.
    A pesar de lo anterior el 6 de febrero del 2012 tras una audiencia de varias horas la Corte Nacional de Justicia condena a Emilio y a los directivos del diario a 3 años de prisión y a un pago de 30 millones de dólares y a otro pago de 10 millones contra la Compañía de El Universo.
    Luego de la decisión tomada, los directores del periódico son galardonados por defender la libertad de expresión y muchos periódicos de talla internacional como algunos colombianos defienden también al periodista.

    ResponderEliminar
  172. María Paula Sossa Londoño12:52 p. m., febrero 16, 2013

    COMENTARIO:
    La libertad de expresión ha sido siempre un derecho fundamental e importante para los que ejercen el periodismo en cualquier parte del mundo. El caso de la sublevación de los policías el 30 de septiembre de 2010 que derivó en una columna escrita por Emilio Palacio, Jefe de redacción y columnista del periódico El Universo en Ecuador, llamada “No a las mentiras”, causó gran controversia en el presidente Rafael Correa pues le pareció una ofensa todo lo que en ella estaba escrito y decide demandarlo por injuria a él y a los dos hermanos Pérez directores del Periódico, a 3 años de cárcel y a pagar una deuda que llegaba a los 40 millones de dólares.
    No entiendo cómo puede ser posible que tan alta suma pueda absolver a cierto comentario en donde se “daña la moral del presidente”, si en medio de la protesta les dijo a los policías que no cambiaría el artículo ya promulgado. Con razón Palacio lo tilda en todo momento como dictador.
    También debo decir que me parece excelente que hasta la prensa colombiana se haya hecho ver con las noticias que colocó sobre las demandas defendiendo al periódico por su derecho a la libertad de expresión y que Correa haya quedado sin palabras ante tantos comentarios.
    Sin Embargo, después de la demanda, al ver que todos los medios de comunicación y asociaciones apoyan la libertad de expresión, Correa no tiene más que decir y prefiere perdonarlos y absolver la demanda para de nuevo, quedar bien con la sociedad ecuatoriana y mundial.
    Parece que al final, Emilio si tenía razón cuando al comienzo de esa columna coloca que el dictador que promulga paz ha perdonado todo tipo de crueldades y a criminales con tal de vivir tranquilo y que en su país no tenga que atender a ningún tipo de juicio.

    ResponderEliminar
  173. Karen Jaimes Rodríguez1:01 p. m., febrero 16, 2013

    Resumen
    El pasado 30 de septiembre del año 2010, el país de Ecuador vivió una sublevación de todo el cuerpo policial de su país, debido a la aprobación legislativa del veto presidencial a la Ley de Servicio Público, decisión que trajo consigo la eliminación de bonos, condecoraciones, entre otros beneficios que venían disfrutando dichos policías.
    Este acto dejó heridos, muertos, episodios delincuenciales y produjo un desorden colectivo en todo el país sin retorno al control, puesto que se trataba nada más y nada menos que de aquellos quienes velan por mantener ese mismo control.
    Las protestas se produjeron en las instalaciones del Regimiento No.1 de Quito. Luego el presidente Correa fue detenido desde el Hospital policial donde se encontraba para ser atendido, debido a la afección que le produjo las bombas de gases lacrimógenos. A su salida policías lo atacaban y algunos disparos se dieron en el lugar, el presidente denunció la detención como un secuestro que puso en peligro su vida, además mostró la revuelta policial como “un intento de Golpe de Estado”.
    Diversas situaciones se presentaron mientras transcurría la sublevación cómo por ejemplo, el asalto al local de distribución de bebidas alcohólicas Henver en Portoviejo, donde el monto del asalto ascendió a 40 mil dólares. También se cerraron las vías y los vuelos internacionales se suspendieron por la ausencia de seguridad en el aeropuerto, se bloqueo el puente de la Unidad Nacional por ambos lados y miles de personas caminaban para trasladarse a su lugar de trabajo, esto entre muchas más situaciones desatadas por el caos.
    Tras el hecho el 9 de octubre del 2010 varios miembros de la policía fueron detenidos por su supuesta participación en la sublevación del 30 de septiembre, entre otras represalias que se tomaron, como el Decreto Ejecutivo 632 que dispone “la representación legal, judicial y extrajudicial de la Policía Nacional, así como su reorganización, sean asumidas en su totalidad por el Ministerio del Interior. La disposición del presidente, Rafael Correa, establece que el personal policial de línea se dedique exclusivamente a las actividades operativas contempladas en la Ley Orgánica de la Policía Nacional; es decir, mantener la paz, el orden y la seguridad pública; prevenir los delitos; participar en la investigación de infracciones comunes y cooperar con la justicia” como lo manifestó el diario Universo en una de sus publicaciones.
    Debido a todos los hechos desencadenados el entonces jefe de opinión del diario El Universo, Emilio Palacio, publica una columna donde trata al presidente como dictador y además expresa que: “con el indulto, en el futuro, un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente”.
    Ante la columna, Correa interpone una demanda contra Emilio Palacio y los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez, directivos del matutino, en la que pide una indemnización por 80 millones de dólares y tres años de cárcel considerando la columna como injuriosa.
    Se levanta un proceso contra éstos que al final culmina con una condena por parte de la Corte Nacional de Justicia a tres años de prisión a Palacio y los tres directivos de El Universo además de un pago de 30 millones de dólares para ellos, y de 10 millones de dólares contra la Compañía Anónima El Universo.
    Los diarios de los diferentes países en apoyo a los periodistas afectados, publican la columna, pues sienten que dicha condena es injusta y afecta la libertad de expresión, Correa al ver el apoyo dado se retracta y declara su perdón, por lo cual no tuvieron que pagar ninguno de los acuerdos previstos en la condena.
    La Junta Directiva de la Universidad de Columbia otorga al diario el premio María Moors Cabot por su defensa a la libertad de expresión y el diario El Mundo de España concedió al periodista ecuatoriano Palacio, asilado en Estados Unidos, el premio Columnistas del Mundo.

    ResponderEliminar
  174. Karen Jaimes Rodríguez1:01 p. m., febrero 16, 2013

    Comentario:
    La ley consagra la libertad de expresión como un derecho fundamental, es por ello que no considero de ninguna manera injuriosa la columna de Emilio dónde simplemente manifiesta el inconformismo de la sociedad tras las decisiones tomadas por el presidente Correa.
    El mismo presidente de Ecuador manifestó que él era el jefe de todos los poderes del Estado, frase que se pudo tomar como proveniente de un gobierno que no busca más que una dictadura. Pienso que fue un acto de bajeza la condena dada al columnista y además el teatro armado por parte del presidente donde se muestra como la victima.
    Es de admirar el apoyo que tanto periodistas como diarios dieron a sus colegas en esta situación pues a través de esto se evidencia la unidad de pensamientos en la que nos encontramos y la fuerza que tenemos los medios frente a agresiones tan radicales como éstas.
    Dicha situación no se encuentra aislada de nosotros en éste ejercicio, por el contrario nos veremos expuestas a ellas en nuestro caminar por la senda periodística, está en nosotros el no callar frente a esto y buscar las posibilidades de salir bien librados, pero siempre teniendo en cuenta la veracidad y la oportunidad que tenemos como periodistas de sacar a la luz o expresar lo que esta mal, incluso sin importar las consecuencias porque sentiremos entonces la satisfacción de un trabajo bien hecho.

    ResponderEliminar
  175. skarling torregroza vilarete1:03 p. m., febrero 16, 2013

    Esta lectura nos habla sobre la forzosa sublevación policial de reclamos gremiales que se vivió el 30 de septiembre del 2012 en Ecuador, donde el Presidente Rafael Correa asumió confrontar a los sublevados y bajo el panorama de la asamblea declaro sin garantía para sesionar, por consiguiente este fatal desastre dejo 5 muertos que según la revisión oficial fue un golpe de estado y un triunfo de la democracia.
    Los policías reclamaron la restitución de sus derechos la cual fuero quitados, como lo son los bono de la Policía, los años previstos para el ascenso, entre otros puntos. Uno de los uniformados indicó a la prensa que reclaman además las condecoraciones y los juguetes para sus hijos, todo aquello, según indican les fue quitado, al aprobarse un artículo de la Ley de Servicio Público, luego de esto el periodista Emilio Palacio escribió una columna de opinión sobre esos hechos y la publica en el diario El Universo, donde comenta que el Dictador está considerando la posibilidad de perdonar a los criminales que se levantaron el 30 de septiembre, por lo que estudia un indulto.
    Luego de esta publicación El presidente Rafael Correa demanda a Emilio Palacio y al “el diario El Universo” y ante la condena al periodista y al periódico, los diarios colombianos y la prensa internacional reproducen en simultánea la columna que generó la querella judicial.
    Se destaca también que el Ministerio de Defensa Nacional entregó en junio del 2011 un informe elaborado por las Fuerzas Armadas sobre la Operación 'Rescate', efectuada el 30 de septiembre del 2010, para la liberación del Presidente de Ecuador, retenido en el Hospital de la Policía de Quito.
    Emilio palacio fue condenado por 3 años de cárcel, lo cual deja claro que es difícil ejercer el papel como comunicadores, en un país donde es más importante el poder que la verdad, por esto, no me parece justo que perpetúen la libre expresión de un periodista como Emilio Palacio, cohibiéndolo de su libertad, solo porque dice y opina que está en desacuerdo con las declaraciones del jefe de estado y que no comparte sus actos, sobretodo en un país donde supuestamente se defiende la libertad de prensa.

    ResponderEliminar

  176. Caso: 2
    El 30 de Septiembre del 2010, en Ecuador ocurrió una revuelta que dejó sin vidas a Policías, militares y, un joven. Los policías estaban peleando por sus derechos, les habían quitado los bonos que para ellos eran importantes. El artículo de ley no le traía ningún beneficio, si no que los quitaban los regalos para sus familias, entre otras cosas.
    La protesta se produjo en la instalaciones del Regimiento N 1de Quito.Los policías fueron polémicos, hasta causar que el Presidente Correa dijera que era “un intento de Golpe de Estado”, y este fue un hecho que trajo consigo muchos comentarios puesto que, el mandatario no estaba de acuerdo con lo que se vivía en esos momentos. Para él, el acto que los policías lo sacaran que ahí fue un suceso de secuestros.
    Después de las revuelta, el periodista Emilio Palacio comento de lo que había sucedió en el país, para Correa no fue de su agrado porque el periódico el Universo, investigo arduamente y dijo que el presidente estaba diciendo mentiras a la opinión publica, no aprecian las balas que habían acabo con la vida de las cinco personas, pero él dice que en este país la justicia es para unos y no para todos.
    Emilio Palacio en su columna afirma que: “El Dictador debería recordar, por último, y esto es muy importante, que con el indulto, en el futuro, un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente”.
    Este caso fue llevado a la corte, por Rafael Correa contra el periodista porque para él, se estaban diciendo mentiras. Además tuvo muchos tropiezos por la falta de jueces. El mandatario se salió con la suya, el periódico tuve que ofrecer disculpas solicitadas por el presidente. La justicia le dio tres años de cárcel al comunicador por injuria y calumnia.
    La revuelta trasladó, una polémica entre Correa y el periodista del periódico el Universo. Emilio quería informarle a la gente del común en Ecuador, lo que estaba sucediendo en realidad. Pero esto trajo consigo una serie de conflictos entre los das personas, el presidente no quería dejar que el comunicador dijera la verdad, porque para él no era recomendable.
    El derecho de la libertad de expresión de un periodista se vio afectado, por el mandatario. Los políticos no les gustan que salga a la opinión pública cosas malas acerca de ellos. Ese gremio piensa que la justicia no es para la política. Mi opinión es que Correa no le importo lo que ocurrió ese día, que dejo cinco personas muestras y varios heridos. El país se siento afecto por este polémico episodio.




    ResponderEliminar
  177. Rosa Escalante Castro1:07 p. m., febrero 16, 2013

    SEGUNDO CASO
    En Ecuador se presenta una sublevación por parte del ente policial, el pasado 30 de septiembre de 2010. Los uniformados exigían la restitución de varios derechos que les fueron quitados por ley. En la revuelta varias personas murieron a bala, hubo lanzamientos de gases lacrimógenos en el hospital de la policía, donde se encontraba el presidente Rafael Correa, quien denuncia que fue secuestrado y que quisieron asesinarlo, con estas y muchas más acusaciones pretende que los policías implicados sean privados de su libertad.
    Por petición del presidente y de los familiares de las víctimas, se abre una investigación y varios policías son llevados a la cárcel.
    Tiempo después, el presidente Correa considera la posibilidad de perdonar a los criminales, pero Emilio Palacio publica una columna de opinión titulada NO a las mentiras, en la que desarrolla una fuerte crítica hacia él, afirmando que lo que estaría haciendo es un indulto, cosa que Palacio no está de acuerdo; lo acusa de mandar a lanzar llamas, lo desmiente ante sus denuncias, y lo tilda de dictador.
    El mandatario inquieto ante la fuerte columna, demanda por injuria a Emilio Palacio y los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez, directivos del diario El Universo, ocasionando un largo proceso penal que terminó con condenas carcelarias e indemnizaciones millonarias. Días después anunció en un discurso que perdona a los acusados, concediéndoles la remisión de las condenas que recibieron, incluyendo a la compañía El Universo.
    El caso del columnista causó impacto en varios países, conllevándolo a muchos reconocimientos como el título de ‘Columnista del Mundo’. Periodistas colombianos indignados ante la situación de Palacio, publican su columna en la primera plana de los diarios.
    En lo que concierne mi opinión, apoyo contundentemente al columnista Emilio Palacio, porque como persona sé que hay derechos y deberes que nos competen a todos, y como periodista conozco que existen artículos de la constitución que defienden la libertad de expresión, sobre todo si se trata de la actividad que ejerzo.
    El presidente Correa gozoso de su poder en Ecuador, cumplió con su querella, callar la voz de la verdad y atentar contra los medios de comunicación que sólo cumplen con brindar el servicio de informar a la comunidad.
    Los entes políticos quieren manejar los temas a su conveniencia sin importar hasta que punto puedan llegar, pasando por pisotear al primero que se interponga en su camino. Es la situación de Palacio y muchos otros, que no le tienen miedo a discutir temas de políticos empoderados y sólo apoyan la verdad. Pero, ¿hasta qué punto llegó Correa?, yo misma respondería que a las últimas instancias, pues al columnista lo condenan a 3 años de cárcel y lo obligan a pagar una gran suma de dinero injustamente. Y el colmo del descaro es querer limpiar su imagen, al pedir disculpas frente a todos, hasta de la misma prensa que quiso manejar como un títere. ¿Será su rutina pedir disculpas siempre? Esa pregunta sí la dejaría en un espacio en blanco, ya que sólo él la podría responder.
    Sólo tiene en la mira a quien lo contradiga, pero lo que no ve, es que prácticamente se contradice públicamente, pero ¿quién lo entendería? Sólo sus seguidores izquierdistas ignorantes, a quienes les muestra sólo una cara de las dos que posee, y un escenario lleno de flores, que esconde todo lo que existe tras bambalinas.


    ResponderEliminar
  178. Martha Manjarrés M.1:10 p. m., febrero 16, 2013

    La columna de opinión del periodista Emilio Palacio, titulada ´No a las mentiras´, hace referencia a lo ocurrido en Ecuador el 30 de septiembre del 2010 que fue lo siguiente:
    En el país ecuatoriano los policías protestaron, debido a la eliminación de beneficios económicos a la tropa incluidos en una reforma legal. Entonces, la manifestación se extendió paulatinamente por todo este país ocasionando la suspensión de las actividades comerciales, cierre de bancos, desaparición del tráfico vehicular en el centro urbano, inhabilitación de vuelos internacionales, aumento de la delincuencia y violentos enfrentamientos que dejaron un saldo de cinco muertos de los que hacían parte dos policías, dos militares y un estudiante universitario, según el informe legal de la Cruz Roja y decenas de heridos.
    Tras la indignación de éstos, por el reclamo de sus beneficios y negación de ellos, detuvieron al primer mandatario, Rafael Correa en el hospital de la Policía cuando ingresó a las oficinas del Regimiento Quito N°1 para dirigirse a ellos, el cual días después fue sacado de este lugar tras un violento operativo organizado por los militares que llegaron en dos camiones. Pese a este hecho, el mandatario afirmó que los gendarmes lo tenían secuestrados; pero estos decían que no era cierto. Con respecto a estas dos versiones había habitantes a favor del presidente y unos en contra.
    Luego de lo acontecido, Correa el 22 de marzo de 2011 interpuso una demanda a título personal contra el periodista Emilio Palacio por lo dicho en su columna y directivos del periódico. Meses después, El juez de primera instancia Juan Paredes dicta sentencia de tres años de prisión y un pago de 30 millones de dólares contra Palacio, los cuales no canceló y de 10 millones de dólares contra la Compañía Anónima El Universo por injuria.
    La sublevación de la Policía contra el primer mandatario también originó que el 17 de enero del 2011, se expidiera el Decreto Ejecutivo 632 que dispone que la representación legal, judicial y extrajudicial de la Policía Nacional, así como su reorganización, sean asumidas en su totalidad por el Ministerio del Interior. La disposición del presidente, Rafael Correa, establece que el personal policial de línea se dedique exclusivamente a las actividades operativas contempladas en la Ley Orgánica de la Policía Nacional; es decir, mantener la paz, el orden y la seguridad pública; prevenir los delitos; participar en la investigación de infracciones comunes y cooperar con la justicia.
    Con respecto a todo lo que aconteció a Palacio los medios de distintos países se pronunciaron a su favor por no permitir el silencio frente a lo injusto que hizo Correa(permitir que se formara un caos y no avalar los beneficios económicos a los policías incluidos en una reforma legal), porque él lo malo que hizo fue informar y dar a conocer su punto de vista y opinión frente a los hechos; que de manera personal lo apoyo y no me pareció justo que fuese apresado, siendo que la libertad de expresión y la de informar son derechos de toda persona.
    Personalmente, no me parece bien que Palacio haya tenido que estar tres años en la cárcel por informar y opinar sobre la situación que atravesaba Ecuador en ese momento; pero la injusticia se da, porque al presidente Correa no le convenía cambiar de opinión con la decisión que había tomado, con respecto a los reclamos de los policías y de retractarse por haber dicho que estos lo tenían secuestrado. En lo sucedido, se refleja que las grandes elites violan las leyes y no pasa nada; pero si lo hace alguien que no tiene poder político, entonces le puede pasar lo que le pasó a Palacio o peor; y así algunos mandatarios tienen el descaro de decir – que todas las personas tenemos igualdad de condiciones y libre expresión y otros derechos que no son convertidos en hechos.

    Por: Martha Manjarrés M.

    ResponderEliminar
  179. Ana Milena Sanmiguel2:02 p. m., febrero 16, 2013

    Resumen:
    El 30 de septiembre del 2010, se llevó a cabo una sublevación por parte de la policía ecuatoriana, el motivo de la protesta se basa en la eliminación de beneficios económicos (ascenso de cargos, bonos, condecoraciones y juguetes para sus hijos) a la tropa incluidos en una reforma legal. El descontrol policial incitó varios casos de asaltos en las calles. Establecimientos comerciales, casas y bancos resultaron perjudicados por el revuelo de los uniformados, quienes se desentendieron de sus labores cotidianas y esto dio ocasión a los atracos.
    El primer mandatario de Ecuador, Rafael Correa, decide hacer frente a la situación que señala como golpe de estado, y se dirige al régimen Quito #1, donde es atacado con gases lacrimógenos, motivo por el cual se ve obligado a trasladarse hacia el hospital de la Policía, lugar donde se encuentra rodeado e impiden su salida. Por este motivo se desencadena un enfrentamiento entre la gente de Correa, la policía y los grupos opositores. Rafael Correa señala este hecho de secuestro; por su parte, el comandante de la Policía de Ecuador, desmiente la denuncia del primer mandatario.
    Luego de seis horas de revuelta, se normaliza el tráfico en el Puente de la unidad nacional; mientras tanto, un grupo de simpatizantes de Correa asevera a gritos que el acto de los policías es una arbitrariedad.
    El hecho deja 5 muertos y 51 heridos.
    El 6 de febrero del 2011, Emilio Palacio publica en el diario El Universo su columna de opinión, titulada “NO a las mentiras’’, en la que se refiere al presidente Rafael Correa como dictador y señala de manera directa de injusticia, el hecho de condenar a los policías por los hechos ocurridos el 30 de septiembre del 2010, pero no pierda oportunidad para perdonar a los verdaderos criminales; de la misma forma termina su columna resaltando “ El Dictador debería recordar, por último, y esto es muy importante, que con el indulto, en el futuro, un nuevo presidente, quizás enemigo suyo, podría llevarlo ante una corte penal por haber ordenado fuego a discreción y sin previo aviso contra un hospital lleno de civiles y gente inocente.
    Los crímenes de lesa humanidad, que no lo olvide, no prescriben. ’’ (Palacio Emilio, EL UNIVERSO, 6 de febrero de 2011).
    Correa acusa de injuriosa la columna de Palacio, asimismo lo demanda a él y a el diario El Universo. Se condena a tres años de prisión y a un pago de 30 millones de dólares Emilio Palacio y los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez, y de 10 millones de dólares contra la Compañía Anónima El Universo.
    Algunos medios de comunicación en Latinoamérica se solidarizan con Palacio y con el diario El Universo y apelan a la libertad de expresión de la que gozamos todas las personas.
    Opinión:
    Está visto que gozar de poder es ganar todas las batallas. El caso de Rafael Correa es un claro ejemplo de orden dictatorial.
    Que conveniente le resulta retractarse luego de salir victorioso en su intensión resultar indemnizado y denunciar de injuriosa la columna de Palacio, cuartando lo que conocemos como libertad de expresión. Que conveniente es para Rafael correa anunciar “perdón sin olvido’’ para el caso de los sentenciados del diario El Universo, luego de que este recibiera un premio por su defensa a la libertad de expresión y luego de que recibiera apoyo de diferentes diarios latinoamericanos.

    ResponderEliminar
  180. El caso de Claudia López se me asemeja tanto al de Daniel Pardo cuando fue despedido de la revista KienyKe, simplemente por contar la verdad. La función de todo periodista es informar, no callar, y es precisamente lo que figuras de la polimafia pretenden lograr. Si bien sabemos y los que hemos leído a la periodista López, utiliza un lenguaje no ofensivo pero si tajante, es de admirar la gallardía con la que enfrentó este escándalo. El proceso 8.000 tiene mucha tela por cortar en la actualidad y no porque la periodista fue absuelta de los cargos se debe dejar en el olvido las fechorías del expresidente Samper. Estos casos o escándalos si se quiere llamar así, se afrontan prevaleciendo ante todo la libertad de expresión
    Estoy a favor de Claudia López en su posición de no callar, sin embargo difiero de la columna en la que ataca al medio de comunicación donde labora, que aunque el medio lo tomo de esa manera, -como una carta de renuncia- es importante tener en cuenta que aunque en las columnas se maneja una posición menos objetiva, no hay que olvidarse de este concepto plenamente.

    ResponderEliminar
  181. Pilar Latorre Torres4:33 p. m., febrero 16, 2013

    Lo peor de este caso es que se haya hecho caso omiso a las denuncias realizadas por la periodista, como lo son los asesinatos de dos testigos claves en unos de los procesos más escandalosos en los últimos años en Colombia; como lo fue el proceso 8.000 dándole más relevancia al juicio al que se sometió la periodista y del que afortunadamente resultó airosa. Ojalá la gallardía de López la tuvieran la mayoría de los Colombianos al momento de denunciar o dar a conocer un hecho y dejar a un lado esa costumbre del "dejar hacer, dejar pasar".

    Si el diario El Tiempo hubiera mantenido en sus páginas la columna de López, seguramente no habría quedado duda alguna de que son acérrimos defensores de la libertad de expresión, pero al despedirla de la forma tan pedante y grotesca no queda duda que sus intereses económicos priman sobre cualquier libertad fundamental.

    La revista Semana insinuando las influencias de López en la fiscalia y el diario El Tiempo despidiéndola queda claro que en Colombia los medios también son enemigos de la libertad de expresión; mejor dicho apague y vámonos.

    ResponderEliminar
  182. Melissa del Mar Ibatá9:58 p. m., febrero 20, 2013

    Caso 2:
    El pasado 30 de Septiembre del año 2010, en Ecuador se presentó una revuelta por parte de los policías, quienes estaban inconformes con la decisión de eliminar los bonos, condecoraciones y demás beneficios que les correspondía por su labor. A primeras horas de la mañana, los oficiales iniciaron su protesta dejando libre sus puestos de trabajo y mostrando en casi todo el país su insatisfacción ante la decisión gubernamental. El caos no demoró en aparecer en varias regiones de Ecuador y el máximo mandatario debía tomar cartas en el asunto.
    Correa, decidió hacer frente al caos yendo a las oficinas del Regimiento Quito N°1 y, no hay que cursar una cátedra en comportamiento humano para estar seguro que era absolutamente peligroso e imprudente enfrentar a cientos de policías hirviendo en cólera y con una firme posición en su contra. Como era obvio, el mandatario resultó atacado y despreciado por los oficiales. Rafael Correa es trasladado al Hospital de la policía. Allí es donde la situación se vuelve más confusa, pues el presidente ecuatoriano afirma haber sido víctima de un secuestro en dicho centro hospitalario, más su propio guardaespaldas, paradójicamente, no lo respalda en su aseveración.
    El desastre se apodera de todo el país, delincuentes aprovechan le inhabilidad de los oficiales y deciden hacer productivo su día, varios almacenes y tiendas sufren grandes pérdidas a causa de los asaltos y los transeúntes son expuestos a los atracos a plena luz del día. El día avanza y la situación no mejora, el presidente atrapado en un hospital lleno de inocentes, rodeado de una muchedumbre que grita improperios y no duda en atacarlo si se da el caso. Los policías aseguran que nunca fue secuestrado, más quedó claro que no estaban a gusto cuando fueron a “rescatarlo”, no escatimaron en fuerzas ni armas para ir en su contra cuando estaba siendo trasladado a la camioneta que fue en su búsqueda.
    El periodista Emilio Palacio, haciendo uso de nuestro derecho a la libre opinión, decide publicar una columna a la que título “NO a las mentiras”. Queda claro que su posición va en contra del mandatario y, sin titubeos expresa su perspectiva del caso, además de defenderse pues se le estaba involucrando en el proceso. Lo tilda de dictador y al final afirma que ha cometido un crimen de lesa humanidad, siendo literal. Rafael Correa es ofendido, no tarda en dar a conocer su molestia pues demanda al periodista y al periódico El universo. Correa gana la demanda y nuestro colega sufre las consecuencias siendo exiliado a los Estados Unidos.
    Como periodista es claro que voy a apoyar a Palacio y, más si le restringen tal derecho fundamental en la práctica de la profesión. Llamarlo “dictador” es hacer uso de ese derecho, Correa tiene que entender que él es un personaje público por lo tanto es vulnerable a la opinión y, es absurdo que por tener poder los derechos sean tan por de bajeados en este caso. Sin embargo, hay que mencionar que mi respetable colega cometió un error, el error que le costó el exilio, no tener las fuentes o pruebas para ratificar, lo que en este caso, es solo parte de un párrafo y, eso es clase de primer semestre en la academia. Aunque es obvio que el mandatario de Ecuador abusó, pues la indemnización es para compensar, no para enriquecer y, creo que con cuarenta millones de dólares se indemniza más de un caso.
    Los periodistas de Ecuador tienen una razón de peso para no querer formular opinión en contra de su presidente, pues él decidió demostrar que el que va contra de él pierde y, no precisamente de la forma más honorable, pues tal suma de dinero estoy segura que arruinaría a más de un columnista. El concepto de libre opinión en Ecuador está subvalorado gracias a su querido mandatario, es triste ver como gana el poder ante la justicia, ante lo legal, queda claro que opinar diferente sobre el presidente Correa está prohibido y sí desea hacerlo tenga en cuenta que perderá su dinero, su credibilidad y sobre todo su derecho a la patria, a su nacionalidad.

    ResponderEliminar
  183. FELIPE TORRES
    Olvidamos nuestra historia, olvidamos los actores de la misma y el efecto que provocaron en el desarrollo de país. Es exactamente eso lo que nos tiene encerrados en el círculo corrupto donde se encuentran girando la mayoría de nuestros políticos.
    Las leyes , la política y la diplomacia son los elementos que más permiten manipular o influenciar cualquier hecho o instancia -por un lado la leyes tienen grandes espacios que dan paso a la interpretación de la legislatura, grave error, porque bajo el interés de plasmar las reglas de la forma más estructurada se aísla el sentido común que nos dice que no todos los casos son iguales en su producción y realización, lo cual recuerda una vieja frase “lo que por derecho se hace, por derecho se deshace”-; -La política en la actualidad podría definirse no como un ordenamiento u organización de líderes que velan por el desarrollo social y la dirección del estado, sino como una organización de favores en la cual sus funcionarios trabajan de acuerdo a estrategias de favorecimiento individual, a través de una elemento comunicativo encargado de disfrazar las intenciones con palabras elegantes basadas supuestamente en ideas generales – LA DIPLOMACIA.
    Todo es una cadena de favores, lo cual hace pensar verdaderamente en el término “democracia”, de que sirven los partidos, las instituciones del estado, los votos y las campañas si a fin de cuentas los posicionamientos dependen únicamente de los que tienen el poder, para impulsar un carrara política hay muchas formas pero la más reconocida por su antigüedad –son los favores-. Al analizarse el gobierno y sus ramas, el individuo puede darse cuenta de que son los mismos con las mimas que siempre han sido, y los nuevos son familiares o allegados a los ya adentrados en la mal llamada “rosca”. “posiciónalo para tal puesto o función que ese político cuando ya allá cogido fuerza le devolverá el favor”, y aquel funcionario que reciba ayuda y logre conseguir un gran poder, en tiempos de abundancia tendrá a los suyos a la mano, rodeándolo.
    Una cuestión bastante desconcertante es que se tenga conocimiento sobre acciones corruptas y criminales de ciertos líderes y aún así no se les investigue ni enjuicie, ejemplo de esto uno de nuestros más controversiales ex presidentes con sus múltiples y cuestionables acciones realizadas aún antes de ser gobernador en ascenso de su carrera política, en la actualidad sobre el no transcurre ningún proceso a sabiendas de su pasado, la gran mayoría de su equipo de trabajo enjuiciado, pero el libre y limpio.
    Exactamente ahí es donde se evidencia la importancia de la profesión periodística, debido a que es un poder y un medio trascendental para generar un cambio, lo triste es que muchos de sus ejecutores terminan siendo doblegados e influenciados por el medio donde trabajan por que los absorbe un miedo a la independencia y autonomía de perspectiva y elección. Si se es enjuiciado un periodista por mostrar una realidad que afecta la nación –no estamos haciendo nada- si se enjuicia un periodista por cuestionar una situación –no se está haciendo nada, si se enjuicia y despide a un periodista por forjar una denuncia sin importar intereses de medios y grandes empresas,- no hay libertad, ni de expresión, ni mental, ni profesional.
    El periodista aparte de buscar la verdad absoluta de una realidad debe tener “eso sí, de forma imprescindible” un especial cuidado y tacto con las –PALABRAS- que usa, pues pueden ser armas de doble filo que de igual forma dan gran espacio a interpretaciones. El temor más grande ante esto es “la subjetividad”.
    Que los medios y grandes cadenas se queden con sus intereses influenciados. Mientras en los grandes medios se encuentren personas que estén dispuestas a plantar su inamovible posición ante el medio en que trabaja, - si se está haciendo algo-.

    ResponderEliminar
  184. FELIPE TORRES
    Olvidamos nuestra historia, olvidamos los actores de la misma y el efecto que provocaron en el desarrollo de país. Es exactamente eso lo que nos tiene encerrados en el círculo corrupto donde se encuentran girando la mayoría de nuestros políticos.

    Las leyes , la política y la diplomacia son los elementos que más permiten manipular o influenciar cualquier hecho o instancia -por un lado la leyes tienen grandes espacios que dan paso a la interpretación de la legislatura, grave error, porque bajo el interés de plasmar las reglas de la forma más estructurada se aísla el sentido común que nos dice que no todos los casos son iguales en su producción y realización, lo cual recuerda una vieja frase “lo que por derecho se hace, por derecho se deshace”-; -La política en la actualidad podría definirse no como un ordenamiento u organización de líderes que velan por el desarrollo social y la dirección del estado, sino como una organización de favores en la cual sus funcionarios trabajan de acuerdo a estrategias de favorecimiento individual, a través de una elemento comunicativo encargado de disfrazar las intenciones con palabras elegantes basadas supuestamente en ideas generales – LA DIPLOMACIA.

    Todo es una cadena de favores, lo cual hace pensar verdaderamente en el término “democracia”, de que sirven los partidos, las instituciones del estado, los votos y las campañas si a fin de cuentas los posicionamientos dependen únicamente de los que tienen el poder, para impulsar un carrara política hay muchas formas pero la más reconocida por su antigüedad –son los favores-. Al analizarse el gobierno y sus ramas, el individuo puede darse cuenta de que son los mismos con las mimas que siempre han sido, y los nuevos son familiares o allegados a los ya adentrados en la mal llamada “rosca”. “posiciónalo para tal puesto o función que ese político cuando ya allá cogido fuerza le devolverá el favor”, y aquel funcionario que reciba ayuda y logre conseguir un gran poder, en tiempos de abundancia tendrá a los suyos a la mano, rodeándolo.

    Una cuestión bastante desconcertante es que se tenga conocimiento sobre acciones corruptas y criminales de ciertos líderes y aún así no se les investigue ni enjuicie, ejemplo de esto uno de nuestros más controversiales ex presidentes con sus múltiples y cuestionables acciones realizadas aún antes de ser gobernador en ascenso de su carrera política, en la actualidad sobre el no transcurre ningún proceso a sabiendas de su pasado, la gran mayoría de su equipo de trabajo enjuiciado, pero el libre y limpio.

    Exactamente ahí es donde se evidencia la importancia de la profesión periodística, debido a que es un poder y un medio trascendental para generar un cambio, lo triste es que muchos de sus ejecutores terminan siendo doblegados e influenciados por el medio donde trabajan por que los absorbe un miedo a la independencia y autonomía de perspectiva y elección. Si se es enjuiciado un periodista por mostrar una realidad que afecta la nación –no estamos haciendo nada- si se enjuicia un periodista por cuestionar una situación –no se está haciendo nada, si se enjuicia y despide a un periodista por forjar una denuncia sin importar intereses de medios y grandes empresas,- no hay libertad, ni de expresión, ni mental, ni profesional.

    El periodista aparte de buscar la verdad absoluta de una realidad debe tener “eso sí, de forma imprescindible” un especial cuidado y tacto con las –PALABRAS- que usa, pues pueden ser armas de doble filo que de igual forma dan gran espacio a interpretaciones. El temor más grande ante esto es “la subjetividad”.
    Que los medios y grandes cadenas se queden con sus intereses influenciados. Mientras en el periodismo se encuentren personas que estén dispuestas a plantar su inamovible posición ante el medio en que trabaja, - si se está haciendo algo-.

    ResponderEliminar
  185. Karen Doria Sierra10:55 p. m., marzo 13, 2013

    Caso 1 … (Colombia)
    Con la publicación de estos artículos se demuestra a la opinión pública, el juego sucio en el que se ven envueltos a diario los medios de comunicación y los periodistas que trabajan para ellos, cuando se está de por medio los intereses particulares.
    El caso de la columnista Claudia López es un claro ejemplo de censura, pues con su despido por parte del diario El Tiempo, no solo se le está vulnerando a ella un derecho fundamental, como es el de la libre expresión, sino también, a los ciudadanos el de estar informados. La manipulación de los medios de comunicación en Colombia, por parte del poder político siempre ha sido evidente pues, aunque es una realidad que la constitución ha sido diseñada de forma objetiva para beneficiar a todo un país, también lo es que pasa a ser un segundo plano si de intereses económicos se trata.
    Además, respecto al tema de Agroingreso seguro, El Tiempo, deja al descubierto la carencia de objetividad con que maneja esa información y la posición en la que se encuentra. Lo que si resulta una tristeza, es que como medio de comunicación se les olvide para qué han sido llamados, y el papel fundamental que deben desempeñar en la sociedad; dejando de lado el principio de ética profesional y aprovechándose del significativo papel como medio nacional, para no sólo persuadir y cambiar la mentalidad de sus espectadores, sino también para censurar indirectamente a su propio gremio.

    ResponderEliminar
  186. Caso 1 … (Colombia)

    Con la publicación de estos artículos se demuestra a la opinión pública, el juego sucio en el que se ven envueltos a diario los medios de comunicación y los periodistas que trabajan para ellos, cuando se está de por medio los intereses particulares.

    El caso de la columnista Claudia López es un claro ejemplo de censura, pues con su despido por parte del diario El Tiempo, no solo se le está vulnerando a ella un derecho fundamental, como es el de la libre expresión, sino también, a los ciudadanos el de estar informados. La manipulación de los medios de comunicación en Colombia, por parte del poder político siempre ha sido evidente pues, aunque es una realidad que la constitución ha sido diseñada de forma objetiva para beneficiar a todo un país, también lo es que pasa a ser un segundo plano si de intereses económicos se trata.

    Además, respecto al tema de Agroingreso seguro, El Tiempo, deja al descubierto la carencia de objetividad con que maneja esa información y la posición en la que se encuentra. Lo que si resulta una tristeza, es que como medio de comunicación se les olvide para qué han sido llamados, y el papel fundamental que deben desempeñar en la sociedad; dejando de lado el principio de ética profesional y aprovechándose del significativo papel como medio nacional, para no sólo persuadir y cambiar la mentalidad de sus espectadores, sino también para censurar indirectamente a su propio gremio.

    ResponderEliminar
  187. Caso Colombiano

    El ex presidente Andrés Pastrana Arango, el jefe de Estado aceptó la dimisión del estadista conservador como embajador en Washington, quien no estuvo de acuerdo con el nombramiento de Samper.
    A través de un comunicado de prensa, el Palacio de Nariño señaló que el mandatario "deplora la renuncia del señor ex presidente Andrés Pastrana Arango a la embajada en los Estados Unidos".

    Pastrana "manifestó su decisión de renunciar al cargo" pese a que Uribe "le pidió que permaneciera en la embajada indefinidamente o en su defecto hasta lograr la aprobación del TLC y la fase de consolidación del Plan Colombia".

    Todo esto desato las críticas de una parte de la presa, en su anuncio Claudia López recalcaba, que Uribe nombraba a Samper como embajador en Francia por varios puntos entre los cuales lo hacia por astucia política. Porque neutraliza a un posible contradictor, debilita aún más el liderazgo del ex presidente Gaviria y fortalece la pasarela roja que va del liberalismo al Partido de la U

    Además que supuestamente lo hace para darle gusto a Francia nombrando allí a un abanderado del acuerdo humanitario que, de concretarse, traería de vuelta a Íngrid Betancourt.

    Por todo esto El ex presidente Samper demando a la columnista alegando que ella se invento toda su participación en el caso de la “monita retrechera”, Claudia López seguía afirmando no creerle su versión del proceso 8000

    opinión
    En Colombia se esta viviendo mucho los casos de impunidad y también el fenómeno que el que habla lo callan para siempre, la periodista Claudia López hizo valer su derecho de libertad de expresión y fue tal el caso que salió sin cargos, debería ejercerse mas la libertad de expresión, sin miedo a lo que pueda pasar, puesto que estamos en una sociedad de poder , pero ese poder llega de forma de "favores" o de actividades ilícitas, por favor Colombia merece más de lo que esta recibiendo

    ResponderEliminar
  188. Caso Colombiano
    nuevamente
    El jefe de estado tuvo una larga reunión con elex presidente Andrés Pastrana Arango, este aceptó la dimisión del estadista conservador como embajador en Washington, quien no estuvo de acuerdo con el nombramiento de Samper.
    A través de un comunicado de prensa, el Palacio de Nariño señaló que el mandatario "deplora la renuncia del señor ex presidente Andrés Pastrana Arango a la embajada en los Estados Unidos".

    Pastrana "manifestó su decisión de renunciar al cargo" pese a que Uribe "le pidió que permaneciera en la embajada indefinidamente o en su defecto hasta lograr la aprobación del TLC y la fase de consolidación del Plan Colombia".

    Todo esto desato las críticas de una parte de la presa, en su anuncio Claudia López recalcaba, que Uribe nombraba a Samper como embajador en Francia por varios puntos entre los cuales lo hacia por astucia política. Porque neutraliza a un posible contradictor, debilita aún más el liderazgo del ex presidente Gaviria y fortalece la pasarela roja que va del liberalismo al Partido de la U

    Además que supuestamente lo hace para darle gusto a Francia nombrando allí a un abanderado del acuerdo humanitario que, de concretarse, traería de vuelta a Íngrid Betancourt.

    Por todo esto El ex presidente Samper demando a la columnista alegando que ella se invento toda su participación en el caso de la “monita retrechera”, Claudia López seguía afirmando no creerle su versión del proceso 8000

    opinión
    En Colombia se esta viviendo mucho los casos de impunidad y también el fenómeno que el que habla lo callan para siempre, la periodista Claudia López hizo valer su derecho de libertad de expresión y fue tal el caso que salió sin cargos, debería ejercerse mas la libertad de expresión, sin miedo a lo que pueda pasar, puesto que estamos en una sociedad de poder , pero ese poder llega de forma de "favores" o de actividades ilícitas, por favor Colombia merece más de lo que esta recibiendo

    ResponderEliminar
  189. JUAN PERTUZ

    CASO1: Después de su publicación titulada la reinserción uribista, en donde se criticaba el nombramiento del ex presidente Samper como embajador en Francia. En los textos leídos nos damos cuenta de la reacción de otro ex presidente Andrés pastrano también criticando el nombramiento y a su vez renunciando al mismo cargo en los estados unidos. Según clara López Samper no era la persona ideal para este nombramiento, ya que en su mandato estuvo rodeado de muchas polémicas. Además de esto detrás de este nombramiento y detrás de la política hay muchos intereses tanto de algunos medios como también de políticos, manipulando sus mandatos para beneficio propio. Clara López también publicó sobre AIS criticando y opinando sobre el manejo que se le dio a todo este escándalo, tanto fue que la sacaron del diario el tiempo. Mediante este hecho se violó el derecho de opinión y esto se confirmó cuando la columnista fue absuelta después de varios años por el caso Samper.

    CASO2: el artículo publicado: no a las mentiras por Emilio Palacio de el diario el universo, en el cual se acusaba al presidente Rafael correa de dar orden y disparar contra un hospital lleno de civiles después de que el 30 de septiembre se ocasionara una revuelta policial. En este texto en el que utiliza la palabra dictador refiriéndose al presidente correa, afirma que en ecuador se ocultan los homicidios por parte del el gobierno. Después de este artículo correa instaura una demanda contra el periodista y el diario para el que trabaja, con el objetivo de encarcelar a dichos responsables de dicho artículo.

    En estos dos casos, que son muy parecidos vemos que en ambos países los gobiernos tratan de manipular a los medios, para tratar de ocultar verdades que los pueda perjudicar. En el caso de Colombia se hizo justicia ya que se respetó por parte de la justicia el derecho a la libertad de opinión. Mientras que el colega ecuatoriano no tuvo la misma fortuna ya que fue a la cárcel y lo que nos confirma este caso, es que el gobierno día a día está tratando de liquidar la libertad de expresión para sus beneficios.

    ResponderEliminar
  190. Resumen: Libertad de opinión

    Caso colombiano

    Él jefe de Estado Álvaro Uribe aceptó como embajador en Washington al ex presidente Ernesto Samper, quien no estuvo de acuerdo con el nombramiento fue él ex presidente Andrés Pastrana Arango.

    "El ex presidente Pastrana transmitió al presidente de la República que la presencia del ex presidente Samper en la embajada de Francia, no le permitiría continuar como embajador en Estados Unidos. El presidente de la República aceptó la renuncia", precisa el comunicado.
    Agrega que "el ex presidente Samper, por intermedio de la canciller Carolina Barco, ha hecho saber al presidente de la República que declina su designación en Francia, en consideración a los superiores intereses del país". (Caracol Radio)


    Él ex presidente Samper después de la columna escrita por la periodista Claudia López sintió que se hizo injuria contra su nombre y como ciudadano colombiano, de esto alego la periodista al decir qué se inventó el hecho falso de su participación en el crimen de la 'Monita Retrechera', la columnista defendió su derecho a la libertad de expresión y al no creerle a Samper su versión del 8.000.

    Finalmente la periodista fue absuelta de todos los cargos.


    Opinión:
    En Colombia se vive una época de parapolítica en donde los entes paramilitares o mafiosos financian las campañas “de los púgiles del poder colombiano” a cambio de ayudarlos en sus fines delictivos, la periodista Claudia López quiso develar muchas realidades en su columna de opinión pero él ex presidente dijo que se mancho su buen nombre “cuando todos ya saben sobre el proceso 8000” se pudo ver de vivencia en Colombia y de lucha por la libertad de expresión al no quedar impune y quedar absuelta a la periodista Claudia López.

    ResponderEliminar
  191. Caso colombiano-Resumen
    Este caso se inicia con el posible nombramiento como embajador de Francia del ex presidente Ernesto Samper, por parte del presidente Alvaro Uribe.
    El presidente Alvaro Uribe soluciona las polemicas con un "revolcon Diplomatico".
    Por otro lado la periodista Claudia Lopez, critica el posible nombramiento del ex mandatario es su columna del diario EL TIEMPO, donde coloca nuevamente en la esfera pública el proceso 8000 y las irregularidades del mismo. Como consecuencia de esto el ex presidente Samper demanda a la columnista por injuria y calumnia.
    Por otra parte, la columnista publica en su espacio una critica al manejo por parte del diario EL TIEMPO al caso de agro ingreso seguro, lo que genera que las directivas del diario la despidan.
    Finalmente se lleva a cabo el juicio en contra de la periodista la cual sale absuelta del caso, y confirma que la demanda era un golpe duro contra la libertad de expresion.
    Opinión
    En este caso se muestra como el gobierno y los altos mando del país, son quienes muchas veces influyen y repecurten en el pensamiento de un periodista, pero si el profesional tiene conviccion y etica puede sacar adelante este tipo de acontecimientos.

    ResponderEliminar
  192. Caso Ecuador-Resumen
    Este caso se inicia por que los policias de Ecuador, se encuentra en protesta por una nueva Ley que les quita derechos adquiridos, el presidente Rafael Correa decide ingresar en forma desafiante y genera un intercambio de disparos entre los que protestan y quienes apoyan al mandatario. El periodista Emilio Palacio del diario El UNIVERSO culpa al mandatario, de dicha trifulca pues se presento en tono de pocos amigos y ocasiono el enfretamiento donde se encontraban civiles y gente inocente.
    EL mandatario lo demanda y por consiguiente tambien al diario, con un pago por 40 millones de dolares y 3 años de carcel al columnista. La justicia Ecuatoriana falla a favor del presidente, y esto generea una serie de intervenciones en el plano internacionl pues consideran un claro caso de abuso a la libertan de opinión.

    Opinión.
    Este caso nos muestra como en Ecuador, el gobierno maneja a su antojo los medios de comunicacion y como la justicia se encuentra influenciada por el presidente, es tan grave el asunto que aqui se presenta pues genera la participacion de entes internacionales. En este caso es claro que alguno politicos consideran que quien no esta con ellos, esta en su contra.

    ResponderEliminar
  193. En los dos casos comprendemos cronológicamente como son atacados y censurados los periodistas en Colombia y ecuador , teniendo en común actos negativos los cuales quieren ser ocultados por personajes influyentes en política, además que en ambos países el método utilizado para exponer la situación fue una columna de opinión. Afortunadamente la periodista colombiana Claudia López conto con más suerte al no recibir un castigo penal a diferencia de Emilio palacio y sus colaboradores que recibió una condena de tres años en prisión.

    Como joven consiente de la cotidianidad de mi país, estoy convencido de que se necesitan soluciones para las problemáticas del país y el mundo, tampoco pueden quedar en silencios los actos en los cuales existe un abuso del poder, ultrajando a los demás, pasando por encima de sus derechos humanos. Como periodista mi opinión de estos casos, es que mis colegas tales como Claudia López etc. son muy valientes al enfrentarse a la corrupción y al abuzo del poder sin dejarse censurar o comprar su silencio, conociendo que la consecuencias de enfrentarse con la verdad ante estos canallas que abusan y le mienten al pueblo, en países latinoamericanos como Colombia son tres opciones: el destierro, el encierro y el entierro; siendo este último el más vil y cruel de todos los castigos mencionados para nuestros colegas, repito y concluyo: son muy valientes

    Carlos marenco v. estudiante de periodismo de la universidad autonoma del caribe octavo semestre

    ResponderEliminar
  194. RESUMEN LIBERTAD DE OPINIÓN: CASO DE CLAUDIA LÓPEZ EN COLOMBIA

    En el 2006 El ex jefe de estado Álvaro Uribe dio a conocer la crisis que provoco el haber postulado al ex presidente Ernesto Samper Pizarro como embajador de Francia. El ex presidente Andrés Pastrana no estuvo de acuerdo con esto porque: “1. Que él era la persona menos indicada para responder esa pregunta; 2. Que el presidente de la República debería considerar las consecuencias internacionales de ese nombramiento; y 3. Que él, es respetuoso del fuero presidencial", dijo Andrés Pastrana.
    A raíz de esto, Pastrana "manifestó su decisión de renunciar al cargo" porque Uribe "le pidió que permaneciera en la embajada indefinidamente o en su defecto hasta lograr la aprobación del TLC y la fase de consolidación del Plan Colombia".

    A través de esta noticia la periodista Claudia López realiza una columna de opinión en el diario El Tiempo, llamado ‘La reinserción uribista: del 8.000 al 64.000’, donde manifiesta claramente el no estar de acuerdo con la decisión del Uribe y reviviendo el pasado de Samper a través de sus cometarios.

    No obstante, el ex presidente Samper se mostro agredido ante la columna de opinión de la periodista y la demanda por injuria y calumnia. Después de este suceso Claudia López muestra otra columna de opinión donde manifiesta como El Tiempo cubrió el escándalo de Agro Ingreso Seguro, intereses que representa tener un socio-candidato, haciendo referencia a Juan Manuel Santos, y por los intereses del periódico en la posibilidad de crear un tercer canal de televisión por parte del gobierno, los cuales son de conocimiento público. Agregando al final una despedida que decía "EL TIEMPO rechaza por falsas, malintencionadas y calumniosas las afirmaciones de Claudia López. La Dirección de este diario entiende su descalificación de nuestro trabajo periodístico como una carta de renuncia, que acepta de manera inmediata";

    Para el 2011 el juicio continuaba con la denuncia del Ex presidente Samper , Pero Claudia se mostro firme en su posición diciendo que no se retractará por columna sobre Samper y de igual manera se siente tranquila ,pues la ley nacional e internacional protege sus derechos. Pero Samper dice que esto le provoco daño personal, moral y familiar. Después de estos procesos judiciales y aplazamientos de juicios la periodista Claudia López salió absuelta de todos los cargos.

    OPINIÓN

    Este es un hecho donde nos muestra claramente como funcionan las cosas en nuestro país. El saber que esta sociedad de masas cada vez nos manipulan más y cada vez sus intereses se hacen mas notorios, aunque hayan cosas por esconder.
    A pesar de esto Claudia López como ciudadana aprovecha su profesión para manifestar sus sentimientos ante personas que no le interesa su país , sino ellos mismos. De esta manera muestro alegría por que al menos salió absuelta de todos los cargos, cosa que pocas veces sucede en Colombia.
    Ahora la problemática es que pasará con aquellos Columnistas como Claudia que quieren revivir el pasado y hacer recordar a los lectores los actos de vandalismos que hacen los políticos colombianos.


    ResponderEliminar

  195. Caso Ecuador

    En este hecho hay factores importantes a destacar, como lo es que señalan al mandatario Correa de ordenar fuego a discreción contra un hospital y contra gente inocente, también que el presidente le dio ahora por perdonar a los periodistas que hicieron una cronología de los hechos.

    El entonces jefe de opinión del diario El Universo, Emilio Palacio, publica una columna en la que dice que un futuro presidente podría enjuiciar a Correa por haber ordenado fuego a discreción el 30 de septiembre de 2010 durante una sublevación policial.
    Rafael Correa vio como injuriosa la columna que escribieron sobre los hechos que ocurrieron y demando al Jefe de opinión Emilio Palacio y a los hermanos Pérez, esto hace que Palacio renuncie como jefe y espere su audiencia.
    En la audiencia El juez de primera instancia Juan Paredes dicta sentencia de tres años de prisión y un pago de 30 millones de dólares contra Emilio Palacio y los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez, y de 10 millones de dólares contra la Compañía Anónima El Universo.
    Después de todo esto el diario El Universo apeló la sentencia contra los cuatro acusado, y Emilio Palacio anuncia su decisión de refugiarse en Miami tras denunciar una "persecución" del Gobierno en su contra.
    En las audiencias el gobierno mantiene Emilio Palacio anuncia su decisión de refugiarse en Miami tras denunciar una "persecución" del Gobierno en su contra.
    De todo esto El director de El Universo, Carlos Pérez, ofrece dar las disculpas requeridas por el mandatario para retirar la demanda, si éste deja de acosar a la prensa, entre otras condiciones.
    tras una audiencia de más de 13 horas, la Corte Nacional de Justicia confirma la condena a tres años de prisión y a un pago de 30 millones de dólares contra Emilio Palacio y los hermanos Carlos, César y Nicolás Pérez, y de 10 millones de dólares contra la Compañía Anónima El Universo.


    Opinión
    Lo que se ve en Ecuador es un poder recriminado a solo una persona, el mandatario Rafael Correa no estuvo dispuesto a sucumbir ante los cuatro periodistas y siguió reafirmando que estaban dañando su buen nombre, además que el nunca atento de manera imparcial contra esas personas inocentes en el hospital
    La libertad de expresión en Ecuador esta sobre estimada, y no vemos una verdadera realidad, porque no dejan expresar las cosas, no dejan hablar de los hechos que están sucediendo, a mi parecer Correa actuó de manera errónea, y los afectados fueron simples mediadores de la realidad.

    ResponderEliminar