Ir al contenido principal

El Siglo XXI comenzó con la caída del Muro de Berlín: Carlos Alberto Montaner

Por John Acosta

Carlos Alberto Montaner es un cubano que reside en Madrid desde 1970. Crítico del sistema impuesto en su país por los hermanos Fidel y Raúl Castro. Sus columnas semanales son publicadas por varios diarios de América Latina, España y Estados Unidos. Algunos de sus libros han sido traducidos al inglés, portugués,  ruso e italiano.

En 1990 creó la Unión Liberal Cubana, con exiliados de su país y otros residentes en su nación: “el propósito es llevar el cambio democrático a la isla por vías pacíficas”, dice en su Blog de Montaner. Uno de los ensayos más polémicos y divulgados fue el que escribió en colaboración con el colombiano Plinio Apuleyo Mendoza y el peruano Álvaro Vargas Llosa: Manual del perfecto idiota latinoamericano, donde hacen una radiografía de lo que, en Colombia, llaman mamerto.



En cuanto al mamerto y al hacer un análisis del libro en mención, escribe el abogado, economista y periodista chileno Hermógenes Pérez de Arce: Encontramos al ejemplar típico del “perfecto idiota latinoamericano”: es quien cree que los culpables de los problemas de nuestras naciones son “la burguesía y el imperialismo” y que somos pobres porque “ellos” son ricos. Su obligada y reiterada lectura es la vulgata marxista, suministradora de una explicación fácil y total del mundo y de la historia. Está convencido de que Cuba ha sido y sigue siendo el paradigma social y de que sí hay un nuevo “fantasma que recorre el mundo”, pero a este se le debe temer: se llama neoliberalismo. Proviene este personaje, se nos dice, de modestas clases medias y guarda algunos resentimientos. Hace carrera política y busca el amparo de algún partido con opción de poder, en lo posible afiliado a una internacional socialista o, si el individuo es de estirpe conservadora, vinculado de alguna manera a la doctrina social de la Iglesia. Pues anhela ser visto como un hombre “con conciencia social”.

A propósito de su gran evento Pensando el Siglo XXI, la Universidad Autónoma del Caribe invitó a Carlos Alberto Montaner para que participara en el conversatorio El nuevo mapa político del mundo. Muy gentilmente, Carlos Alberto Montaner aceptó dialogar con el autor de este blog, en una entrevista para televisión. Aquí pueden ver la entrevista completa:


Artículos relacionados:



Comentarios

Entradas populares de este blog

Bertha Mejía y “Lucía Arjona” sí son primas, pero en la vida real no fueron tan amigas como las muestra la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta

Por John Acosta
Hay que decirlo de una: sí es cierto que Bertha Mejía y “Lucía Arjona” (como la llaman en la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta) son primas también en la vida real, sí es cierto que ambas fueron mujeres de Diomedes Díaz y tuvieron hijos con él, pero lo que no es cierto es que ellas hayan sido tan amigas en su niñez y juventud, como lo muestra la citada novela. Reconozco una vez más que un dramatizado no tiene por qué ceñirse estrictamente a la realidad, pero me veo en la necesidad de aclarar públicamente unos puntos, como ya lo hice un texto anterior sobre El Mono Arjona en la novela (El Negro Acosta en la vida real) para ver si disminuye la romería de llamadas que recibo a diario para preguntarme sobre estos asuntos faranduleros. Hay otros datos en la obra televisiva, alrededor de estas dos mujeres, que tampoco concuerdan.

¿Por qué Arias fue a la cárcel y Santos a la Presidencia, si los "falsos positivos" fueron peores que Agro Ingreso Seguro?

Por John Acosta
Cualquiera sabe que es peor el escándalo de los “falsos positivos” que el de Agro Ingreso Seguro: ambos son una vergüenza, pero en el primero se atentó contra vidas y en el segundo no, aunque sí se robaron dinero de campesinos necesitados. Sin embargo, al momento de hacer justicia, el ministro responsable del primer caso fue premiado con la  Presidencia de la República y el ministro responsable del segundo, pagó dos años de cárcel ¿Qué hay de diferencia entre los dos titulares de esas carteras? Uno contaba (cuenta todavía) con el favorecimiento del diario El Tiempo y el otro no.

Diomedes Díaz nunca se robó a “Lucía Arjona” de una supuesta boda que jamás existió en la realidad

Por John Acosta
La enorme imaginación del libretista de la novela de Diomedes Díaz, me hizo romperme la promesa de no volver a escribir sobre las inconsistencias de este culebrón con la realidad. Supongo que la razón principal de sacrificar el enorme atractivo de la verdad, que en el caso del difunto artista de la música vallenata supera cualquier fantasía de dramaturgo televisivo, es que la programadora RCN quiere curarse en salud y salirle al paso a futuras demandas de los protagonistas reales con los que no llegó a ningún acuerdo económico para la realización de este remedo de biografía. O posibles demandas de los tantos escritores repentinos que corrieron a  publicar la historia de este cantante fallecido.