Ir al contenido principal

Las humanidades tendrán su reivindicación en un Simposio organizado por Uniautónoma

Por John Acosta

El mundo contemporáneo se debate entre la exacerbación de la individualidad, la multiculturalidad, el miedo como construcción, la globalización y la incertidumbre. Bajo dichos presupuestos, la reivindicación del ente sigue incólume su curso, dando como resultante la desnaturalización de los principios éticos y morales en tanto fragmentación de los mismos y el abandono de los elementos ónticos que conduzcan a la pregunta por el ser, por “el ser ahí”, por “el ser en el mundo”. En esta dirección, los programas de humanidades han comenzado a ser relegados a la enseñabilidad, en aras de una pertinencia entendida como “formación para el empleo”, situándose, por tanto, al margen de los procesos de construcción del sujeto, concebido como construcción en tanto el otro. La globalización de la información y las comunicaciones ha permitido la mundialización de la economía y, en sentido inversamente proporcional, la reducción de unos universales éticos no solo a las fronteras nacionales sino también a las del sujeto.

Con el objetivo de compartir los distintos enfoques que las facultades y departamentos de Humanidades de la ciudad de Barranquilla están desarrollando con respecto al quehacer humanístico al interior de cada Alma Mater, el Departamento de Humanidades, de la Universidad Autónoma del Caribe realizará, el 24 y de 25 de mayo próximos, el Primer Simposio de Formación Humanística en la Educación Superior,  dirigido a directivos, docentes y estudiantes universitarios.


Aquí está lo que serán los dos días del Simposio
El Simposio será un espacio de reflexión en donde se socializarán los distintos enfoques humanísticos aplicados en el campo de la enseñanza en cada una de las universidades de Barranquilla. Por lo tanto, también se etablecerá la proyección de las Humanidades en relación con los cambios culturales para el desarrollo de la región.

El simposio se desarrollará en dos jornadas de ponencias: Martes 24,  de 8 a 12 m y de 2- 5pm. Y miércoles 25,  de 8 a 12 m y de 2-5 pm. En cada jornada habrá la presentación de una conferencia del invitado especial y 3 ponencias de las universidades, con un tiempo de duración de 45 minutos y quince minutos de preguntas y respuestas al final de cada jornada. Las actividades se desarrollarán en el sexto piso del Edificio de Posgrado de la Universidad Autónoma del Caribe.

Una vez concluido el Simposio, se dará a conocer el estado del arte de la enseñanza de las humanidades en las Instituciones de Educación Superior de Barranquilla,  el cual se publicará en la revista “PalaBrotas”, del Departamento de Humanidades de la Universidad Autónoma del Caribe.

Esta revista publicará las memorias del Simposio
Para nadie es un secreto el relego al que han sido sometido las humanidades en el mundo. Recientemente, el ministro de Educación, Cultura, Deportes, Ciencias y Tecnología de Japón envió una carta a las universidades de su país para que eliminaran o reformaran las carreras de humanidades para centrarse en las técnicas. Exactamente, el ministro pedía “pasos activos para abolir dichas organizaciones o transformarlas para servir a otras áreas que atiendan mejor las necesidades de la sociedad”.

En Colombia, la situación no es diferente. “De los 189 programas de doctorado que concursaron para recibir becas de Colciencias que permitan financiar a sus estudiantes, sólo 40 pasaron la evaluación preliminar. Ninguno corresponde a ciencias humanas.”, se lee en un informe del diario El Espectador. Hace referencia a la Convocatoria 727, la más grande que ofrece Colciencias para financiar doctorados en nuestro país.  ¿Hay una política deliberada para que las ciencias básicas e ingenierías asuman el liderazgo del desarrollo en detrimento de las ciencias humanas?

El Simposio se ha promocionado en los medios
El mismo informe de El Espectador trae la respuesta por parte del subdirector de Colciencias, Alejandro Olaya: “Sí hay una política. No es velada. Es explícita. Está en los criterios de evaluación de la convocatoria. Ahí declaramos que el 70 % de las becas irían para ciencias básicas e ingenierías y 30 % para otras disciplinas”.


De manera que también el Simposio de la Universidad Autónoma del Caribe se convertirá en un compartir de las dificultades que presenta la formación humanística en las instituciones de educación superior. Y se reflexionará sobre las nuevas tendencias de la formación en Humanidades en el siglo XXI.


Mientras Japón y Colombia acorralan a las humanidades, mi hija de 13 años gana el concurso de cuentos de su colegio

Entradas populares de este blog

Bertha Mejía y “Lucía Arjona” sí son primas, pero en la vida real no fueron tan amigas como las muestra la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta

Por John Acosta
Hay que decirlo de una: sí es cierto que Bertha Mejía y “Lucía Arjona” (como la llaman en la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta) son primas también en la vida real, sí es cierto que ambas fueron mujeres de Diomedes Díaz y tuvieron hijos con él, pero lo que no es cierto es que ellas hayan sido tan amigas en su niñez y juventud, como lo muestra la citada novela. Reconozco una vez más que un dramatizado no tiene por qué ceñirse estrictamente a la realidad, pero me veo en la necesidad de aclarar públicamente unos puntos, como ya lo hice un texto anterior sobre El Mono Arjona en la novela (El Negro Acosta en la vida real) para ver si disminuye la romería de llamadas que recibo a diario para preguntarme sobre estos asuntos faranduleros. Hay otros datos en la obra televisiva, alrededor de estas dos mujeres, que tampoco concuerdan.

¿Por qué Arias fue a la cárcel y Santos a la Presidencia, si los "falsos positivos" fueron peores que Agro Ingreso Seguro?

Por John Acosta
Cualquiera sabe que es peor el escándalo de los “falsos positivos” que el de Agro Ingreso Seguro: ambos son una vergüenza, pero en el primero se atentó contra vidas y en el segundo no, aunque sí se robaron dinero de campesinos necesitados. Sin embargo, al momento de hacer justicia, el ministro responsable del primer caso fue premiado con la  Presidencia de la República y el ministro responsable del segundo, pagó dos años de cárcel ¿Qué hay de diferencia entre los dos titulares de esas carteras? Uno contaba (cuenta todavía) con el favorecimiento del diario El Tiempo y el otro no.

Diomedes Díaz nunca se robó a “Lucía Arjona” de una supuesta boda que jamás existió en la realidad

Por John Acosta
La enorme imaginación del libretista de la novela de Diomedes Díaz, me hizo romperme la promesa de no volver a escribir sobre las inconsistencias de este culebrón con la realidad. Supongo que la razón principal de sacrificar el enorme atractivo de la verdad, que en el caso del difunto artista de la música vallenata supera cualquier fantasía de dramaturgo televisivo, es que la programadora RCN quiere curarse en salud y salirle al paso a futuras demandas de los protagonistas reales con los que no llegó a ningún acuerdo económico para la realización de este remedo de biografía. O posibles demandas de los tantos escritores repentinos que corrieron a  publicar la historia de este cantante fallecido.