Buscar este blog

miércoles, 31 de agosto de 2016

Lo que se da en las celebraciones bomberas

 Si es cierto eso de que “somos lo que damos”, entonces, la índole de este corregimiento está tocada por la creatividad, el entusiasmo y el arte de no ir con las manos vacías: el arte de dar.

Texto y fotos: Linda Esperanza Aragón

Hay que ser ocurrentes para no llegar con las manos vacías a un cumpleaños, matrimonio, o grado. Cuando hay una “recocha”, los invitados se las ingenian para sorprender al agasajado. Asistir es bonito, pero dar es armonioso.

Bomba, Magdalena, se dinamiza cuando se van entregando las tarjetas de invitación de casa en casa. “¡Hoy la recocha va a está buena!”, es la expresión que más repite. Todos emocionados están atentos a que llegue la hora del festín para emperifollarse y perfumarse. Pero hay algo que es esencial y que requiere de creatividad: el regalo.