Buscar este blog

sábado, 11 de enero de 2014

¿La pedantería de Fuad Char ha sido doblegada en Barranquilla?

Por John Acosta
Fuad Char

A la conocida soberbia de Fuad Char, hay que modificarle un poco  lo que le dijo el cantante Diomedes Díaz a las mujeres: “Lo que pasa es que Fuad Char cree que el mundo es de él y lo demás vivimos arrendao. Y así no es”.  Esta última expresión es la que le debe resonar en su conciencia, cada vez que se topa en las calles de Barranquilla con una sede de Almacenes Éxito o de Carrefour, ahora Yumbo. La verdad, ese “y así no es” le ha quedado demostrado, por lo menos, en dos ocasiones, pues los analistas le atribuyen a él, actuando entre bambalinas, todas las artimañas jurídicas y políticas que surgieron para impedir que estas dos grandes cadenas de hipermercados llegaran a competirle a Súper Almacenes Olímpicas –SAO- en su propia casa. Trataremos solo estos dos casos para no meternos en la tremenda bofetada que le dieron los gringos a su pedantería, cuando le negaron la visa para ingresar a Estados Unidos.

El comienzo del segundo milenio de nuestra era tuvo un sabor amargo para el elevadísimo ego de Fuad Char: Almacenes Éxito anunció que abriría su primer hipermercado en la costa Caribe colombiana, exactamente en Barranquilla. Para eso, adquirió los terrenos donde funcionaba el Colegio Alemán, ubicado en la carrera 51B, entre calles 87 y 90. Era un lote de 45.000 metros cuadrados. La idea de los inversionistas paisas era abrir en diciembre de 2003; sin embargo, a pesar de las trabas y obstáculos que les pusieron, inauguraron un mes antes: el 23 de noviembre de 2003. Fue el almacén número 21 de toda la cadena en el país.

Éxito de la 51B, en Barranquilla
Tuvo que ser un duro golpe para el orgullo potenciado del accionista mayoritario de SAO. El primer obstáculo que le pusieron a los del Éxito fue que esa zona no era para construir centros comerciales, pues era residencial y escolar. No obstante, la Administración Distrital aprobó el cambio de usos del suelo entre las carreras 51B y 53 con calles 87 y 90, a través de la Resolución 01 del 7 de diciembre 2000, durante el periodo de Bernardo Hoyos. Con base en esta decisión, la Curaduría Urbana Número 2 otorgó la licencia de construcción al Éxito.

Entonces, el abogado Carlos José Torrente Bautista interpuso una Acción Popular que buscaba anular la resolución del Distrito mediante la cual se cambiaron los usos del suelo para que la cadena Éxito pudiera construir su nuevo almacén en esta ciudad. El Concejo de Barranquilla decidió unirse a esta acción judicial. La propuesta de coadyuvar el proceso fue del concejal Carlos Hernández.

Según el concejal, el proyecto de Almacenes Éxito presentaba una serie de irregularidades en el plan de manejo ambiental y en sus planos arquitectónicos, lo que traería como consecuencia la tala del 90 por ciento de la flora que rodea el sector donde estaría ubicado y la anulación de las zonas verdes. El 28 de agosto de 2002, el Tribunal Administrativo del Atlántico admitió una acción de nulidad contra la Resolución 01 y ordenó la suspensión provisional de su articulado, mientras se adelantaba la investigación. El caso estuvo a cargo del magistrado Enrique Llinás Salazar. (El Tiempo 6 de septiembre de 2002).

Sobre el tema, el vicepresidente de Planeación y Expansión de Éxito de esa época, Carlos Duque Uribe, le dijo al diario El Tiempo, en nota publicada el 13 de agosto de 2002, que, en lo legal, el proyecto estaba en regla, con licencias revalidadas para la demolición y la construcción, y que, sobre el particular, existe una relación muy cordial y buena con la Alcaldía Distrital.  Ya ellos venían de librar una batalla similar en Bogotá, cuando intereses de la competencia se opusieron, en 1999, a la construcción de la sede de ese almacén, en la calle 134 con carrera 9A, sector del Country, de la capital del país.

El caso Carrefour

Carrefour de la calle 76, Barranquilla
La cadena francesa de hipermercados Carrefour anunció que, a comienzos del año 2005, Barranquilla tendría el primer almacén de este gigante europeo. La nueva tienda estaría localizada al frente del Country Club y muy cerca de la sede de la Cámara de Comercio, donde era la antigua casa de la familia Santo Domingo. El lote tiene una extensión de 15.081 metros cuadrados. Cabe recordar que el ingreso de Carrefour al país en 1998 estuvo ligado con el grupo empresarial Bavaria hasta el año 2004, cuando Valores Bavaria dejó de ser uno de sus principales accionistas. Era obvio que con su incursión en Barranquilla, Carrefour le pisaba los talones a la cadena Olímpica (Haga clic aquí para leer el caso de un altercado de un cliente con Olímpica).

El Ministerio de Cultura presentó reparos a la construcción de un Carrefour en el barrio el Prado de Barranquilla. La posición del ente gubernamental, a su vez, respondía a una denuncia del denominado Grupo Defensa del Barrio El Prado-Unión Ciudadana , que rechazaba la escogencia del sitio - carreras 55 y 56 entre calle 75 y 76- no solo por las eventuales congestiones vehiculares, sino porque estaba vinculado al patrimonio arquitectónico de la ciudad. Según explicó el alcalde de la época, Guillermo Hoenigsberg, la información que se tenía en Planeación Distrital, las curadurías urbanas y el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) indicaban que Carrefour había cumplido con todas las normas para construir el hipermercado: el lote fue desafectado en sus usos desde el año 2003. "Carrefour va porque va", dijo Hoenigsberg en ese entonces. (Ojalá la alcaldesa actual de Barranquilla, Elsa Noguera, hiciera lo mismo: "Uniautónoma F.C. juega aquí porque juega").

El Comité Ciudadano de Defensa del Barrio El Prado envió directamente a la casa matriz de Carrefour en Francia comunicaciones haciendo sus observaciones al proyecto. Incluso, la polémica llegó hasta la Procuraduría en Colombia ante el rechazo de la comunidad a la idea de demoler la antigua Casa Santo Domingo, comprada a la Fundación Mario Santo Domingo. Los vecinos del sector alegaban la preservación de la casa por su valor histórico. El 8 de enero de 2005 fue inaugurado este almacén, con un diseño acorde con el entorno del barrio patrimonial. Era la tienda número 16 de esta cadena en el país.


Hay una tercera batalla que perdieron los Char en Barranquilla: el caso del conjunto residencial  Altos del Campo, en el que se incluye al autor del presente texto, pero eso merece un artículo aparte. ¿Cuál será el desenlace de la nueva disputa de Fuad Char de no dejar jugar al equipo de fútbol Uniatónoma F. C. (Clic aquí para leer nota sobre este equipo) en los dos estadios de este deporte en Barranquilla? La palabra la tiene la alcaldesa Elsa Noguera: dos antecesores suyos le dieron ejemplo en este sentido.