Biografía de Humberto De la Calle


Humberto De la Calle, a muy temprana edad, como muchos, tuvo que huir de su tierra natal por causa de la guerra.  Hijo de una docente de provincia.  Su padre, Honorio de La Calle, era trabajador en la Central Hidroeléctrica de Caldas y su madre, Georgina Lombana, era educadora de profesión. Estudió en una universidad pública. Lo detuvieron en diversas ocasiones por velar por una educación pública de calidad. Pronto De la Calle, se convirtió en jurista y profesor destacado.

Humberto de la Calle, desde que tenía 20 años, está casado con Rosalba Restrepo con quien tuvo tres hijos (Natalia, Alejandra y Jose Miguel) y seis nietos, todos hombres.
Cuando ejerció como Registrador Nacional, en los años 80´s, expidió la primera cédula para una persona transgenero y en los años 90, De La Calle lideró la construcción de la Constitución de 1991.


Nació en Manzanares (Caldas) pero hizo su carrera en Manizales. Se graduó en 1969 de la Universidad de Caldas e inicialmente trabajó como abogado. Empezó su carrera a finales de los años ochenta en su departamento, cuando pasó de ser decano de Derecho de la Universidad de Caldas, a ser como Secretario de Gobierno del Departamento.

Cargos:
Junto con Álvaro Gómez Hurtado (qepd), Antonio Navarro y Horacio Serpa,
en la deliberaciones de la Asamblea Nacional Constituyente de 1991
  • Juez Penal y Municipal de Salamina
  • Registrador Nacional del Estado Civil 1982-1986
  • Magistrado de la Corte Suprema de Justicia 1986
  • Representante del Gobierno en la Asamblea Nacional Constituyente 1991
  • Ministro de Gobierno 1991-1993
  • Designado Presidencial 1992
  • Vicepresidente de la República 1994-1996
  • Embajador de Colombia ante España 1996
  • Embajador ante Reino Unido 1998-2000
  • Ministro del Interior 2000-2001
  • Embajador de Colombia ante la OEA 2001-2003
  • Presidente de la comisión permanente de la OEA 2007-2012
  • Columnista del Espectador 2007-2012
  • Jefe del Equipo negociador del Gobierno con las FARC-EP 2012-2016

De La Calle nunca ha dejado de ejercer su profesión de abogado. Tuvo una firma de abogados que compartía con su hijo José Miguel, quien debió renunciar a su cargo como Superintendente de Industria y Comercio cuando De la Calle aceptó un nuevo cargo en el Estado.

De La Calle fue jefe negociador por el gobierno de Juan Manuel Santos en el proceso de paz que puso fin al conflicto más antiguo del continente. Un conflicto que dejó más de ocho millones de víctimas y que todos creían imposible de acabar: la guerra contra las Farc.

Su contrato con el Gobierno acabó en marzo de 2017, después de que el Acuerdo fue renegociado con los sectores opositores y arrancaba su reglamentación en el Congreso.

Con Clara López, su fórmula vicepresidencial en las elecciones a la Presidencia
de Colombia, en 1918
Después de eso se dedicó a su aspiración presidencial, en la que tendió puentes con varios sectores que defendieron el Sí en el plebisicto e impulsaron la renegociación del Acuerdo, especialmente jóvenes universitarios. A la vez, buscó el aval liberal, para lo que tuvo el apoyo del ex presidente Gaviria, elegido presidente del Partido en julio de 2017.

Tras una dura negociación con los otros aspirantes, incluyendo un decálogo que se negaron a firmar Viviane Morales y Sofía Gaviria (y que las dejó claramente en una disidencia liberal) y el retiro del senador Juan Manuel Galán por pedir que se postergara la decisión hasta las elecciones legislativas de marzo de 2018, De La Calle se enfrentó al ex ministro de Interior Juan Fernando Cristo en una consulta abierta el 19 de noviembre.
Al ganarla, se convirtió en el candidato oficial de su partido.

(Tomado de su página web y de La Silla Vacía)

Artículos relacionados:

Biografía de Clara López Obregón

Biografía de Juan Manuel Santos

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Bertha Mejía y “Lucía Arjona” sí son primas, pero en la vida real no fueron tan amigas como las muestra la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta

El Mono Arjona de la novela de Diomedes Díaz es la antítesis de El Negro Acosta de la vida real

Diomedes Díaz nunca se robó a “Lucía Arjona” de una supuesta boda que jamás existió en la realidad