Ir al contenido principal

El origen de los Acosta en La Junta y algunos aspectos históricos sobre esta población

Dos vistas aéreas de La Junta (fotos cortesía de Fabián Acosta)

Por Afranio Acosta Mendoza

No se tiene conocimiento de la fecha exacta de fundación de La Junta. Se cree que fue a partir de 1700 y sus primeros moradores fueron las familias Acosta, Maestre y Daza, todas de origen español.

Entre las anécdotas de la época, una de ellas cuenta que doña Isabel Acosta, una rica hacendada del caserío, tenía tanto ganado que podía vender hasta cien novillos de un mismo color y del que el comprador escogiera.

En el último decenio correspondiente a la primera mitad del siglo XIX (diecinueve), residían en La Junta, además de los descendientes de los primeros moradores del pueblo a partir de 1700, varias familias también de origen español, como los Cuello, los Gutiérrez, los Hinojosa, los Sarmiento, los Romero y los antepasados de los Sierra, estos últimos moradores del caseríos a partir de la segunda mitad del siglo XIX.


Aspectos de La Junta hoy (Fotos cortesía de Fabián Acosta)
Se menciona a una dama de apellido Acosta (¿Cuál era su nombre?), casada con un francés de apellido Lacouture, ascendiente del doctor Hugues Manuel Lacouture. (Sobre este dato, el autor de Comarca Literaria investigó y encontró lo siguiente: En 1852, casó don Hugens Lacouture Cevene con doña María Asunción Acosta Mestre, nacida en La Peña, hija mayor de don Félix Acosta Daza y doña Alejandrina Mestre Daza, familia muy reconocida en San Juan del Cesar).

En referencia a los hermanos José Antonio Acosta y José Dolores Acosta (quienes con su hermana doña Isabel Acosta –Mama Niña- fueron los primeros Acosta en llegar a La Junta), progenitores del Acosta Gonzáles y del Acosta Maestre, respectivamente, estos llegaron a Riohacha en compañía de su hermana Isabel Acosta, después de un percance ocurrido en el mar Caribe como consecuencia de una avería presentada en el barco que los conducía desde España. Desde Riohacha, emprendieron una travesía hacia el sur de La Guajira, pasando por el sitio denominado La Sierrita, en jurisdicción de San Juan del Cesar, hasta llegar a La Junta, donde se radicaron, estableciendo allí una de las familias más distinguidas de la población: Los Acosta, cuya raigambre permanece en el tiempo por la corroboración con afirmaciones que, al respecto, siempre han hecho habitantes del pueblo y por el reconocimiento de reputadas personalidades pertenecientes a prestantes y arraigadas familias de La Junta , como los Cuello, los Gutiérrez y los Lacouture. Así  lo confirman también esclarecidos pedagogos, como el preclaro educador banqueño don Francisco Molina Sánchez, quien, en más de una ocasión, hizo los mejores comentarios sobre los Acosta. Y don Joaquín Sierra Cuello, insigne hijo de La Junta, que con la hidalguía que lo caracterizaba y sin jactancia de su propio origen, decía, refiriéndose a la familia Acosta: “Gentes de noble cuna, de sanas costumbres y de finos modales; son mejores que yo”.

Tres hermanos de la tercera generación de los Acosta en La Junta: Luis
Miguel, El Tone, arriba; Isabel Dolores, Chave, y Alejandro Antonio, El
Nunche. Eran siete hermanos de padre (Miguel Ángel Acosta, hijo de José
Antonio Acosta, primera generación) y madre (Isabel María Acosta, hija
de José Dolores Acosta, primera generación); es decir, Miguel Ángel e
Isabel María eran primos hermanos
Doña Isabel Acosta, que fue conocida como “Mamá Niña”, estableció sus haciendas ganaderas en el paraje denominado “Mamá Niña”, situado en el piedemonte del cerro La Gamarrúa, al norte de La Junta.

Hijos de José Antonio Acosta y de Carmen González fueron: Miguel Ángel, Jenara, Eleuteria, Félix, Cesatina, José de Jesús (Chuchú) y Tomasa Acosta González.

Fueron hijos de José Dolores Acosta y de Isabel Maestre: Isabel María, Emiliano, Demetrio, José  Dolores y Pedro Acosta Maestre.

Miguel Ángel Acosta (hijo mayor de José Antonio y de Carmen González) contrajo matrimonio con su prima hermana Isabel  María Acosta (hija mayor de José Dolores Acosta y de Isabel Maestre), fijó su residencia en La Junta y estableció una finca en el sitio denominado Fundación, al norte de La Junta en la margen derecha del rio Santo Tomás.

Aspectos de La Junta actual (fotos cortesías de Fabián Acosta)
Su hermano Félix, contrajo matrimonio con Antonia Martínez, dama dotada de innatas cualidades poéticas, natural de Valledupar; estableció su residencia en La Junta y una finca en el paraje La Despensa, al noroeste de Fundación, cerca del río San Francisco, que concluye con el río Santo Tomás en la población de La Junta.

Jenara se radicó en las afueras de San Juan del Cesar, a pocos metros de la margen derecha del río Cesar, en el sitio que después fue conocido como El Hatico de Jenara, enseguida de la Ye que forman las carreteras que conducen a La Junta y a Los Haticos.

Eleuteria se estableció en Valledupar; Cesarina, en Atánquez; Tomasa, en Patillal y José de Jesús (Chuchú Acosta) en La Junta.


Los hermanos Acosta Maestre se radicaron en La Junta; uno de ellos, Demetrio, conocido como Mecho Acosta, tuvo una finca en el Cerro de La Gamarrúa, al norte de La Junta, que se conocer como “Cerro ‘e Mecho”, seguramente, debido a que Demetrio solía vivir en su finca ubicada en dicho sitio.

Artículos relacionados:















Comentarios

Entradas populares de este blog

Bertha Mejía y “Lucía Arjona” sí son primas, pero en la vida real no fueron tan amigas como las muestra la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta

Por John Acosta
Hay que decirlo de una: sí es cierto que Bertha Mejía y “Lucía Arjona” (como la llaman en la novela Diomedes Díaz, el Cacique de La Junta) son primas también en la vida real, sí es cierto que ambas fueron mujeres de Diomedes Díaz y tuvieron hijos con él, pero lo que no es cierto es que ellas hayan sido tan amigas en su niñez y juventud, como lo muestra la citada novela. Reconozco una vez más que un dramatizado no tiene por qué ceñirse estrictamente a la realidad, pero me veo en la necesidad de aclarar públicamente unos puntos, como ya lo hice un texto anterior sobre El Mono Arjona en la novela (El Negro Acosta en la vida real) para ver si disminuye la romería de llamadas que recibo a diario para preguntarme sobre estos asuntos faranduleros. Hay otros datos en la obra televisiva, alrededor de estas dos mujeres, que tampoco concuerdan.

¿Por qué Arias fue a la cárcel y Santos a la Presidencia, si los "falsos positivos" fueron peores que Agro Ingreso Seguro?

Por John Acosta
Cualquiera sabe que es peor el escándalo de los “falsos positivos” que el de Agro Ingreso Seguro: ambos son una vergüenza, pero en el primero se atentó contra vidas y en el segundo no, aunque sí se robaron dinero de campesinos necesitados. Sin embargo, al momento de hacer justicia, el ministro responsable del primer caso fue premiado con la  Presidencia de la República y el ministro responsable del segundo, pagó dos años de cárcel ¿Qué hay de diferencia entre los dos titulares de esas carteras? Uno contaba (cuenta todavía) con el favorecimiento del diario El Tiempo y el otro no.

Crisis en Uniautónoma del Caribe: ¿y mi derecho al silencio?

Por John Acosta
El pasado 30 de enero venció el plazo para pagar la primera cuota del acuerdo al que me vi obligado a firmar con la oficina externa de cobranza que contrató el Banco de Occidente para llevar ante la justicia el cobro de la deuda que adquirí hace cinco años con esa entidad crediticia para la compra de mi carro de baja gama. No pude cumplir con ese pago y todavía no sé cuándo podré hacerlo, pero sí puedo vislumbrar las consecuencias lógicas que esa situación puede acarrear: me quedaré sin el transporte con que llevo a mis hijas al colegio. En realidad, es la segunda o tercera vez que me toca hacer este tipo de arreglos con la misma institución bancaria por el mismo crédito y por la misma razón de hace unos dos años, que es la que motiva la redacción del presente texto.
El mismo mes y año que me entregaron el carro, recibí la casa nueva: enero de 2013. La casa, que la compré en planos, la había empezado a pagar unos cuatro años antes. Ambos, la casa y el carro, son los dos …