Ir al contenido principal

‘La literatura es réplica de la condición humana’: Tatiana Guardiola

Los profesores Vladimir Potostki, Jaime Ríos, John Acosta y Tatiana
Guardiola participaron en el conversatorio basado en la lectura del texto
Cuándo empezó esta guerra
Por Milena Ortiz
En horas de la mañana, el pasado 27 de abril, Ana Sajer, la Coordinadora del Área de Lenguaje y Comunicación del Departamento de Humanidades, junto con los miembros del grupo Metáfora, Ricardo Castro y Elías Segebre, iniciaron la celebración del Día del Idioma y Día Institucional de la Lectura en la Universidad Autónoma del Caribe, con un recorrido por los salones de clase, con el propósito de incentivar aún más el hábito de la lectura en los estudiantes.


Dicha actividad transcurrió de forma amena a través de tertulias en que los estudiantes participaron abiertamente manifestando sus opiniones sobre las lecturas realizadas a medida que relacionaban esta práctica con su diario vivir, contando también experiencias de obras que los hayan impactado como persona. En consecuencia, se tuvo un espacio en que los jóvenes pudieron tratar temas ajenos a su clase, pero que igualmente los forman como profesionales integrales.

La coordinadora del área de Lenguaje y Comunicación del Departamento de
Humanidades e integrantes del Grupo Metáfora reflexionaron en los salones
de clases sobre la importancia del hábito de la lectura
Luego, terminada la actividad en los salones de clase, a las 10 de la mañana, se dieron cita profesores y estudiantes en la Biblioteca Benjamín Sarta para participar en el conversatorio basado en el artículo de la Revista Semana ‘¿Cuándo empezó esta guerra?’, el cual hace referencia al origen y las causas del conflicto armado en Colombia; temática desarrollada desde diferentes puntos de vista, de acuerdo a la disciplina de los interlocutores.

Se contó con la participación del sociólogo Jaime Ríos, quien inicialmente contextualizó a la audiencia sobre los orígenes del conflicto en Colombia, para luego hacer referencia a la llamada ‘reincidencia’, relacionándolo con el papel del victimario en la guerra, que considera que debe pedir perdón para que así, en la memoria histórica se recuerde lo que ya se perdonó, más que simplemente lo que ya pasó. Para esto, explica que desde las Ciencias Sociales se debe educar sobre el perdón, siendo que lo más complicado no es aprenderlo, sino llevarlo a la práctica.

Igualmente, el Director del Departamento de Humanidades, John Acosta, enfocó su intervención hacia la paz, planteando que los procesos y conversaciones con las guerrillas actuales no serán duraderas si no se trata a las victimas resentidas que dejó el conflicto, considerando que si los actores no pagan de alguna manera por los daños causados, el proceso del posconflicto se verá afectado por las victimas que buscarán venganza por su cuenta, ya que el Estado no lo hizo por ellos.



Sin embargo, Vladimir Potoski, docente de Humanidades, manifestó que no se puede esperar que los victimarios estén dispuestos a ir a la cárcel, basado en lo dicho anteriormente por el presidente Juan Manuel Santos. Aun así, Potoski expresó que ‘el colombiano es recursivo’, citando al fallecido Gabriel García Márquez, para decir que eventualmente se encontrará la manera de solucionar el conflicto, ya sea a través de los Tribunales de Justicia Transicional u otro medio.

Por su parte, la escritora invitada, Tatiana Guardiola, autora de libros de cuentos como ‘No me esperen mañana’ y ‘Antiguos placeres’, hizo un recorrido universal sobre la literatura de guerra, mencionando obras basadas en la Primera y Segunda Guerra Mundial, entre otros momentos de conflicto en la historia de la humanidad, con el fin de dar a conocer que en Colombia existen pocas obras que hablen de la historia de violencia que ha vivido el país, lo que genera que no se sepa a ciencia cierta en qué momento y por qué razón empezó esta guerra.

Por esto, la escritora manifestó que ‘la literatura es réplica de la condición humana’, razón por la cual se hacen necesarias las memorias, que ayuden a definir quién es quién dentro del conflicto, para que de esta manera se pueda comenzar un proceso de paz en la sociedad. Al respecto, el sociólogo Jaime Ríos correspondió diciendo que el posconflicto se inicia en la academia, en los colegios y universidades que instruyan en este proceso que es más complejo que el conflicto mismo.

Integrantes del grupo de teatro de Bienestar Universitario, de la
Universidad Autónoma del Caribe
Así también, se contó con la participación de los asistentes, entre ellos, el catedrático del Departamento de Ingeniería de Sistemas, Leonardo Chico, que trajo a colación la parte psicológica de los mismos involucrados en el conflicto, haciendo énfasis en los victimarios quienes se les ha enseñado a solucionar problemas de una forma totalmente diferente, por lo que la sociedad se verá afectada en el momento en que estos se vean incluidos en ella.

En horas de la tarde, en la plazoleta de la Universidad Autónoma del Caribe, el grupo de teatro del Bienestar Universitario, bajo la dirección de Jorge Baena, en colaboración con el Departamento de Humanidades, presentó el sketch basado en la lectura de 'Saber leer otros lenguajes', narrando la historia de dos niños que debaten sobre qué ver en la televisión, a medida que pasaban los canales y los programas eran representados por los actores en el centro de la plazoleta, quienes a su vez interactuaban con los espectadores.




De esta manera, se concluyó la celebración del Día del Idioma y Día Institucional de la lectura, siendo que desde cada uno de los salones de clase en que se realizaron las actividades, el conversatorio que tuvo múltiples participaciones y con los espectadores de la obra de teatro, se logró el propósito de motivar a la apropiación de saberes a través de procesos de lectoescritura que favorezcan el desarrollo del pensamiento crítico y reflexivo a través del diálogo y el lenguaje.

Entradas populares de este blog

Bertha Mejía y “Lucía Arjona” sí son primas, pero en la vida real no fueron tan amigas como las muestra la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta

Por John Acosta
Hay que decirlo de una: sí es cierto que Bertha Mejía y “Lucía Arjona” (como la llaman en la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta) son primas también en la vida real, sí es cierto que ambas fueron mujeres de Diomedes Díaz y tuvieron hijos con él, pero lo que no es cierto es que ellas hayan sido tan amigas en su niñez y juventud, como lo muestra la citada novela. Reconozco una vez más que un dramatizado no tiene por qué ceñirse estrictamente a la realidad, pero me veo en la necesidad de aclarar públicamente unos puntos, como ya lo hice un texto anterior sobre El Mono Arjona en la novela (El Negro Acosta en la vida real) para ver si disminuye la romería de llamadas que recibo a diario para preguntarme sobre estos asuntos faranduleros. Hay otros datos en la obra televisiva, alrededor de estas dos mujeres, que tampoco concuerdan.

¿Por qué Arias fue a la cárcel y Santos a la Presidencia, si los "falsos positivos" fueron peores que Agro Ingreso Seguro?

Por John Acosta
Cualquiera sabe que es peor el escándalo de los “falsos positivos” que el de Agro Ingreso Seguro: ambos son una vergüenza, pero en el primero se atentó contra vidas y en el segundo no, aunque sí se robaron dinero de campesinos necesitados. Sin embargo, al momento de hacer justicia, el ministro responsable del primer caso fue premiado con la  Presidencia de la República y el ministro responsable del segundo, pagó dos años de cárcel ¿Qué hay de diferencia entre los dos titulares de esas carteras? Uno contaba (cuenta todavía) con el favorecimiento del diario El Tiempo y el otro no.

Diomedes Díaz nunca se robó a “Lucía Arjona” de una supuesta boda que jamás existió en la realidad

Por John Acosta
La enorme imaginación del libretista de la novela de Diomedes Díaz, me hizo romperme la promesa de no volver a escribir sobre las inconsistencias de este culebrón con la realidad. Supongo que la razón principal de sacrificar el enorme atractivo de la verdad, que en el caso del difunto artista de la música vallenata supera cualquier fantasía de dramaturgo televisivo, es que la programadora RCN quiere curarse en salud y salirle al paso a futuras demandas de los protagonistas reales con los que no llegó a ningún acuerdo económico para la realización de este remedo de biografía. O posibles demandas de los tantos escritores repentinos que corrieron a  publicar la historia de este cantante fallecido.