Buscar este blog

jueves, 11 de mayo de 2017

Walter Bernett: homenaje al caballero que se fue

Por John Acosta
Nunca tuve un disgusto con él, lo cual podría interpretarse como que no fue una amistad sincera, pues entre verdaderos amigos siempre habrá diferencias; sin embargo, quienes lo conocieron saben de sobra que con Walter Antonio Bernett Iguarán no se podía tener mortificaciones porque él era, por encima de todo, un caballero que respetaba las diferencias. Lo conocí hace 15 años, cuando llegué a la Universidad Autónoma del Caribe como catedrático a la entonces Facultad de Comunicación Social -Periodismo (hoy Programa de Comunicación Social-Periodismo) y él ya tenía 15 laborando allí como profesor de Radio. Despedirlo hoy, cuando inició su viaje de no retorno, arruga el alma.
Y es que su caballerosidad no estaba solo en su forma de ser, que ya sería suficiente. Se reflejaba en todo lo que tenía que ver con él: en el brillo eterno de sus zapatos impecables, en su camisa manga larga cuidadosamente escogida para que pareciera única e irrepetible posada sobre su humanidad y los pliegues bien definidos en su justas proporciones de su elegante pantalón. La memoria del alma seguirá sintiendo por siempre el aroma de su fino perfume en los pasillos de nuestra querida universidad. Hasta el corte perfecto de su cabello, que siempre pareció reciente, exaltaba el concepto que las mujeres tenían de él: era un gentleman.