Ir al contenido principal

La tarde en que las bases conservadoras abuchearon a Roberto Gerlein, derrotaron la mermelada de Juan Manuel Santos y apoyaron a Marta Lucía Ramírez

Por John Acosta
Fotografías tomadas del portal La Silla Vacía
Marta Lucía Ramírez festeja su triunfo en la convención
“Dr Laserna, va usted a ser derrotado este domingo”, le aseguró el director de Mañanas Blu, el periodista Néstor Morales, al senador del Partido Conservador Colombiano Juan Mario Laserna, quien dijo en esa entrevista que él apoyaría la candidatura de Marta Lucía Ramírez a la Presidencia de Colombia, en la convención de su partido que se desarrollaría cinco días después. Néstor Morales tenía sobradas razones para pensar que los varones electorales del conservatismo impondrían el apoyo a la reelección del presidente Juan Manuel Santos: la mayoría de los caciques de este partido tenían la maquinaria de su colectividad aceitada con la burocracia y contratos que el presidente Santos les estaba dando.


Álvaro Leyva
La entrevista de Blu Radio al senador Laserna fue en la mañana del miércoles 23 de enero. Ese mismo día, el portal La Silla Vacía había revelado un audio en el que se escuchaba a Nancy Quintero, funcionaria del partido, en la que le insistía a un convencionista caldense que “le pagamos el viaje (en avión a Bogotá) si vota por Santos”. En la conversación, Quintero le dice a su interlocutor que acuérdese cómo les fue a ustedes los conservadores en  los cuatro años pasados: los que votaron por el dr Santos fue a los que más le dieron, los que más pudieron pedir, los que van a votar por la reelección en la convención van a quedar en una lista y en el día de mañana les a poder servir, les va a quedar fácil recibir de Santos.

Pablo Victoria
Uno sabe que así es la politiquería que carcome a este país. Lamentablemente, en todos los partidos políticos (de izquierda, centro y derecha) sucede lo mismo. Antes de Laserna, Néstor Morales había entrevistado al senador Arturo Yepes, jefe de Nancy Quintero. Allí, el  político caldense aceptó que ha ofrecido tiquetes y estadía en Bogotá a los convencionistas de su partido en Caldas a cambio de que respalden la reelección de Juan Manuel Santos. Agregó que ese no era un acto irregular por tratarse de una campaña política.

Roberto Gerlein, cuando fue abucheado por las bases de
 su partido
Además de Arturo Yepes, otros varones electorales conservadores, como Roberto Gerlein y Efraín Cepeda, para mencionar solo a dos senadores barranquilleros, apoyarían en la convención la reelección de Juan Manuel Santos. Era seguro, entonces, que quienes proponían que el Partido Conservador Colombiano tuviera candidato propio a la Presidencia de Colombia iban a ser derrotados en la convención.

La convención conservadora

La convención se llevó a cabo el domingo 26 de enero. Inició a las 11 de la mañana, con dos horas de retraso. Más de dos mil miembros estaban en el Salón de Convenciones del Hotel Tequendama, de Bogotá, pero otros tanto hacían fila fuera para entrar. Omar Yepes, presidente del Directorio Nacional de ese partido, inició el evento con su discurso. Lo siguieron, luego, los precandidatos presidenciales Álvaro Leyva, Pablo Victoria y Martha Lucía Ramírez.

Los otros derrotados de la tarde
Después, vino la hecatombe. El eterno senador de ese partido, Roberto Gerlein, subió al estrado para justificar la decisión de los caciques conservadores de apoyar la reelección de Santos. La rechifla fue total y absoluta: era como si las bases del partido le pasaran a Gerlein la cuenta de cobro por tantos años de recibir lentejuelas y mermeladas a cambio de apoyar al presidente de turno. El rostro desencajado del varón electoral del Caribe colombiano reflejaba la magnitud del abucheo de que era objeto por sus propios copartidarios. Ni siquiera dio resultado su amenaza de que los congresistas conservadores no apoyarían al candidato escogido por la convención si no lo dejaban hablar. Tuvo que bajarse y abandonar el recinto.

Después de un receso obligado para que se calmaran los ánimos, vino la votación: La votación era por la vía electrónica y aunque debía tomar solo dos minutos, se demoró varios más. En las pantallas gigantes del salón apareció una votación de 667 votos por el candidato propio y 132 por alianza. Esa cifra de 800 votos no alcanzaba el quórum mínimo para votar, que era de más de 1.100 votos. Se repitió la votación: arrasó la postura por el candidato propio: 1.190 votos contra 199 por buscar una alianza (es decir, por apoyar la reelección de Juan Manuel Santos). Luego, la otra votación para escoger, entre los tres aspirantes, el candidato del partido a la Presidencia: ganó, de forma arrasadora Marta Lucía Ramírez. Sacó 1.047 de los 1.269 votos, más del 80 por ciento. Pablo Victoria se quedó con 138 y Álvaro Leyva, con apenas 84. (Haga click aquí para leer biografía de Marta Lucía Ramírez)


Así, las bases de un partido derrotaron a los caciques electorales del mismo.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Bertha Mejía y “Lucía Arjona” sí son primas, pero en la vida real no fueron tan amigas como las muestra la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta

Por John Acosta
Hay que decirlo de una: sí es cierto que Bertha Mejía y “Lucía Arjona” (como la llaman en la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta) son primas también en la vida real, sí es cierto que ambas fueron mujeres de Diomedes Díaz y tuvieron hijos con él, pero lo que no es cierto es que ellas hayan sido tan amigas en su niñez y juventud, como lo muestra la citada novela. Reconozco una vez más que un dramatizado no tiene por qué ceñirse estrictamente a la realidad, pero me veo en la necesidad de aclarar públicamente unos puntos, como ya lo hice un texto anterior sobre El Mono Arjona en la novela (El Negro Acosta en la vida real) para ver si disminuye la romería de llamadas que recibo a diario para preguntarme sobre estos asuntos faranduleros. Hay otros datos en la obra televisiva, alrededor de estas dos mujeres, que tampoco concuerdan.

¿Por qué Arias fue a la cárcel y Santos a la Presidencia, si los "falsos positivos" fueron peores que Agro Ingreso Seguro?

Por John Acosta
Cualquiera sabe que es peor el escándalo de los “falsos positivos” que el de Agro Ingreso Seguro: ambos son una vergüenza, pero en el primero se atentó contra vidas y en el segundo no, aunque sí se robaron dinero de campesinos necesitados. Sin embargo, al momento de hacer justicia, el ministro responsable del primer caso fue premiado con la  Presidencia de la República y el ministro responsable del segundo, pagó dos años de cárcel ¿Qué hay de diferencia entre los dos titulares de esas carteras? Uno contaba (cuenta todavía) con el favorecimiento del diario El Tiempo y el otro no.

Diomedes Díaz nunca se robó a “Lucía Arjona” de una supuesta boda que jamás existió en la realidad

Por John Acosta
La enorme imaginación del libretista de la novela de Diomedes Díaz, me hizo romperme la promesa de no volver a escribir sobre las inconsistencias de este culebrón con la realidad. Supongo que la razón principal de sacrificar el enorme atractivo de la verdad, que en el caso del difunto artista de la música vallenata supera cualquier fantasía de dramaturgo televisivo, es que la programadora RCN quiere curarse en salud y salirle al paso a futuras demandas de los protagonistas reales con los que no llegó a ningún acuerdo económico para la realización de este remedo de biografía. O posibles demandas de los tantos escritores repentinos que corrieron a  publicar la historia de este cantante fallecido.