Ir al contenido principal

Biografía de Clara López Obregón

Clara López Obregón es hija de Álvaro López Holguín, primo del expresidente Alfonso López Michelsen, y de Cecilia Obregón, prima del artista Alejandro Obregón. Estudió economía en la Universidad de Harvard e hizo un doctorado en derecho tributario y financiero en la Universidad de Salamanca. Está casada con Carlos Romero, reconocido líder de izquierda que se ha desempeñado como concejal de Bogotá.
Luego de iniciarse políticamente como líder estudiantil en Harvard, oponiéndose a la Guerra de Vietnam, regresó a Colombia y trabajó en la Secretaría económica de la Presidencia de la República durante el mandato de su tío Alfonso López Michelsen (1974-1978), del Partido Liberal Colombiano. Se vinculó al Nuevo Liberalismo de Luis Carlos Galán, siendo elegida concejal y presidenta del Concejo distrital, y, posteriormente, Contralor de Bogotá. En 1986 regresó a la militancia de izquierda al vincularse a la Unión Patriótica y apoyar la candidatura presidencial de Jaime Pardo Leal; en 1988, representaría a este partido en la carrera por la Alcaldía de Bogotá.
Con su esposo, Carlos Romero
Se dedicó a la academia y a respaldar la actividad de su esposo Carlos Romero como concejal, hasta que en 2002 fue nombrada Auditora General de Colombia; tres años después finalizó en sus funciones. En junio de 2005 denunció ante la Corte Suprema de Justicia de Colombia la posible infiltración de organizaciones armadas ilegales de extrema derecha en el Estado Colombiano, después de que Salvatore Mancuso, el ex jefe máximo de la Autodefensas Unidas de Colombia, expresara que al menos el 35% de los congresistas eran amigos suyos. La denuncia de Clara fue la que dio inicio al proceso investigativo que adelantaría la alta corte y que derivaría en un proceso judicial que desató un escándalo político en Colombia y que se conoce como Parapolítica.
Luego de este hecho, se produjo su regreso a la política activa, ahora en el Polo Democrático Alternativo (PDA), partido por el cual aspiró a la Cámara de Representantes en 2006, perdiendo curul por poco más de 100 votos. Luego de aspirar por breve tiempo a la nominación de su partido para la Alcaldía de Bogotá, declina la precandidatura y se convierte en una de las más cercanas asesoras de Samuel Moreno Rojas, ungido como el abanderado del PDA para las elecciones de octubre de 2007, en las cuales resulta triunfador. El nuevo Alcalde la designó secretaria de Gobierno de la ciudad; para poder asumir en el cargo, su esposo Carlos Romero tuvo que renunciar a su escaño en el Concejo de Bogotá, donde había sido reelegido. López ocupó la Secretaría Distrital de Gobierno hasta el 10 marzo de 2010, fecha en la que fue escogida como fórmula vicepresidencial de Gustavo Petro para las elecciones presidenciales de 2010, en las que alcanzaron más de un millón trescientos mil votos, pero no resultaron elegidos.
Siendo candidata a la Vicepresidencia de la República, y tras la renuncia de Jaime Dussán Calderón a la presidencia del Polo Democrático, el Comité Ejecutivo del partido la proclamó unánimemente como nueva presidenta de la colectividad. Asumió el cargo en junio de 2011, convirtiéndose en la primera mujer en dirigir un partido político en la historia de Colombia. En junio de 2011, renunció temporalmente a la presidencia del partido para asumir la Alcaldía Mayor de Bogotá, reasumió su cargo en el PDA el 25 de enero de 2012.
El día 8 de junio de 2011 fue designada por el presidente Juan Manuel Santos como alcaldesa encargada de Bogotá, en reemplazo del suspendido alcalde Samuel Moreno Rojas; para asumir el cargo, López renunció temporalmente a la presidencia de su partido. Se esperaba que se desempeñara como alcaldesa por tres meses, ya que ese fue el tiempo de suspensión que inicialmente ordenó la Procuraduría; sin embargo, con la ampliación de la suspensión de Moreno por tres meses más, se amplió también el periodo de gobierno de López, quien ocupó la Alcaldía hasta el 1 de enero de 2012.

En su discurso de posesión como mandataria de la ciudad, López afirmó que durante su gestión no se permitiría la enajenación del patrimonio de los bogotanos y que, en este sentido, no apoyaría la privatización de la Empresa de Telecomunicaciones de Bogotá ETB, ni ningún otro de los bienes distritales. De igual forma, prometió transparencia en la firma de contratos y licitaciones, para que los bogotanos recuperaran la confianza en los gobernantes distritales.
En la actualidad, se conoce como precandidata del Polo Democrático a la Presidencia de Colombia.
(Con datos de wikipedia)

Comentarios

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Bertha Mejía y “Lucía Arjona” sí son primas, pero en la vida real no fueron tan amigas como las muestra la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta

Por John Acosta
Hay que decirlo de una: sí es cierto que Bertha Mejía y “Lucía Arjona” (como la llaman en la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta) son primas también en la vida real, sí es cierto que ambas fueron mujeres de Diomedes Díaz y tuvieron hijos con él, pero lo que no es cierto es que ellas hayan sido tan amigas en su niñez y juventud, como lo muestra la citada novela. Reconozco una vez más que un dramatizado no tiene por qué ceñirse estrictamente a la realidad, pero me veo en la necesidad de aclarar públicamente unos puntos, como ya lo hice un texto anterior sobre El Mono Arjona en la novela (El Negro Acosta en la vida real) para ver si disminuye la romería de llamadas que recibo a diario para preguntarme sobre estos asuntos faranduleros. Hay otros datos en la obra televisiva, alrededor de estas dos mujeres, que tampoco concuerdan.

¿Por qué Arias fue a la cárcel y Santos a la Presidencia, si los "falsos positivos" fueron peores que Agro Ingreso Seguro?

Por John Acosta
Cualquiera sabe que es peor el escándalo de los “falsos positivos” que el de Agro Ingreso Seguro: ambos son una vergüenza, pero en el primero se atentó contra vidas y en el segundo no, aunque sí se robaron dinero de campesinos necesitados. Sin embargo, al momento de hacer justicia, el ministro responsable del primer caso fue premiado con la  Presidencia de la República y el ministro responsable del segundo, pagó dos años de cárcel ¿Qué hay de diferencia entre los dos titulares de esas carteras? Uno contaba (cuenta todavía) con el favorecimiento del diario El Tiempo y el otro no.

Diomedes Díaz nunca se robó a “Lucía Arjona” de una supuesta boda que jamás existió en la realidad

Por John Acosta
La enorme imaginación del libretista de la novela de Diomedes Díaz, me hizo romperme la promesa de no volver a escribir sobre las inconsistencias de este culebrón con la realidad. Supongo que la razón principal de sacrificar el enorme atractivo de la verdad, que en el caso del difunto artista de la música vallenata supera cualquier fantasía de dramaturgo televisivo, es que la programadora RCN quiere curarse en salud y salirle al paso a futuras demandas de los protagonistas reales con los que no llegó a ningún acuerdo económico para la realización de este remedo de biografía. O posibles demandas de los tantos escritores repentinos que corrieron a  publicar la historia de este cantante fallecido.