Buscar este blog

domingo, 25 de enero de 2015

Vecinos, felices porque Grama Construcciones inició trabajos de pavimentación en sector que faltaba de Villa Campestre

Por John Acosta

Los vecinos del boulevard Ciudad del Mar están que brincan en un  solo pie. La razón es que ya hay maquinaria pesada trabajando en lo que parece ser la pavimentación de un carril del sector destapado de la doble calzada de esta vía urbana. En buena hora. Incluso, ya ha sido retirado el enorme basurero que se había formado en el sitio. Como si esto fuera poco, que ya es bastante, también fue limpiado el monte que rodeaba la zona y que era foco de zancudos y todo tipo de animalejos que amenazaban la tranquilidad de los residentes en este lugar. En Comarca Literaria valoramos el esfuerzo que está haciendo Grama Construcciones para cumplirles este compromiso a las decenas de familia que confiaron en esta empresa y le compraron casas y apartamentos.


Así se vivía la crueldad del invierno
En honor a la verdad, se nos había hecho raro que una organización seria como Grama Construcciones se había demorado tanto para pavimentar los escasos 500 metros que faltaban de la doble calzada de este boulevard. Desconocemos el cronograma de obras que tiene establecido este emporio de la construcción, pero consideramos que se hacía urgente la culminación del tramo en cuestión por la razones que expusimos en los dos artículos anteriores en que nos referimos al tema.

Así era en verano
No eran, por supuesto, caprichos nuestros. Ni más faltaba. En invierno, ese tramo se convertía en un lodazal impresionante que lo hacía intransitable, además de las hordas de zancudos que anidaban en las aguas estancadas en ese lugar: fueron muchos los residentes afectados por el chikunguya, incluyendo al autor del presente texto. Y en verano, los carromuleros depositaban escombros y, en general, todo tipo de material sólido, supone uno que con la cándida intención de tapar los huecos dejados por los charcos de las lluvias, aunque esa aparente buena actitud inicial se convirtiera, después, en el odioso talante que los caracteriza de convertir las calles destapadas en basureros urbanos. Además del vertedero de deshechos, la falta de lluvias también traía como consecuencia el polvorín constante de los carros que osaban transitar diariamente por ahí, que, obviamente, no eran pocos.

A los moradores de este importante sector nos tiene extrañado, por decir lo menos, el desdeñoso comportamiento de las autoridades municipales de Puerto Colombia frente a este tema. Nos sentimos abandonados por los funcionarios de la Alcaldía de este querido municipio, a pesar de que hemos cumplido con el pago oportuno de nuestros impuestos, incluyendo el predial, que no es, para nada, barato.

Por todo eso, es que celebramos felices el que Grama Construcciones haya iniciado trabajos de pavimentación en uno de los carriles de la doble calzada de esta vía. Es muy importante constatar que no nos equivocamos al confiar en esta empresa para adquirir las casas y los apartamentos que ellos construyeron. Registramos, también, con mucha complacencia, los trabajos que esta constructora ha realizado en el embellecimiento del separador de este mismo boulevard.

Hemos hablado de los trabajos de pavimentación en “uno” de los dos carriles del sector destapado de esta doble calzada. Tenemos la certeza plena de que no se demorarán en comenzar a laborar para pavimentar el “otro” carril de esta importante vía. Ahora sí, sin ironía y con la mayor sinceridad: ¡gracias, Grama Construcciones!

Artículos relacionados:

¿Por qué las autoridades de Puerto Colombia no obligan a la constructora Grama a cumplir sus compromisos en Villa Campestre?

Este basurero es el regalo de Navidad que la Alcaldía de Puerto Colombia y Grama Construcciones les dan a los vecinos del corredor universitario